La razón de compartir conocimiento

Hacía mucho tiempo que un artículo académico no me gustaba tanto.

Compartir no es necesariamente una actitud altruista. Puede ser una estrategia de éxito para muchas cosas. No es mero utilitarismo ni obligación religiosa.

Podéis encontrar las razones por las que la gente colabora en este artículo de mi admirada Inés Mergel y David Lazer. Lending a helping hand: voluntary engagement in knowledge sharing (PDF).

Quien quiera hacer un poco de gestión de conocimiento en organizaciones, debería bajarse de los cielos y mirar un poco este brillante pieza del mundo del empirismo.

Hay mucha ciencia útil que se puede hacer desde la academia, querido Juan. Aunque ese despacho esté en Harvard

Freire y Manchón, mañana en Sevilla (Creativa 07)

Creativa 07

Mañana hablarán en el pabellón del futuro, en la Isla de la Cartuja, Juan Freire y Eduardo Manchón, dos tipos altamente recomendables por sus ideas innovadoras y su éxito al llevarlas a la práctica.

  • Juan Freire es bien conocido por vosotros, es Profesor Titular de la Universidad de La Coruña, pero tiene una faceta de innovador, creador de empresas y evangelizador de nuevos modelos de negocio. Nos hablará de los Open Business y de cómo crear nuevos modelos de negocio. Conociéndolo como lo conozco, huirá de los lugares comunes y de hablar de las bondades de la tierra prometida. Seguro que se intervención estará plagada de sensatez, autocrítica y visiones reales sobre negocios reales en un mundo real.
  • Eduardo Manchón es uno de los grandes héroes de muchos emprendedores españoles. Es uno de los creadores de Panoramio, un servicio de localización de fotos (Más o menos. Mejor será que lo veáis vosotros mismos) . Una idea tan buena, basada en los mapas de Google, que la propia compañía pensó que estaría bien tenerlos cerca: Compró la empresa y les pidió que se unieran a su equipo. Eduardo y Joaquión Cuenca trabajan ahora en Zurich en las oficinas de Google. Panoramio surgió como una buena idea que desarrollaron al margen de sus trabajos “de verdad” y ahora es un servicio mundial. Y todo desde Alicante. Sin subvenciones.