Censura. Por Luis F. Rull

Luis Rull  
Luis y Alex Rull
Abuelo y nieto. Felices

(Nota publicada por mi padre, Luis F. Rull en su página de facebook)

Me ocurrió algo la semana pasada que quiero contar. Sobre todo por que sospecho que la culpa la tiene una máquina (o quién la programó).
Escribí (o intenté escribir) un comentario a un artículo que publicó en La Razón Javier González Ferrari y que se titulaba como la novela de Muñoz Molina: La noche de los tiempos. Mi comentario era más o menos así.

Me cuenta mi hijo que cada mañana cuando despierta a las siete de la mañana a mi nieto para llevarlo a la guardería, lo primero que hace es sonreir. Que después cuando llega a la guardería bien temprano busca la mejor de sus sonrisas para su cuidadora. #Babyrull (así es como lo llaman los amigos de mi hijo), con ocho meses es un niño alegre que nunca ha llorado en la guardería. Mi hijo se va tranquilo a trabajar todos los días con la seguridad del buen trato que le dan a mi nieto.

Me contaba mi padre (q.e.p.d.) que a su padre conserje de Correos y Telégrafos al comienzo de la guerra civil (incivil?) se lo llevarón preso por que algún imbécil lo había denunciado, quizás por rencor o simplemente por que era un hombre que le gustaba ir elegante y limpio siempre que podía, o vaya Vd. a saber por que otro estúpido motivo. Tuvo la fortuna mi abuelo que un primo suyo, oficial republicano y miembro de la CNT volviera de permiso desde el frente el fin de semana en que estaba esperando un trágico destino. Su primo fue a la cárcel, lo sacó y le dejó claro al responsable de turno que a su primo no le iba a pasar nada. Mi abuelo murió a finales de los setenta.

Entre mi abuelo y mi nieto hay más de 100 años. Mi padre sufrió por el suyo y mi hijo es feliz con el suyo. Hay muchos canallas que quieren que esos 100 años desaparezcan, pero mi hijo se va todos los días a luchar para que la empresa que ha creado tenga éxito y su hijo sonríe a su cuidadora en la guardería.

Éste es más o menos el texto que quise escribir y que las palabras «imbécil» «estúpido» o «canalla» al procesador de La Razón no le gustaron. Eso es lo que quiero creer.

(Nota de Luis Rull: Hay cosas que emocionan mucho, pero conocer de dónde viene uno le ayuda a crear su propio camino y saber que hay que darle las mejores oportunidades a tus descendientes)

¿Quién limpia sus vergüenzas con nuestro esfuerzo?

Luis Rull  

Gran vídeo de rederico Teixeira de Samapayo (sic) que ha ganado un concurso de cortos de la BBC llamado MyWorld .

Es dura la desesperación que provoca la inactividad y dos años en paro debe ser devastador para la mente de una persona productiva. El asesinato de los recursos más valiosos de un país: la mente y creatividad de sus ciudadanos.

¡Cuánto daño se hace a la gente!

Vía Capitán Ahab.

Política y elecciones en internet: ADSL

Luis Rull  

Este año estoy más que hastiado de cómo está desarrollándose la campaña.

Hay muchas iniciativas en Internet y muchos ciberactivistas preguntando cosas, publicando vídeos, relanzando iniciativas,…

¿Por qué ahora?

Mi intención no es acusar indiscriminadamente de nada ni descalificar a nadie. Todo lo contrario, creo que cualquier forma de participar en lo público de manera innovadora es digan de ser elogiada, sobre todo si viene desde fuera de los partidos. (básicamente por mi visión poco partitocrática de la política)

Mis preguntas, por orden:

  • ¿Cuántos miembros de las burocracias de los partidos están detrás de algunas campañas?
  • ¿Cuántos miembros periféricos de partidos están haciendo sus propias campañas para hacer méritos y entra en el «inner circle»?
  • ¿Cuántos ciudadanos hacen campaña para el partido que apoyan, sin aportar mucho más que formas creativas de difundir las consignas de los partidos?
  • ¿Cuántos ciudadanos se dedican únicamente a pelearse o desprestigiar, con las tecnologías más avanzadas. a los que creen que apoyan a otro partido distinto al suyo?
  • ¿Cuántos ciudadanos de verdad quieren informarse de las opciones y argumentos de los partidos para decidir su voto?¿Cuántas preguntas de YouTube o tengo una pregunta para usted son realmente preguntas buscando una respuesta, no trampas, ni reproches, ni bandejas para lucirse?
  • ¿Algo que digan los ciudadanos realmente independientes (excluyo a oSIgs parapolíticas) es asumido por los partidos?

Todas estas personas estarían, a mi juicio, haciendo cosas perfectamente legítimas. No seré yo quien censure la participación política.

Simplemente creo que es el mismo perro con otro collar. Esto no es una nueva democracia. Es la antigua con ADSL.

Nota1: ADSL es Asymmetric Digital Subscriber Line.

Nota2: No hay enlaces en esta entrada. Es deliberado para no crear una discusión sobre si una cosa está mal o bien. No sé designar quiénes son los buenos y quiénes los malos.

Llévame lejos

Luis Rull  

Llévame lejos de aquí.

[kml_flashembed movie=»http://www.goear.com/files/localplayer.swf» width=»366″ height=»75″/]

Leonard Cohen refleja en este poema/canción lo que muchos sienten hoy al abrir los periódicos o escuchar a los tertulistos. Aunque originalmente no está pensada para la política, sino para otra desesperación.

Dance me to your beauty with a burning violin / Dance me through the panic til I’m gathered safely in / Lift me like an olive branch and be my homeward dove

Una guerra de trincheras no beneficia a nadie más que a generales incultos que acaban por convertir en generales incultos a los generales enemigos. En las trincheras mueren los soldados de a pie y la inteligencia.

[kml_flashembed movie=»http://www.youtube.com/v/0KytOo1IgJs» width=»425″ height=»350″ wmode=»transparent» /]Video

Hay tantos que se refugian en su trabajo, su familia y demás cosas importantes… cosas cuya importancia emerge, sobresale, cuando la actividad personal en el ámbito público es irrelevante. Como irrelevante es el avance de un hombre en una batalla como la que nos propone Kubrick aquí. Cuando el ágora política se convierte en una guerra de trincheras la inteligencia, la moral y el bien común caen al retrete, queda la esperanza de que es posible volver a la razón, puesto que los soldados fueron un día seres humanos, y pueden volver a serlo. Aunque tenga que ser una chica extranjera quien nos cante una nana, una chica muerta de miedo por la posibilidad de ser violada y asesinada (Recomiendo ver el siguiente video hasta el final. Es una de las mejores últimas escenas de películas que nunca he visto)

[kml_flashembed movie=»http://www.youtube.com/v/TH09cX_Sd4M» width=»425″ height=»350″ wmode=»transparent» /] Video

Post referendum

Luis Rull  

A los andaluces nos preguntaron la opinión sobre el nuevo estatuto de autonomía de Andalucía.

Algunos nos han dicho que había una opción correcta y otra incorrecta. Otros criminalizan tener una opinión determinada. Incluso anuncian que la responsabilidad de los «errores» y «aciertos» de los ciudadanos se los adjudicarán a los partidos políticos, como si los ciudadanos fuéramos propiedad de los partidos. Gloriosa la actitud de algunos… (Video Adelantad hasta el minuto 8 si queréis ver a qué me refiero)

Pero ningún partido irá contra el grupo mayoritario del censo electoral. Ninguno hará autocrítica. Esperamos, incluso, algo peor: que analicen los datos siguiendo los criterios estadísticos aberrantes habituales. Espero que Wonka y Josu nos dediquen algo de su tiempo y sabiduría a los andaluces.

A poco que nos descuidemos, nos dirán que la próxima vez no nos preguntan, que sale más barato preguntarle a un ordenador, cual Multivac.

En Andalucía hemos perdido la oportunidad de tener uno de los derechos con más impacto en la mejora de la acción pública: derecho al acceso a documentos públicos. El artículo 16 deja a una ley el establecimiento de las excepciones. ya sabemos cuál será la consecuencia. Nada comparado con las leyes que han cambiado (a mejor) algunas democracias occidentales. (USA, Francia, India, Escocia, Reino Unido)
En la ciudad de Sevilla:

Abstenciones: 361.255 65.11 %
160.319 28.90%
NO 23.855 4,30%
BLANCO 8.163 1.47%
Votos nulos: 1.231 0.22 %

Estatuto andaluz en la ciudad de Sevilla

Franky lo ve de otra forma:

Los resultados del Referéndum demuestran que la democracia andaluza, después de tres décadas de dominio socialista, se encuentra en estado de coma.

Y Caraballo de otra más:

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, había dicho días atrás, para justificar que la inmensa mayoría de los andaluces admitía en las encuestas que desconocía la reforma del Estatuto, que «cuando se hace una reforma del Estatuto, o incluso de la Constitución, no es un problema de conocimiento; la gente intuye qué es lo que está en juego».
Si se trataba de eso, si ese era el listón, la intuición, los andaluces dejaron ayer claro qué han intuido ante la reforma del Estatuto: se trata de un asunto que no les interesa. La ‘realidad nacional’ que el presidente de la Junta de Andalucía introdujo con calzador en el Estatuto andaluz no ha merecido el respaldo más que de uno de cada diez andaluces, de los más se seis millones de andaluces que ayer estaban llamados a esta consulta. Sólo el 31% de los andaluces refrendó ayer el nuevo Estatuto de autonomía.

Juanlu le da otra vuelta y nos recuerda el papel jugado por los medios:

¿por qué al resto de España, e incluso a mucha gente dentro de Andalucía, no le importa una mierda el Estatuto de Andalucía? (…)

El día en el que culpemos de la política que sufrimos también a la sociedad y los medios en vez de sólo a los políticos – de la misma manera que le echamos la culpa de la telebasura a la audiencia en vez sólo a los programadores – algo habremos avanzado.

Si hay políticabasura, nos quejamos. Si no hay políticabasura, no nos interesa

Yo sigo pensando que esto es sólo el inicio. Los efectos abstencionistas de lo ocurrido el 11-14 M se verán durante décadas. Pensé que la falta de respeto a los ciudadanos no podía ser superada y me he equivocado.

Nota: el enlace al relato de Asimov «Sufragio Universal» me lo ha sugerido Malgram en el blog de jj después de una gran serie sobre el estatuto, en el que lo comparaba con un sistema operativo.

Lamento haber estado ausente tanto tiempo, pero motivos familiares me han impedido publicar mis pensamientos, muy alejados de la política, los blogs, las empresas o tecnología.