Minientrada

3 cosas a aprender para ser un buen periodista

4118378260_546a5398ac_zComo ciudadano no le pido a los periodistas más que tres cosas:

  1. No utilices argumentos ad hominem
  2. No hagas juicios de valor o intención ocultos o velados
  3. Cita (y enlaza) las fuentes cuando tu información tenga números

Cuando era joven les pedía más: imparcialidad, buena redacción, que fueran amenos, que no metieran la pata con las estadísticas, que no me mintieran,… ¿Me estoy haciendo blando con la edad?

(Hay muchas más cosas imprescindibles para ser un buen periodista, pero no me caben en el margen)

(Foto original de Alex Gamela)

Prensa y poder

Algunas preguntas:

  1. ¿Hay cada vez más o menos prensa libre? ¿Tenemos acceso a información más o menos real? ¿Más o menos honesta?
  2. ¿Puede un periodista ser un ángel, contando “la verdad” al margen de lo que piensa?
  3. Que los medios de comunicación cada vez den menos dinero, ¿es bueno o malo?

Desgraciadamente, mi experiencia con la prensa es que las cosas son más como contó Sorkin:

https://www.youtube.com/watch?v=23dWBS7JxUU

Aunque no suelen terminar como terminan en la serie. Suelen dejar que los periodistas actúen en conciencia siempre y cuando no perjudique a la empresa. En sus negocios paralelos o en ingresos publicitarios. Por lo tanto, a un periodista más vale que lo que piensa tenga audiencia y traiga dinero a la empresa, o va a tener que escribir cosas que no le gustan… o buscarse otro trabajo.

Foto de Matthew Simantov

Javier Barrera, periodista digital desde 6º de EGB

¿Qué os parece el vídeo y su visión del periodismo?

Conozco a Javier Barrera (@juanlarzabal) desde hace muchos años.  Tras muchas discusiones, sigo siendo muy fan suyo. La aversión al inmovilismo, su forma de expresarse, su sinceridad… no es posible no admirar al donostiarra granadino.

Fotos de Wicho y Draxus

Lo que nos gusta puede aislarnos y hacernos dogmáticos

Si los filtros que usamos nos personalizan la información que consumimos adaptándola a nuestros gustos, ¿no deja fuera aquellas formas de ver el mundo que son muy distintas a las nuestras?

Me encontré con el mismo dilema hace 15 años, cuando llevaba, con otros amigos, la sala de prensa del Colegio Mayor donde vivía cuando estudiaba en la Universidad de Granada. En una discusión que nunca olvidaré llegamos a la conclusión de que no debíamos comprar los periódicos que más votos tuvieran en una encuesta a todos los estudiantes, sino que debíamos hacer la selección que generara más variedad de contenidos y menos superposición de visiones. Por ejemplo: no tenía mucho sentido comprar dos periódicos que tuvieran mucha información del Real Madrid (Marca y As) si dejábamos a los aficionados del Barça fuera.

Cuento esto porque, al cabo de los años, me he dado cuenta de que lo que más me ha enriquecido como persona fueron los 5 cursos que me pasé leyendo periódicos que nunca pensé que leería y conviviendo con personas muy diferentes a mi, que se convirtieron en grandes amigos. Superar los prejuicios o enfrentarlos a un escrutinio racional nos hace adultos, responsables y más sabios.

El vídeo lo vi hace meses y me inspiró parte de una ambiciosa conferencia que sigo depurando cada vez.

Libertad de prensa, aquí y ahora

Mi amigos de enredados han organizado una maratón de radio por la libertad de prensa.

Libertad de prensa. Un gran derecho que ha mejorado la convivencia y las condiciones de vida de mucha gente de una forma silenciosa e implacable. Transparencia en las relaciones, en la difusión de la información y opiniones, sin la tutela de los Estados y gobiernos. Esos son elementos de nuestro mundo que damos por hechos pero que deben ser protegidos y vigilados porque nuestra libertad depende mucho de ellos.

Aquel que detenta poder y tiene riqueza mira siempre con recelo estos derechos. Estático y no dinámico quiere el estado de cosas y mentes. La transformación de la realidad viene después de los cambios en la mentes. Y las mentes deben tener elementos de juicio diversos y capacidad de elegir aquellos que más le gusten.

Podemos ver muchas flagrantes violaciones de estos derechos en dictaduras y regímenes autoritariosen todo el mundo. En nombre del bienestar, muchos gobiernos deciden, por su bien, qué pueden y qué no deben conocer sus ciudadanos. Pero es posible encontrar pequeñas erosiones constantes de estos derechos a nuestro alrededor: siempre que un periodista reflexiona sobre si al editor de su medio le gustará lo que está a punto de escribir, si a sus lectores/oyentes les gustará una verdad incómoda que ha descubierto, si debe dar un enfoque distinto porque el que debe tener una noticia favorecería a alguien a quien aborrece, si se cierran blogs por denunciar malos contenidos de plataformas de blogs y redes sociales… todo eso pasa a nuestro alrededor y es lo que nos empobrece, lo que hace de nuestra vida un poco más pobre y la de nuestros hijos más mísera.

Es más fácil ver que “EL PODER”, político o económico, oprime allende los mares. Y más seguro. Más difícil todavía es defender con quien uno no está de acuerdo. Por eso hay defensas y defensas.

” ¿Cómo puedes decir eso?”, me espetó un amigo no hace mucho tiempo cuando le comentaba mi punto de vista sobre este tema. “Tenemos libertad de prensa plena”. Y le comenté el caso de mi amigo Javier Caraballo, acosado, junto a Francisco Rosell, por contar una noticia que el juez ha considerado

que la información estaba contrastada, que era veraz y existe al menos un episodio de aquel espionaje que quedó acreditado en el juicio, y que la noticia era de interés público y la obligación profesional de EL MUNDO era publicarla.

710.000 euros. Ese es el valor de la libertad de prensa en Andalucía en el año 2009.

Esta entrada viene porque mi amigos de enredados me pidieron que leyera, para conmemorar el Día Internacional de la Libertad de Prensa, el artículo 3 del decreto de 10 de 1810 por el que se establece la Libertad Política de Impresión. Aquí queda la lectura completa:

A video used to be embedded here but the service that it was hosted on has shut down.

Participan Lidia M. Ucher, Vanessa Jiménez, José A. Gelado, Pau Llop, Pilar Molero, Juan Jesús Hernández, Juan Freire, Juan Luis Sánchez, Fernando Berlín, Daniel Seseña, Paco Torres, Verónica Carmona, Pedro Jorge Romero, Daniel Olivares, César Calderón, Rosa Jiménez Cano, Sonia Blanco, Rocío Mendoza, Juan Pablo Seijo, Héctor Seijo, Laura Pintos y Anna Jordá.

Ha nacido un blog. Ha nacido una estrella


El periodista de “El Mundo Andalucía” Javier Caraballo ha creado su blog, “el blog de javier caraballo”. No estoy seguro de que vaya a poner algo más que sus artículos en el periódico. Tampoco si va poner enlaces a otros sitios de Internet donde ampliar informaciones. En fin, no sé si va hacer todas esas cosas por las que podría definirse un blog. La verdad, yo me conformaría con que regularmente subiera sus artículos del periódico, que no están disponibles en la red. (El Mundo no vuelca en su versión digital las ediciones regionales). Muchas veces me he quedado con las ganas de comentar algún artículo suyo por no dejar a la mayoría de los lectores sin enterarse de nada. Ahora os váis a enterar… je je

Para empezar, me encantaría que leyerais algo que es muy ilustrativo del ambiente que se respira en Andalucía. Aunque yo ya he comentado algo aquí, mis habilidades redactoras no están a la altura de las de Javier. Javier cuenta la técnica de depuración empleada por los poderosos en Andalucía para eliminar a todo aquel que considera indeseable. Lo que cuenta es cierto. Increíble, pero cierto.

Yo me pregunto: ¿No tendrá un grave efecto negativo sobre las organizaciones y medios de comunicación que soportan las purgas? ¿No hará que se vayan haciendo más endogámicas, homogéneas (creando homofilia en vez de heterofilia, siguiendo la terminología que suelo usar normalmente en lo que estoy escribiendo)? Me recuerda a una discusión sobre la emigración que tuve durante la carrera sobre si el peor impacto en un país en el que muchos emigran es que los que se quedan son los más sumisos, los más cobardes, los menos emprendedores.