Lo que nos gusta puede aislarnos y hacernos dogmáticos

Si los filtros que usamos nos personalizan la información que consumimos adaptándola a nuestros gustos, ¿no deja fuera aquellas formas de ver el mundo que son muy distintas a las nuestras?

Me encontré con el mismo dilema hace 15 años, cuando llevaba, con otros amigos, la sala de prensa del Colegio Mayor donde vivía cuando estudiaba en la Universidad de Granada. En una discusión que nunca olvidaré llegamos a la conclusión de que no debíamos comprar los periódicos que más votos tuvieran en una encuesta a todos los estudiantes, sino que debíamos hacer la selección que generara más variedad de contenidos y menos superposición de visiones. Por ejemplo: no tenía mucho sentido comprar dos periódicos que tuvieran mucha información del Real Madrid (Marca y As) si dejábamos a los aficionados del Barça fuera.

Cuento esto porque, al cabo de los años, me he dado cuenta de que lo que más me ha enriquecido como persona fueron los 5 cursos que me pasé leyendo periódicos que nunca pensé que leería y conviviendo con personas muy diferentes a mi, que se convirtieron en grandes amigos. Superar los prejuicios o enfrentarlos a un escrutinio racional nos hace adultos, responsables y más sabios.

El vídeo lo vi hace meses y me inspiró parte de una ambiciosa conferencia que sigo depurando cada vez.

Obama y su crítica al consumo acrítico de información

Cuando estos del “Ala Oeste” se ponen a hacer algo, lo hacen bien. Otra cosa es que quieran entenderles. En su discurso en la Universidad de Hampton, Obama criticó el consumo rápido, acrítico y poco edificante de información. Citó los nombres de aparatos de consumo de información (Ipad, Ipod, Xbox,…). Sacándolo de contexto, algunos han certificado la proposición del presidente: Hasta un titular (no el artículo) de Newsweek decía que Obama decía que los aparatos estaban “pudriendo nuestras mentes”.

Esta es la cita, el discurso y el vídeo:

And meanwhile, you’re coming of age in a 24/7 media environment that bombards us with all kinds of content and exposes us to all kinds of arguments, some of which don’t always rank that high on the truth meter.  And with iPods and iPads; and Xboxes and PlayStations — none of which I know how to work — (laughter) — information becomes a distraction, a diversion, a form of entertainment, rather than a tool of empowerment, rather than the means of emancipation.  So all of this is not only putting pressure on you; it’s putting new pressure on our country and on our democracy.

http://www.youtube.com/watch?v=Hwg636CQnrc”>http://www.youtube.com/watch?v=Hwg636CQnrc