La fragilidad

La fragilidad

Luis Rull  

Los jóvenes se sienten invulnerables. Los maduros sospechamos que nos puede pasar cosas malas. Los ancianos saben que somos frágiles.

¿Qué ocurre si una mañana llaman a la puerta y no es el lechero, sino la guardia civil que te detiene y te acusa de matar a una niña y a su padre?

La enfermedad y los accidentes son las cosas que más tememos porque nos sentimos seguros con lo demás. Confiamos en que nuestro trabajo y talento nos darán sustento. Compramos coches seguros y limitarnos la velocidad para no morir en la carretera. Pero no esperamos que la Justicia nos señale y nos envíe a la cárcel durante tres años.

Javier Caraballo ha escrito un libro contando la pesadilla de una persona a la que el sistema judicial falló miserablemente hasta que el “Tribunal Supremo confirmó su inocencia en sentencia firme”. Es la misma pesadilla que tan bien retrataron Alfred Hitchcock y Henry Fonda en “Falso culpable” y que tanto me impactó cuando la vi la primera vez.

Buena sanidad para prevenir las enfermedades. Buena educación para no caer en la ignorancia. Buena justicia para evitar ser un falso culpable.

Hay que cuidar lo que nos da seguridad. Son cosas que nos permiten ser libres.

Comprad el libro, que merece la pena:

Aquí Javier Caraballo charla con Carlos Herrera sobre el libro y el suceso.

Foto de de Ricard Gabarrús

Ha nacido un blog. Ha nacido una estrella

Luis Rull  


El periodista de «El Mundo Andalucía» Javier Caraballo ha creado su blog, «el blog de javier caraballo». No estoy seguro de que vaya a poner algo más que sus artículos en el periódico. Tampoco si va poner enlaces a otros sitios de Internet donde ampliar informaciones. En fin, no sé si va hacer todas esas cosas por las que podría definirse un blog. La verdad, yo me conformaría con que regularmente subiera sus artículos del periódico, que no están disponibles en la red. (El Mundo no vuelca en su versión digital las ediciones regionales). Muchas veces me he quedado con las ganas de comentar algún artículo suyo por no dejar a la mayoría de los lectores sin enterarse de nada. Ahora os váis a enterar… je je

Para empezar, me encantaría que leyerais algo que es muy ilustrativo del ambiente que se respira en Andalucía. Aunque yo ya he comentado algo aquí, mis habilidades redactoras no están a la altura de las de Javier. Javier cuenta la técnica de depuración empleada por los poderosos en Andalucía para eliminar a todo aquel que considera indeseable. Lo que cuenta es cierto. Increíble, pero cierto.

Yo me pregunto: ¿No tendrá un grave efecto negativo sobre las organizaciones y medios de comunicación que soportan las purgas? ¿No hará que se vayan haciendo más endogámicas, homogéneas (creando homofilia en vez de heterofilia, siguiendo la terminología que suelo usar normalmente en lo que estoy escribiendo)? Me recuerda a una discusión sobre la emigración que tuve durante la carrera sobre si el peor impacto en un país en el que muchos emigran es que los que se quedan son los más sumisos, los más cobardes, los menos emprendedores.