El efecto Mateo.

 

A quien tiene, tendrá. ¿Ocurre lo mismo con la maldad?

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.