Declaración por la Libertad de Expresión Digital

Luis Rull  


Sabéis que no soy muy amigo de las grandes etiquetas (El Poder, La Paz,…) ni de las denuncias paranoides, pero en este caso me parece muy pertinente llamar la atención ante una riada silenciosa que pretende restringir algunos espacios de libertad que ahora disfrutamos. Si en el futuro descubrimos que esta denuncia era exagerada, nos reiremos por lo ingenuos que éramos. Si no es así, habremos perdido, una vez más, una gran oportunidad de libertad y expresión de las opiniones que hubiera hecho el mundo mucho mejor, filtrándose sus beneficios a gran parte de las actividades humanas.

Vía Juan Freire, un tipo al que respeto y admiro, me llega esto. Y creo que merece la pena.

Declaración por la Libertad de Expresión Digital

A todo ciudadano, a todo blogger:

Es más que evidente la importancia que en los últimos años ha ido cobrando la Red como lugar donde se democratiza la información, donde todo ciudadano, como en la antigua polis, podrá posicionarse, hablar y comunicarse con los demás. Como casi siempre ocurre, el mercado fue el primer agente en rentabilizar las enormes ventajas que aportaba la Red, pero ha llegado ya el momento de la política, la política realizada desde la sociedad civil, es decir, la que sirve de canal de acceso del ciudadano al Estado. Aunque el concepto de democracia representativa seguirá vigente, se podrán extraer ciertas ventajas de la democracia directa para hacer a la primera más participativa y sobretodo, realmente representativa. En la Sociedad de la Información, a través de la Red, el ciudadano va a recuperar una parte de su libertad política secuestrada por las élites políticas.

Pero este potencial de libertad política está expuesto a un serio peligro. Porque es también evidente que el poder ha detectado la tremenda importancia que ha adquirido y adquirirá la Red como fuente de información y de interrelación y, por lo tanto, procurará mitigar su influencia.

La libertad de conciencia y de expresión, pilares de la libertad individual, nuestro valor supremo, están más amenazados que nunca. Esto es especialmente preocupante en España, donde se produce una concentración del espacio informativo, ante la pasividad o impotencia del ciudadano, y donde se intenta, desde el poder, cerrar medios de comunicación por manifestar sus propias opiniones.

Determinadas propuestas de legislación (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, Estatuto del Periodista, Ley de Propiedad Intelectual o la Directiva Europea sobre Retención de Datos en las Comunicaciones Electrónicas),fomentan el intervencionismo en el ámbito digital, amenazando la existencia de los bloggers y los medios independientes, con el pretexto de regular el comercio electrónico, proteger los derechos de autor o garantizar nuestra seguridad.

A día de hoy, todavía nadie controla la Red, máximo exponente de un orden social espontáneo, pero se están haciendo serios intentos, y los abusos a los que el individuo va a estar sometido, como la pretensión de dejarle fuera de los circuitos de opinión o de controlarle desde el poder, se harán cada vez más evidentes a medida en que la Red vaya cobrando importancia.

Así, el poder intentará:


1. Designar arbitrariamente qué personas tendrán acceso a la información pública.

2. Controlar los canales de la Red, investigando nuestras relaciones privadas y profesionales.

3. Fiscalizar la Red, exigiendo la identificación pública en Internet.

4. Dificultar la creación de sitios web, burocratizando su mantenimiento.

5. Someter Internet a un régimen legal más estricto que el que hay fuera de la misma Red. Lo que sea legal fuera de internet que lo sea dentro.

6. Imponer criterios políticos para la concesión de autorizaciones o licencias para los nuevos medios de comunicación digitales, incluidos la radio y la televisión.

De tal forma entendemos que, con el propósito de contribuir a mantener la libertad de expresión en el amplio mundo digital, es necesario unirnos y:


1. Denunciar conjuntamente cualquier abuso contra nuestra libertad de expresión y conciencia, que afecte al libre acceso a la nformación pública, al control no judicial de nuestras relaciones privadas y a la absoluta libre concurrencia del espacio digital.
2. Comprometermos a reflejar esta declaración en nuestros blogs, y difundirla para crear una red que actúe ante cualquier violación de los principios que defiende.

¡¡¡ME HAN ROBADO LA CLASE!!!La Petite Claudine. Los siete puentes de Königsberg.

Luis Rull  


La Petite Claudine: Los siete puentes de Königsberg

Vía Zifra

Yo siempre empezaba los cursos de Redes Sociales con tres historias: una de homosexuales en la Sevilla de los 50, el juego de Kevin Bacon (incluido Alfredo Landa) y la historia de los puentes de Königsberg. Ahora no podré contarles el cuento a los blogeros para venderles que eso de las redes sí va con ellos… ¿cómo voy a hacerlo ahora que se saben mis chistes?

La historia, que es muy conocida, está muy bien contada por mi querida Claudine, y es fantástica para explicar cómo un problema puede resolverse cuando lo miramos desde un punto de vista novedoso. Para el caso de las redes, cómo las relaciones entre personas, y no las personas tomadas individualmente, puede ser más importante para la resolución de problemas que arreglarlo «como toda la vida».

Blogs corporativo: nuevas pieles para viejas cosas

Luis Rull  


Un grupo de personas a la que tengo mucho respeto nos cuenta qué ventajas tiene poner un blog corporativo.

¿Que qué es un blog corporativo? Me parece a mí que no es más que una web de una empresa con algunas características de los blogs: mensajes (actualizaciones) periódicas con toques personales, con un toque de «noticias», el más reciente justo al principio; que acepta comentarios que son publicados, que tiene enlaces hacia otras webs… Y poco más. Supongo que la idea es darle un tono más informal, más personal, menos institucional, pero ¿tiene sentido dar un toque institucional a algo que es una institución? ¿No estaba ya inventado el apartado «Noticias»? Otra cosa es favorecer que los empleados tengan un blog propio o que escriban todos en el mismo, de manera que, ya sea sólo para los trabajadores o para el resto del mundo, se demuestre que esa empresa tenga vida. No obstante, no creo que sea otra cosa más que el mismo perro con diferente collar. Me huele que quieren que se les pegue algo de la palabra de moda: «blog».

Para el ámbito de la comunicación empresarial, veo mucho más interesantes «el toque wiki», que no es más que varias personas puedan escribir conjuntamente un documento. Se les da una contraseña y la gente va añadiendo y corrigiendo lo que otros escriben. Se va haciendo un seguimiento de lo que se escribe, de manera que siempre se puede ir a la versión que uno quiera o rescatar algún detalle que haya gustado.

Enrique, que vive de saber de estas cosas, ha hablado de este tema , y sabe más que yo.

Yo me quedo con que pueden ser buenas innovaciones que las consultoras de comunicación, las empresas de diseño de web y los listos de los recursos humanos pueden vender bien a los que toman las decisiones. Es posible, incluso, que alguno pueda mejorar el ambiente y la forma de trabajar de algunas empresas o grupos.

Yo, personalmente, no veo más que una herramienta de comunicación. Y las herramientas sirven para lo que el usuario quiera, no para convertir plomo en oro.

Más referencias: Scale Free Wikis for project communication and management y Headshift Gettin’ Wiki With It, que en realidad fue el origen de estas reflexiones.

Y Otro mas: Alberto (de Prakan) (Also from ETC)

La alerta constante en las democracias

Luis Rull  


RALF DAHRENDORF Las elecciones no bastan. Artículo en «La Vanguardia». Habla de las jóvenes democracias Europeas, las orientales. ¿Puede aplicarse el mismo razonamiento a la Española? ¿Y al sistema político andaluz?

«El primer rasgo del orden liberal es el de que las democracias no deben tolerar a quienes se proponen destruir la democracia.»

«A este respecto, entra en juego el segundo pilar de un orden liberal: el Estado de derecho. Nunca nos cansaremos de decir que democracia y Estado de derecho no son la misma cosa.
Hay democracias sin ley y estados de ley (Rechtsstaat) no democráticos. La constitución de la libertad requiere ambas cosas y, de las dos, el Estado de derecho es la más difícil de establecer y mantener, pues no requiere solamente una constitución, sino también – y resulta casi más importante- un poder judicial independiente que sea sensible a las violaciones de las normas constitucionales y otras normas legítimas.»

«Aun así, sabemos por la historia que basta con una ley de autorización para desbaratar el Estado de derecho y sustituirlo por una tiranía ideológica, como ocurrió cuando Hitler llegó al poder en Alemania. Entonces es cuando entra en juego el tercer elemento de un orden liberal: la sociedad civil. Una pluralidad de asociaciones y actividades cívicas -regulada, pero no controlada, por el Estado y libre para expresar sus opiniones o incluso manifestar sus (diversos) sentimientos públicamente- es el pilar más sólido de un orden liberal. Una sociedad civil muy viva se movilizará cuando se viole el Estado de derecho y también puede frenar las inclinaciones iliberales de las mayorías democráticas. La disponibilidad casi universal de la información hace que resulte mucho más fácil que en épocas anteriores el surgimiento de organizaciones no gubernamentales voluntarias que constituyen la sociedad civil.»

¿Somos/Estamos en una democracia asentada o sólo un pasito por delante de Polonia?

R. DAHRENDORF, miembro de la Cámara de los Lores, ex comisario europeo de Alemania y ex rector de la London School of Economics. Casi nada. Aquí sus artículos recientes, muchos traducidos al español.

Estos son los artículos que le gustan a Franky.