La rabia de un niño

La rabia de un niño

Luis Rull  

¿Cómo quieren canalizar la rabia? ¿Cómo quieren que sigamos confiando en ellos?

Suspenden nuestras libertades; Obedecemos. Lloramos en soledad y silencio a nuestros muertos. Les dejamos que nos dicten qué es mentira y qué es verdad.

Y nos piden que no busquemos la culpa por ahora, que ya habrá tiempo. Pero la culpa no es nada. Las soluciones lo son todo. Me cuesta creer la promesa de que llegarán, de que todo irá bien. Me cuesta tragar la afirmación de que no se podía haber hecho más.

Se cuelan en el pequeño instante de duda que viene tras la petición de unidad, se cuelan pidiéndote que confíes ciegamente en su juicio. No hay tiempo para convencer con pruebas, ni para disuadir con razones, ni para admitir decisiones equivocadas. Confía, confía como cuando te piden que te comas el brócoli o que pedalees sin parar con la bicicleta sin ruedines por primera vez.

Nunca nos habían tratado como niños tanto como ahora. Nunca habíamos aceptado tan bien nuestro papel de menores castigados a estar encerrados en casa.

Nos exigen unidad acrítica para no entorpecer su importante trabajo.

Aunque no estén a la altura.

Aunque insistan en esconder su incompetencia tras una seguridad en el discurso.

Aunque no quieran nuestra ayuda, sino nuestra obediencia.

La tensión del estado de alarma no puede alargarse eternamente, la suspensión de mi juicio, tampoco. No puedo ser eternamente el niño que me piden que sea. Porque es posible que explote la rabia de un niño encerrado que no entiende por qué está castigado.

A trabajar, a trabajar, hasta enterrarlos en el mar…

Luis Rull  

Cuando era pequeño, cantaba con mis padres este hermoso poema de Alberti.

Hoy, mientras en mi ciudad un consejo de ministros enviaba al congreso una ley injusta y retrógrada, mi respuesta ha sido con las únicas armas de las que dispongo: mi trabajo. No he hecho nada especial, excepto trabajar con más concentración y convicción que otros días: sólo soy un ciudadano y mi trabajo es lo único que tengo.

Contra aquellos que quieren perpetuar sus privilegios en un sistema caduco, aquellos que quieren arrastrarnos con ellos a un abismo de censura y poder omnímodo del Estado para ello, mi desprecio, mi rencor y mi trabajo sin descanso.

Contra aquellos que se han dejado convencer de este engendro y que después no han atendido las alertas del mal que nos hará la Ley Sinde. A aquellos  que la han aprobado, mi profecía de que se arrepentirán. Mucho tienen que cambiar las cosas en el congreso. Y mi desconfianza me lleva a no conformarme con menos de su retirada completa.

El manifiesto que apoyé.

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet.

Luis Rull  

He leído este manifiesto y he decidido difundirlo en mi página porque considero muy importante salvaguardar nuestros derechos fundamentales garantizados (en teoría) por la constitución. Noticias muy inquietantes se están leyendo y no llegan ecos de actitudes muy peligrosas: Es necesario parar estas acciones totalitarias y que la clase política sepa que no son los únicos actores políticos en nuestra sociedad.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, muchos periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Un bloguero egipcio, en la cárcel por dar su opinión – FREE KAREEM

Luis Rull  

Kareem irá a la cárcel por opinar en su blog contra el Islam y contra el presidente de su país, Hosni Mubarak.

No sé si los delitos por los que lo condenan son reales o no. No sé si ha incumplido la ley egipcia. Lo que sí sé es que cuatro años de cárcel por dar la opinión sobre algo es demasiado.

Según tengo entendido, Kareem ya ha tenido problemas con las autoridades ya que ha denunciado sistemáticamente la brutalidad de la policía egipcia y el autoritarismo de algunos líderes religiosos, fue expulsado de la Universidad por causas similares.

  • noticia de elmundo.es

    Un tribunal de la ciudad egipcia de Alejandría ha condenado a cuatro años de cárcel al blogger Abdelkarim Suleimán, de 22 años, por haber criticado públicamente al islam y al presidente Hosni Mubarak en su blog.

  • La BBC también informa sobre el asunto.
  • La cobertura en Google News.

El blog de Kareem no ha sido cerrado, supongo que porque está alojado en blogger y no en un servicio egipcio. No creo que ni los tribunales ni el gobierno egipcio pueda obligar a Google (la propietaria de blogger) a cerrarlo.
[kml_flashembed movie=»http://www.youtube.com/v/Y_tARm-SF64″ width=»425″ height=»350″ wmode=»transparent» /]

Esta web pretende centralizar la campaña por su liberación: FREE KAREEM.

Mientras, en España, la emisión mutilada de una entrevista a un periodista por parte de la cadena pública TVE1 sólo ha recibido una cobertura mínima (no ha provocado un escándalo). Imagino que será porque el entrevistado no provoca entusiasmo en sus colegas de profesión. A mí nunca me ha gustado. Pero que haya sido una decisión de la dirección de la cadena y no del director del programa, no me parece muy correcto. Quiero libertad de expresión hasta para los que no piensan como yo o no me gustan. Aquí está parte de la entrevista censurada.

Actualización: elmundo.es emite la entrevista completa. tve se defiende (elpais.es)