110836935000442076

Luis Rull  

1000 visitas….MUCHAS GRACIAS

Ya se han contabilizado 1.000 visitas a esta bitácora/blog. Muchas gracias a los que habitualmente leen mis comentarios, ya provengan de una búsqueda accidental sobre Redes Sociales o Física de Fluidos, ya sea porque les interesa las cosas que puedo contar. Sólo me queda reclamarles que dediquen de vez en cuando unos segundos a criticar (si es posible, mal) los defectos o malentendidos de mis escritos, que serán muchos. Y ahí va el apunte del día: ¿Cómo se escapa de la xxxxx en la que algunos acaban? La única forma de salir de la presión y la angustia que provocan los ambientes y estructuras en las que algunos amigos me comentan que se encuentran es aceptarla. Dado que, en muchas ocasiones, es imposible romper el muro de silencio, los vacíos creados, los verdades a medias (es decir, las mentiras dobles) y la hipocresía entre compañeros, es comprender y aceptar su existencia, no dejar que su poder destructor, paralizante y persecutorio desactiven ni la actividad ni la comunicación. Siempre que se asuma que se vive una realidad imperfecta, con intereses personales ocultos (en aras de una supuesta «supervivencia»), siempre que veamos el juego en el que un trabajador debe plantear su quehacer diario, podremos desarrollar la tarea encomendada. Invertir tiempo en averiguar las oscuras maniobras, culpabilizar a alguien (compañero o jefe) es perderlo.

Si la persona en cuestión acepta esa realidad, no tiene porqué convertirse en cómplice de ella. Basta con no ejercer de nodo o altavoz de las manipulaciones, de las mentiras, de las conspiraciones. Es difícil, y puede suponer la pérdida del trabajo o trabas en el desempeño del mismo, pero no será a consecuencia de la destrucción psicológica de las estructuras. No sería culpa nuestra, no asumiríamos la humillación, no seríamos cómplices de nuestra propia ejecución/defenestración.

Leí hace poco: la peor consecuencia creerse víctima de otros es que normalmente acaba siéndolo de verdad.

PS: Un beso muy fuerte a mi hermana, que desde el frío de Michigan sigue siendo la más lista, guapa y divertida del mundo.

110778110466840575

Luis Rull  

Guardian Unlimited Film Interviews Lynne: People quote your films at parties. Mike: Those are lousy parties
La manipulación y la teoría de la conspiración tienen el mismo problema: Si admites por un segundo, aunque sea por «suspensión de incredulidad» o por cortesía, su veracidad, es muy difícil probar su error.

En esto se parece a los falsos sistemas científicos denunciados por Pooper: la falsabilidad de una proposición delimita el carácter científico (poperiano) de una explicación. El marxismo o el psicoanálisis no eran descartados por características éticas o por barbaries genocidas, sino por el carácter omnívoro de sus principios explicatorios: podían con todo, ningún hecho podría negarlo ya que las hipótesis de partida se amoldan a todo. Si te gusta tomar drogas, seguro que es un sentimiento reprimido desde la infancia que no te permite resolver tu complejo de Edipo.

El papel político de algunos artistas en el pasado año de 2004 y su generalización provoca un efecto pernicioso ( a la vez que no deseado por la mayoría) en parte de la sociedad española: la banalización de los mensajes. En tanto se les ha dado cobertura mediática a mensajes cuya dirección coincidía claramente con la de algún partido político, y sólo a los mensajes en esa dirección (y sólo en época electoral) la proyección de la «toma de partido» a todos aquellos que lanzan mensajes en los que se analiza o critica algún aspecto de la realidad social. De esta forma cualquier descripción de la realidad que contenga un juicio más allá del hecho artístico o estético (usando los sentidos más amplios de estos términos) es percibida por muchos como estelas de proyectos políticos partidistas. Se meten en el saco de los “progres pro partido progre anti partido conservador”.

Es posible que el argumento, la explicación y la posible solución ya les suene a los que me conocen o leen este blog, pero me encuentro de nuevo en el lugar común habitual: el exceso de partidismo en la vida política aquí (España, Sevilla, Andalucía…) y ahora (comienzos del siglo XXI). Si los partidos políticos articulan todo el ámbito político (todas la noticias, opiniones o estudios sobre las decisiones acerca de lo “común”), o metabolizan todos lo relacionado con toma de decisiones, destruyen cualquier apariencia de verosimilitud para un amplio espectro de la población. Desde los que apoyan a partido opuesto hasta los que reniegan del status quo (los neo-anarquistas, los agnósticos de la partitocracia), todos rehuyen del mensaje, del contenido, de la idea, ya que “provienen de una farsa” (en palabras de mi amigo Benjamín).

“Trials and tribulations and stupidity still rules Sometimes it looks like I’m on a ship of fools” It once was my life Van Morrison.

Quien quiera usar el término “Sociedad Civil”, puede usarlo para comprimir esta idea, pero no deja de ser una simplificación. Si las opiniones sobre un tema políticos son siempre interpretadas como partidistas, como apoyo o justificación de la posición de un partido político, ¿qué nos queda para hacernos una opinión sobre el tema?, ¿Cómo puede Poirot cenar en una mesa en la que todos son sospechosos de asesinato? La Independencia, en estos casos, no es una propiedad del emisor, sino una cualidad que el/los receptores niegan a los que exponer hechos o historias. No es cuestión de objetividad, sino de etiquetaje, de elección obligatoria de trinchera, un proceso en el que incluso los escritores pueden caer, de forma que los ataques desde una u otra les haga ponerse a cubierto en algún frente.

Si es un proceso derivado de una selección consciente por parte de lo media o por parte de los ciudadanos, es algo difícil de evaluar. Si es censura o sectarismo generalizado u otra cosa es algo que no alcanzo a saber.

(Nota: Desde la publicación del primer borrador algunos hechos ( y las reacciones a ellos) han reforzado la verosimilitud de parte de mi argumento ))

Agoraphilia

Luis Rull  

Agoraphilia

Y estos hacen juegos de manos con la teoría de juegos: demuestran que es mejor llegar tarde cuando estás invitado a una cena… Y yo sin saber que estaba hecho un hacha… je je

110742060528427865

Luis Rull  

CIMAS – Investigación-acción participativa sobre la participación social en las actividades culturales de Pozuelo de Alarcón. Madrid

Una de las diferencias entre las ciencias naturales y las Sociales es la diferencia de percepción que tienen los científicos del trabajo de otros.

Los científicos naturales ven a otros colegas de disciplinas naturales pero ajenas a las suyas como «personas que estudian cosas que no me interesan, pero que pueden ser interesantes». De esta manera, un biólogo puede ver el trabajo de un astrofísico como algo accesorio, que no le aporta nada. Lo puede ver como una tarea a la que no dedica su esfuerzo, aunque la considere legítima y deseable desde el punto de vista del conocimiento general. Para este biólogo sólo puede haber una distinción clara: la del buen astrofísico del malo. Un tipo que vegeta en su despacho de funcionario escribiendo sobre la belleza de los quarks o la trasmutación de la mente en el universo, publicando en revistas no relevantes, nacionales, sin revisores académicos serio; un tipo como este es un científico malo. Independientemente de su área de conocimiento, no recibirá su reconocimiento por su parte.

Muchos científicos sociales suelen tener una visión distinta de los colegas: No hay buenos o malos, hay errores insalvables que contaminan todo el trabajo. Un economista que analiza los intercambios comerciales del sudeste asiático verá a los que hacen Investigación- Acción-Participación como meros charlatanes/parásitos y éstos verán al primero como un reproductor del sistema capitalista: el diablo con cuernos y rabo.

Ya he comentado aquí las ideas de Kuhn, pero la no intersección de paradigmas (y en este caso puede usarse concepciones muy amplias de paradigma) en las ciencias naturales puede ser una explicación a este fenómeno.

Ya ampliaré esta idea…

110725326247569907

Luis Rull  

Malaprensa

One way or another I am going to get you….

Mejor esta forma. Si Popper estuviera aquí nos sacaría el ejemplo de los gansos blancos. Si «Todos los gansos son blancos» y «Encontramos un ganso marrón»…. hay que cambiar la teoría. Pero saldría Thomas Kuhn y diría: «Tonto es el que dice tonterías… y tonterías son las cosas que dicen los listos que son tonterías…»

En fin: Si nos engañan con tonterías…¿no nos la podrían meter con cosas importantes?

La teoría (la retórica) es: la prensa es veraz. ¿Cuántos ejemplos son necesarios para desechar la teoría? ¿Qué comunidad científica cambiará de paradigma de una puñetera vez? Sistema y función… Como dice mi amigo Juanjo: «vuelve Parsons», jeje

Ver en la página que señalo el extracto de la tesis doctoral de este chico The Separation of Science From Non-Science and Pseudo-Science and the General Problem of Rationality and Openness to Argument: A Critical Exposition