109118554754144342

Luis Rull  

Peligro y Arcadi
Nada más

http://www.arcadi.espasa.com/000240.html

La retórica a favor de la guerra suele estar basada en la peligrosidad de Saddams.
La retórica en contra de la guerra suele estar basada en el precio del barril de petróleo en dolares o en euros.

Puedo medir el precio del petróleos. ¿Puedo medir la peligrosidad de Sadam?

Endogrupos y exogrupos

Endogrupos y exogrupos

Luis Rull  

¿Cómo afectan a nuestras vidas las características de los que nos rodean?
¿Les afectan a ellos las nuestras?
Como soy sociólogo, debo decir que creo profundamente en la respuesta positiva a esas preguntas. Y no es sólo porque sean unos de los postulados de la existencia de la disciplina, sino porque cada vez que pongo la hipótesis a prueba, sale indemne. Es posible que me salga un cisne negro uno de esto días, pero hasta ahora sólo he encontrado cisnes blancos.

La hipocresía es uno de las cosas que más te asombran cuando te acercas a un grupo distinto al tuyo y te sueltan algún detalle interno. Uno puede ver cómo los dos niveles de interacción entre personas, el revelado y el oculto, pueden tener diferencias irreconciliables. Lo que uno cree sobre otras personas se va recomponiendo constantemente, ya sea porque incorporamos nueva información o porque vamos olvidando información y reteniendo otra.

¿Cómo de impresentable puede ser un grupo de personas adultas, educadas, cultas, divertidas, con algo de dinero y «de izquierdas» en una ciudad como Sevilla? En una clase reciente, un profesor alemán nos hablaba de cómo lo que él denominaba «deseabilidad social» podría arruinar una encuesta o investigación. Tratábamos los distintos tipos de errores de medida que podría tener una investigación y, criticando la suya propia, nos habló de lo difícil que era en algunas ocasiones evitar ese error. Cuando quieres saber si una población es antisemita no te queda más remedio que preguntarle a la gente algo parecido a que si los judíos controlan el mundo, o si son inferiores o, algo así ¿Cómo hacerle a una persona una pregunta para saber si es un cabrón?

De la misma manera, es difícil llegar hasta lo cotidiano de las personas, hasta sus convicciones o ideas que una persona tiene realmente. ¿Cómo saber que una amiga piensa en la bondad de quien es capaz de ponerle los cuernos a su pareja y, jactándose de ello, humillar lo/la? Porque, en frío, te dirá que es una ignominia, que no ha tenido el más mínimo respeto, etc.,… Pero ¿podría reírse si la diferencia de edad es muy grande, si la otra persona es muy atractiva o famosa?

Un dicho decía que lo único que tenían en común los comunistas y los católicos es que caían siempre en la trampa de pensar que sus enemigos eran tontos y, claro, se pegaban unos batacazos impresionantes. Va a ser que los “progres” y los “conservadores tramontanos” van a tener en común su hipocresía. La dictadura de lo políticamente correcto en el sur más atrasado de Europa.

109086358888044604

Luis Rull  

Gran fin de semana en Londres

Necesitaba descansar un poco. Los amigos, los buenos amigos, me dan descanso al ánimo. Me permiten usarlos para poder seguir adelante en mejores condiciones. Les chupo la energía, la alegría, me quitan presiones e inseguridades.

jm es fantástico

Betrayals in war are childlike compared with our betrayals during peace

Luis Rull  

«Betrayals in war are childlike compared with our betrayals during peace»

El paciente inglés

¿Estamos en guerra o en paz? Traiciones durante la guerra son  justificadas por el fin que monopoliza las acciones humanas¨: la victoria. Pero durante la paz, durante los momentos en los que uno siente o cree que el otro tendrá un comportamiento racional, o previsible (puede darse el caso de individuo que actúa inmoralmente o con engaños para aumentar su beneficio o conforme a su propio interés)

El problema surge cuando se rompe ese marco de previsibilidad, cuando no esperamos ese comportamiento ni lo asimilamos a una postura egoísta. Cuando nos duele la ilusión de que podemos controlar o prever el mundo.

109015860794717705

Luis Rull  

NOCHE EN ESSEX UNIVERSITY
Buena noche la de ayer… Algunas cosas claras: Algunos me quieren. Otros quizás. Unos me escuchan, unos me sugieren nuevas ideas, hacen que mi imaginación explote. Otros me dan miedo, desconfianza de sus palabras, sus sonrisas y sus caricias… ¿Por qué no sabré detener cuando pasan estas cosas? ¿Por qué Van Morrison no me falla nunca? (Ahora escucho All Work And No Play, con su ritmo machacón, Makes Jack a dull chap)
 
Guillermo estuvo muy cariñoso. Parece que perdona todos mis silencios, mis ignorancias, mi aparecía de desinterés. Me llegó al alma su sincero abrazo. Es posible que con un solo gesto, con una sola sonrisa, una persona te delate su complicidad en tus (sus, nuestros) crímenes contra el resto del mundo. Si el mundo conspira, nosotros conspiramos en el club secreto de los que quieren sobrevivir. Querido Guillermo: gracias, las palabras nos sobran, las miradas nos bastan, los abrazos nos dan vida.
 
Bajando con los chicos españoles hacia el last order de las 10.30 me retraso un poco y me encuentro con el profesor de Escalas, Wijbrandt H. van Schuur. Un holandés mayor, gordo, con barba de Papa Noel algo panocha, camiseta juvenil pegada al cuerpo, michelón desvergonzado (es decir, sin verguenza de él) algo sudoroso: buen tipo. Fancy a beer? Bueno, no he encontrado muchas cara conocidas en el pub, pero ahora que vienes tu… Te invito. No, permítame que le invite yo. No insiste y pago yo 1.80 por cada pinta de… por supuesto, Grolsch. Nos ponemos a hablar de literatura: le encanta la novela negra, que el inglés se denomina “de detectives”, le comento el matiz en español y le encanta el detalle. Me habla de novelas históricas, de una de detectives histórica en un monasterio… Apareció mi estimado Dimitrios y se quedó charlando con nosotros: la experiencia de vivir en un país distinto del de procedencia, la igualdad y las normas, un poco de filosofía política… Hasta se planteó la necesidad de un servicio “militar o civil” en un país extranjero. Lo de los impuestos exigibles a los ciudadanos en forma de tiempo (no únicamente en forma monetaria), ya la había oído antes (En los países con servicios militares obligatorios es la idea que sustenta esa participación ciudadana). Wijbrandt nos comentó sus principios. Hay dos derechos humanos universales (Libertad e Igualdad). Y un deber universal (La solidaridad con otros) me pareció bonito en ese momento, supongo que porque la pinta empezaba a hacer efecto o por el sonido de la voz de Wijbrandt, con un acento muy gracioso, aunque  que con frecuencia me impide entender lo que dice.
 
Una vez llegadas las 11, campanazo (me pedí otra) y corriendo nos echaron. Me disculpé con los que supuestamente había bajado… los convencí de que nos fueramos al mondo a ver a Guillermo y a bailar música latina… Guillermo estuvo francamente bien, manteniendo a la gente bailando. 
 
Otro día os cuento la fiesta y cómo reinó mi nueva amiga Gloria. Los tenía comiendo en la mano a todos, je je. Los españoles, el belga mazizo, Dimitrios, Guillermo (era imposible que faltara) y los ingleses. Estuvimos hasta las dos.