El sindrome del impostor

sonja-by-florian-zieglerUltimamente oigo hablar mucho de esta idea. Igual no es muy original, ni muy profunda. Igual es un refrito de algo que lleva estudiado y mostrado cientos de años, una nueva etiqueta de algo antiguo, pero creo que merece la pena hablar un poco de esto. Porque hay mucha gente que le pasa:

  1. En tu cabeza alguien (tú mismo) te dice no eres lo bastante bueno
  2. Piensas que tienes un trabajo está por encima de tus posiblidades
  3. Crees que si te dan un proyecto es por buena suerte
  4. Todavía no sabes lo suficiente

No es que sea una enfermedad certificada por la comunidad científica, pero sí creo que son juicios sobre nosotros mismo muy comunes a mi alrededor. Sobre todo cuando algunos del sur intentamos vender algo en el norte. 😉

Mi querida amiga Sonja lo define como:

It’s that discouraging, judgmental, and disabling voice in your head that tells you, you’re not good enough. It’s your inner critic. You’re not good enough yet to apply for that job / take on that project / speak at that conference. You don’t know enough, yet. It tells you that you only got that project or job, because you were lucky. That it had nothing to do with your skills. It convinces you that you will fail. That you are a fraud and everyone is about to find out. It basically feeds your insecurities and discourages you to step up.

Su solución al problema es salir más, hablar con gente del negocio, colaborar más con la comunidad a la que pertenece (WordPress), dar conferencias, contar más sobre lo que hace y pedir feedback de manera efectiva…

En la industria del desarrollo web, en la que hay tanto conocimento libre disponible, es fácil no distinguir qué es fundamental, básico, seminal, para desarrollar tu trabajo. Aquello que pasa de moda versus las bases sobre las que se cimientan tu trabajo y que te permiten estar al día, sin importar qué venga. No es que hay que pensar que uno es todo poderosos ni dejarse engañar por el si quieres, puedes, pero evaluarse a sí mismo es una de las cosas más dfíciles e importantes con las que nos enfrentamos. Ni los miedos ni la inseguridad deberían interferir en ello.

Sonja dio el pasado verano esta charla en la WordCamp Viena en la que lo cuenta muy bien:

Más: Las diapositivas y una entrada en la que lo explica largo y tendido.

Fotos de Florian Ziegler y Pierre Louis Ferrer

Una manera de ver el trabajo, una manera de ver la industria. WordCamp Europe 2016

square-attendee-550x550Este año la WordCamp Europe se hace en Viena. Y vuelvo a estar en la organización, esta vez en el equipo de sponsors, supervisando el streaming y coordinando la parte de español del día de contribuidores .
Un grupo de personas de todo el mundo llevamos más de 10 meses trabajando para que todo salga bien aunque este año he trabajado un poco menos (ser el responsable del montaje el año pasado fue una actividad muy exigente).

Como siempre digo, WordPress es comunidad y también es negocio. Comunidad en el sentido de compartir valores e intereses: Publicar en el mundo digital de una manera libre, abierta y fácil. Y también está la gente que, además, vivimos de hacer proyectos para clientes. Algunos son muy grandes (como Yoast, Human Made, …) y otros somos muy pequeños. Y también hay miles de freelancers viviendo de esto.

Muy poca gente se cree que la organización de un congreso de 2.000 personas pueda hacerse de manera voluntaria, pero es así. Ninguno de los organizadores cobramos por el trabajo. Y no es únicamente por altruismo. Una parte de los organizadores trabajan para grandes empresas o agencias de WordPress, no son freelances. El trabajo dentro de algunas de nuestras empresas ES trabajar en la WordCamp. Yo tuve fácil conseguir permiso (de mi mismo) para dedicar muchas horas a esto. Otros pidieron permiso a sus empresas. Pero para muchos muchos, su trabajo dentro de la empresa ES colaborar en los proyectos de comunidad. Dirigir las traducciones, organizar la WordCamp, hacer test de cada versión, traducir,… No es posible enumerar la cantidad de trabajo que hace la comunidad, pequeños y grandes, sin recibir a cambio nada directamente. Recibimos la tecnología más avanzada disponible, el mejor soporte y los productos más fáciles de personalizar… gratis (y libre).

Pocas comunidades, pocas industrias son como la de WordPress.

SevillaUp Minds: Charla, entrevista y moonshot de Sevilla

600_446129790 El pasado viernes tuve la suerte de participar en el V Sevilla Up Minds, encuentro mensual de la asociación SevillaUp en el que hablamos de los 10 últimos años de mi vida profesional y en el que me pidieron que formulara un “moonshot”, una propuesta arriesgada para Sevilla, tras el que entre todos los asistentes evaluamos cómo podría ser realizada (o no). Los anteriores ponentes hans sido gente de la talla de Luis Rey, Antonio Jiménez, Tom Horsey o Alejando Rojas.

Pongo detrás del vídeo el guión que me preparé para la intervención.

Guión Sevilla Minds- SevillaUp

¿Qué he hecho los últimos 10 años?

0. Las apariencias engañan: La pulcritud no es limpieza. La sobriedad no es seriedad. La sonrisa no es diversión. Las rastas no son revolución. Yo soy un farsante. Creo que todavía no he hecho mi gran proyecto. Estoy muy orgulloso de lo que he hecho, pero todavía no hecho cosas del tamaño que

1. ¿Cómo podemos saber qué hacíamos hace 10 años? Mi blog y mi correo electrónico. Curiosas las cosas que salen cuando rebuscas: Tus primeros contactos con tus actuales socios, críticas foribundas a cosas que ahora ves normales…

Luis Rull SevillaUp2. En Enero de 2006 yo estaba, como hoy, entre dos aguas. Llevaba varios meses desde que había abandonado mi puesto en la universidad, trampeaba haciendo algún trabajo de redes sociales, pero no de redes sociales de internet, sino de comunicación en organizaciones: Medía la diferencia entre el organigrama formal de las empresas y los flujos de trabajo reales. Como empecé a usar blogs para ayudar a esa comunicación, me llamaron de la que sería mi primera empresa: Blogestudio. Nadie más estaba enseñando a usar blogs, a comunicar, a contar cosas con frases, hipertexto, …

2.1 Blogestudio. Primeros clientes (Grupo Joly, aprendizaje sobre Software libre, creatividad en programación “Code is Poetry”. Toma de requerimientos. Aprender a vender y a ver la complejidad de una empresa y la importancia de aprender de los errores.

2.2 Mecus.

2.2.1 De empleado a socio. De trabajador a gestor. De comercial a comerciante.

2.2.2 Van llegando los clientes: Universidad de Georgetown, Canal Sur, Ayuda en Acción, El Club Express, Extenda, Turismo de Valencia, Universidad de Sevilla, Facultad de Psicología, Blogueros individuales, Pymes, Infolatam, A3Media,…

2.2.3 De la cantidad a la calidad, de los presupuestos cerradísimos a trabajar con holgura ante la incertidumbre.

2.2.4 Contratar talento no es lo mismo que tener talento en la empresa. Hay que cultivarlo, como una orquídea, con mucha atención, cuidados, adaptando lo que se espera y

2.2.5 Llega el desastre: Salud, incertidumbre, impagos, sinceridad, precaución, admiración, liquidez, financiación

2.2.5 Recuperación: Despidos, Control de Costes, pago deudas, trabajar para mañana pero estudiando para el año que viene, trabajar para el extranjero, buscar fortalezas, leer. Nuevos proveedores por proyectos

2.2.6 Futuro – Presente:
a) Comercial para grandes proyectos para una empresa
b) Mantenimiento proyectos
c) Proyectos propios que escalen (plugins, framework para colegios,…)
d) Asesorar y comercializar Octi.io
e) Nuevos clientes
f) Amistad… o lo que surja

sevillaup_luis_rull2.3 EBE – 10 años:

a) de 3 socios a 1 líder. de 3 personas a 25.
b) De 300 personas a 2.000.
c) De un tema a 15 temáticas
d) De 15 ponencias a 100
e) Del sueño de escalar a la realidad sevillana
f) De la profesionalización al pluriempleo
g) Del aislamiento a la inclusión de otras empresas
h) Del equipo temporal a trabajar todo el año con un equipo ampliado

3. Software libre: Brainware. Como una empresa de WordPress, con un ecosistema de producción e innovación increíble y abierto. No es software ni hardware, es brainware en lo que creamos más valor. La comunidad de WP es la que te respalda. No se paga por el código de WP, se paga por la adaptación, configuración (y eventualmente, creación). Reciclaje sobre hombros de gigantes, sobre la

luis_rull_sevillaup4. Fiebre de la escala.

4.1 En la industria digital hay una fiebre: la fiebre de la escala. Puede ser una enfermedad o el calor que generas cuando estás corriendo, trabajando a fondo. Puede ser una ilusión que te ciega o la guía que marca tu estrategia ganadora.

4.2 La escala lo es todo para muchos: Producir X o 100X prácticamente con el mismo coste. El problema es que vender 100X es más de 100 veces más difícil que vender X.

4.3 Y un problema mayor es creerte que tienes un negocio escalable cuando no lo es. Nosotros cometimos ese error: Pensamos que el 2º proyecto sería más fácil y barato de producir que el 1º. Y que el tercero sería replicar el 1º. Aunque fueran proyectos muy diferentes, la comunidad de WP, nuestros sistemas de trabajo y la automatización de tareas nos harían producir como una cadena de montaje proyectos hechos a medida. La cuadratura del círculo: Proyectos artesanales con costes industriales. Escalar en la productividad en vez de en ventas. Lo que he aprendido con mucho dolor es que no hay nada malo en tener un negocio que no escala. No pasa nada si tu negocio no escala. La explosión de productividad que provocó WP hace 10 años nos cegó y nos hizo pensar que era posible. Por alguna (o varias) razones, no fue así. Pero también aprendí que no todo tiene una solución técnica, no todo se resuelve con un sistema de trabajo o de productividad nuevos.

4.4 El stress, la presión por atajar problemas que surgen de manera eficiente, provoca que sacrifiques planificación, calidad y reinversión en aprendizaje. Y que tu salud se vea resentida. Y sin salud no hay nada, por eso Sevilla es un buen sitio donde vivir, comer, hacer deporte, salir, pasear, montar en bici, … desconectar de vez en cuando.

4.5 Hay industrias que no escalan, y eso no es malo. Y hay sectores que, con algo de imaginación, pueden escalar más de lo que parece. La educación es una de ellas. Desde que tengo hijos respeto y admiro aún más a los profesores. Su trabajo es extraordinariamente difícil y requiere de una motivación diaria inmensa, una vocación profunda. El ejemplo de mi hijo, que lleva un año con Smartick, desde que los reyes en casa de su abuelo el físico se lo regalaron. Lo explico: Un profesor tiene a 20-30 niños a su cargo. Su adaptación a las peculiaridades de sus alumnos tiene un límite. Y cuando van avanzando en los cursos las exigencias de los programas son cada vez más específicas. Viendo a mi hijo aprender algunas cosas con un programa de ordenador, creo que en el futuro los profesores podrán centrarse más en sus alumnos individualmente y dejar que algunas cosas que pueden aprender grupalmente en manos de otras herramientas que sí escalan.

4.7 Lo que no ha cambiado en mi forma de ver las cosas es el valor del Ensayo y error. No probar cosas nuevas, nuevos modelos, nuevos encuentros… El éxito no es perdurar. El éxito de un encuentro es aprender, conocer gente nueva y diferente, distinguir lo fundamental de lo accesorio o temporal.

SevillaUP-minds-Luis-Rull-risa5. Encuentros que he organizado en los últimos 10 años:
5.1 Diez EBEs
5.2 Decenas de twittsevs
5.3 Dos TEDxSevilla (preparando la 3ª)
5.4 Dos WordCamps Sevilla (Preparando la 3ª)
5.5 Una WordCamp Europa (preparando la 2ª)
5.6 Decenas de WordPress Meetups
5.7 Decenas de encuentros y cursos varios: Desarrolladores, productividad, usabilidad,…
5.8 18 asesorías a empresas y proyectos variados

Moonshot para Sevilla:

a) Crear una comunidad de

  1. re-inversores en proyectos innovadores digitales
  2. gestores de negocio con experiencia que se dan una segunda oportunidad de crear estructuras y negocios mejores
  3. trabajadores: programadores, diseñadores,… o cualquiera de los nuevos perfiles necesarios para negocios… ¡BIEN PAGADOS!, valorados en sus habilidades, no machacas, no “empleados”. Con tiempo y ganas para parar de vez en cuando… para coger carrerilla, para ir a la universidad a enseñar, para criar a sus hijos, viajar, leer, divertirse, …
  4. comerciales-marketing-vendedores con enfoque global, con herramientas globales.

Fotos y vídeo de Nono.

Elogio del equipo

Todos los días veo cómo se ensalzan a sí mismos muchos personajes públicos sin citar a sus equipos, que son los que casi siempre  hacen el trabajo. Trump, Jobs,… el “adanismo“, esa actitud tan de moda, no es sólo creer y hacer creer que se es el primero de una era, sino también que UNO MISMO es quien la creará en solitario.

Pero muy poco se puede hacer sin equipos de personas detrás. Todas las que admiro han conseguido sus lo logros con la ayuda (o ayudando) a equipos brillantes. Y todo de lo que me siento orgulloso en mi vida profesional ha sido ayudado o ayudando a gente brillante: Mecus (con Rafa, Rocío, Vicente, Jose,…), EBE (Benito, José Luis, María, Ana, Rocío, …), WordPress España, WordCamp Europa, mi equipo de investigación en la Universidad, TEDxSevilla, …

Inversores, emprendedores, diseñadores,… muchas de las historias y épicas de nuestro tiempo son demasiado individuales, poco concordantes con el hecho de que si alguna persona llega lejos es siempre “subido a hombros de gigantes”.

Muchos diréis que gran parte de la promoción corporativa es promoción del grupo, que se gastan millones en publicidad de corporaciones, en marcas, en imágenes no individuales. En la mayoría de los casos no me parece que muestren grupos de personas, sino estructuras, máquinas, marcas. Y si lo hacen, suele ser forzado, porque casi nunca son los propios miembros de una organización quienes lo producen. Muy pocas agencias publicitarias captan el ethos de una empresa. Hay que estar dentro para conocerlo (y en muchos casos, como el aire, no nos damos cuenta de que está rodeándonos).

Muy pocos grandes logros son solitarios. Un grupo con una dinámica, con unas relaciones, un trabajo comunitario, retomando el trabajo de otros, es quien hace las cosas. No se programa desde 0, se usan lenguajes y tecnologías de otros. No se diseña de manera completamente original, nos inspiramos en cosas que nos gustan. No se escribe una gran novela sin haber leído antes un buen puñado de obras maestras. Y no conozco ningún político lo suficientemente listo como para hacer el trabajo por el que le pagamos, por lo que sospecho que hay mucha gente ayudándoles a atarse los cordones de los zapatos… 😉

Este año he visto cómo solos somos poco. Pero cuando estamos en un grupo tenemos que ser la mejor versión de nosotros mismos, no ajustarse a lo que los demás piensan de nosotros. Porque sobrevalorar o infravalorar a los demás son ambos errores muy graves. Cuando creemos que los demás tienen habilidades maravillosas,maravillosas, estamos, en realidad, pidiendo que nos decepcionen. Cuando hacemos lo que esperan de nosotros, somos una fotocopia de la propaganda que mostramos a los demás. Nadie nos empuja a dar más de nosotros mismos. Sólo en equipos compenetrados y sinceros me he sentido a gusto. Cuando esa magia se ha perdido, no ha pasado mucho tiempo hasta que los problemas nos cazaban. Esa es, para mi, la mayor enseñanza del año.

La primera vez que lo sentí fue haciendo un periódico en mi instituto, el Gustavo Adolfo Bécquer, en Triana.Y voy repitiendo esa sensación maravillosa cada cierto tiempo.