Entrevista en El Mundo Andalucía

El pasado domingo se publicó la siguiente entrevista que Berta González de Vega me hizo para la edición andaluza de “El Mundo“. Igual me pasé hablando de lo divino y de lo humano, pero no quedó mal.

En todo caso, aquí os la pongo para que me deis vuestra opinión. Me consta que muchos de los lectores de este blog saben más de la mayoría de los temas de los que he hablado, así que seguro que en los comentarios me corregís y mejoráis la entrevista:

Algunas frases que han gustado:

  • Pregunta.—Acabamos de conocer los resultados de PISA. Marc Prensky, la persona que acuñó el término nativo digital, decía el otro día en Madrid que la enseñanza no ha cambiado al ritmo que necesita por las nuevas tecnologías. Que le parece una tontería, por ejemplo, las horas dedicadas a la caligrafía…
  • Respuesta.–Pues habrá que enseñar a escribir en menos horas ¿no? Hay, al menos, tres nuevos desafíos en la educación: el primero es que los alumnos aprendan, además de los conocimientos básicos –leer, escribir, álgebra, historia–, las nuevas habilidades necesarias para desenvolverse en un mundo globalizado –economía, estadística, nociones de programación, geopolítica …–. El segundo es desarrollar un espíritu crítico ante la inmensa cantidad de información que hay disponible: aprender a saber por qué dice lo que dice esa fuente y transformarla en conocimiento. El último es crear interés por aprender en los chicos y que se mantenga toda su vida. Las nuevas tecnologías pueden ayudar a resolver esos desafíos, pero son herramientas huecas sin un objetivo claro y sin un maestro que guíe.
  • P.—Lo que está claro es que internet permite el trabajo a distancia y aquí tenemos, supuestamente, muy buena calidad de vida. Que sigan inventando ellos, pero al menos podríamos albergar a esos trabajadores cualificados, ¿no?
  • R.—Con internet no cabe ni siquiera hablar de deslocalización de las empresas porque nacen ya dispersas muchas de ellas. En la sede central deWordPress apenas hay trabajadores, porque están repartidos por todo el mundo. Lo veremos cada vez más: mucha gente de talento no se quiere mover de donde le gusta vivir.
  • P.—Para eso necesitas una organización transparente, bastante horizontal, con objetivos claros y no sé si aquí hay demasiadas empresas así…
  • R.—Es que tampoco son tantos los casos en EEUU. Sigue habiendo muchas grandes empresas muy jerarquizadas, lo que ocurre es que los otros, los nuevos empresarios de internet, son muy exhibicionistas en sus logros, les encanta contarlos. Contándolos obtienen opiniones nuevas que les permiten seguir mejorando. Es un círculo virtuoso. Hay una diferencia respecto a nosotros. Cuando he ido a San Francisco, he notado que esa gente está preguntándose todo el rato si pueden mejorar, siempre buscan una manera diferente de hacer las cosas y eso aquí no pasa. También es verdad que en otros campos es mucho más difícil hacer los cambios, ellos lo pueden hacer con sus programadores y así han conseguido que la rutina sea cuestionarse cómo mejorar y probar alternativas. Creo que es algo cultural que les viene desde los años 60. Pero eso no significa que el pensamiento alternativo sea que todo vale, no es un fin en sí mismo, es para proponer mejoras. Proponer tonterías es hacerles perder el tiempo dos veces y eso lo penalizan mucho. Los directivos de allí son accesibles y te dan siempre un rato, pero notas que tienes cinco minutos para interesarles. Aquí, cualquier ejecutivo de medio pelo tiene una secretaria que no te da una cita y, cuando te la dan, dicen que es muy interesante todo y no sabes más de ellos.
  • P.—Cada vez me da más vergüenza ajena ver a los políticos españoles anunciando que están en twitter como si eso les hiciera más comprometidos o más enrollados…
  • R.—Básicamente lo que quieren es seguir haciendo propaganda y conseguir votos, no quieren a los ciudadanos para nada más. No quieren ideas que les obliguen a corregir las suyas. Están en twitter, pero la mayoría tiene pánico a llevar la contraria al argumentario del partido.
  • (…)
  • R. En EEUU la actitud es de arriesgarse y eso hay que hacerlo a los veintitantos. También influye que ser empresario sigue siendo algo que no está muy bien visto en este país, de ahí el éxito de la palabra ‘emprendedor’, sin carga negativa. Es como si la gente no quisiera darse cuenta de que, efectivamente, estamos en una sociedad capitalista. En ese contexto, hay muchos empresarios en Andalucía que prefieren ser invisibles, no figurar. Los empresarios jóvenes no están en los círculos cerrados del poder de Andalucía, no les interesa, no sacan nada de ahí. Es llamativo, por ejemplo, que en EBE no tengamos ni un solo patrocinador privado andaluz y sí los tengamos de fuera de Andalucía.

PS: Gracias, Berta, por considerar que tengo algo que decir en nuestra querida tierra.

Más anuncios

Rafa ha publicado dos entradas en el blog de la empresa. Llevamos mucho tiempo queriendo hacer estas cosas tan raras:

  1. El futuro.
  2. Un nuevo enfoque.

Aunque sean, como dice Rafa, de autobombo, a lo mejor os interesan.

A los que nos habéis apoyado, animado o enseñado algo, que sepáis que os lo agradecemos y que no han caído en saco roto vuestras aportaciones.

Primer seminario mecus

Mañana tendremos el primer seminario abierto en mecus, titulado Anatomía de WordPress. Será en la nueva oficina en Av García Morato nº 9 nave 8, en Sevilla.

Es un primer paso de nuestra nueva fase en la que divulgaremos más y compartiremos lo más valioso que tenemos: nuestro conocimiento.

Lo darán mis compañeros Rocío y Rafa y este es, en resumen el programa:

  • Cómo se estructura WordPress a nivel de ficheros.
  • Cómo perderle el miedo a actualizar tu WP (Qué se actualiza cuando pinchamos en ‘Actualizar’ y cómo comprobar la compatibilidad de los plugins).
  • Cuál es la estructura de la biblioteca de medios en WordPress 3.0 y anteriores.
  • Dónde podéis encontrar físicamente los archivos de los plugins.
  • Cómo se estructura un theme a nivel de ficheros.

Os podéis apuntar en el plancast o dejarlo dicho en los comentarios del blog.

¡A por ello! Cambios, apertura y avance

En Mecus siempre estamos entre lo que somos, lo que nos dejan ser y lo que queremos ser. Poco a poco nos convertimos en el proyecto que queremos, que pensamos, que un día de hace años nos ilusionó tanto como para liarnos la manta a la cabeza y crear esta locura.

Rafa, mi socio y a pesar de eso amigo, me recuerda de vez en cuando para qué estamos aquí. Ayer, en su entrada, mucho más directamente de lo habitual. Tras tres meses de trabajo muy duro con dos proyectos que se han alargado más de la cuenta, nos toca dar nuevos pasos: desde irnos a una oficina mucho más grande a intentar más seriamente ser más abiertos con lo que hacemos. Nos quedan mil líneas de código que documentar y liberar, los seminarios abiertos, trabajar más en ayudar a comunicar, mejorar en liquidez, velocidad de respuesta, trabajar mas creativamente y con más tranquilidad, compartir mucho mucho más, … incluso pintar la nueva oficina, entre cientos de cosas aplazadas.

No se me caen los anillos si admito que hemos cometido errores de bulto al olvidar que aspiramos a hacer realidad unos valores. En ello estamos y en ellos estaremos hasta que salga.

Ayer, en una charla sobre diseño de organizaciones en Open Green/RedPyme me recordaron que muchas veces la más efectiva de las transparencias es aquella que se hace sobre los errores. Hay fallos puntuales, como evaluar erróneamente unas bases de datos para una migración, pero olvidar qué nos hace felices en este trabajo es un error que no podemos permitirnos. Estoy en la mitad de mi vida profesional y es aquí donde veo por primera vez la posibilidad de crear algo de verdad. No todo el mundo tiene esta suerte. Por eso mismo me siento con la obligación de poner todo mi empeño y ser sincero conmigo mismo y mi equipo.

Con Rocío en el equipo nos está siendo más fácil encontrar lo relevante y desechar lo accesorio. Su capacidad de trabajo por un lado y su entusiasmo, unido a una mirada limpia sobre las cosas por otro, nos ayuda a centrarnos en lo que nos hace felices.

Viviendo en un mundo en que la metáfora del avance aplicado sobre la vida se usa tanto que ya no parece metáfora, se me hace complicado usarla sin que parezca falsa, pero esta entrada ya está hecha.

Por último, una cita de la entrada de Rafa:

En la oficina llevamos tres semanas de no parar. De no salir, trabajando a dos o tres turnos según el día. Cerrando una etapa. Dentro de muy poco haremos la primera remodelación de Mecus. Un pasito más hacia el futuro y hacia lo que queremos ser. Buscando ese hueco en el que hacer lo que nos entusiasma, lo que nos gusta de verdad, y disfrutar con ello.

Superar la primera fase, después de tres años de vida. No tener miedo a la apertura, dedicarnos de verdad al Software Libre, convertirnos de verdad en Empresa Abierta… En definitiva, compartir. Y divertirnos mientras lo hacemos

Los Mecus en WordCamp. Foto de Fernando Tellado

2009, un año para recordar

Alex Rull espera placidamente el comienzo del 2010

Alex Rull espera placidamente el comienzo del 2010

Advertencia: este artículo es (todavía) más egocéntrico de lo habitual.

Hoy termina 2009, uno de los años más interesantes que he vivido. Han pasado cosas muy relevantes para mí y los míos. Este blog ha bajado en interés y frecuencia de actualización, pero debía escribir sobre un año especial.

Lo primero, el nacimiento de mi hijo Alejandro, que me ha dado una alegría y una perspectiva sobre la vida que nunca soñé tener. Gracias a él y a su madre, me parece que soy mejor persona y creo saber algunas cosas que debo mejorar en mi vida. ¡Qué locura traer a este mundo a alguien y responsabilizarse de él!

Muchas cosas han pasado. Algunas muy buenas, otras, tristes: Una obra en casa, obtener el carnet de conducir, un puñado de conferencias y charlas a las que me han invitado, muchos amigos a los que he aconsejado en su aventuras empresariales y personales, miles de lecturas y charlas de las que he aprendido mucho, la desaparición de gente a la que apreciaba, alguna que otra traición de confianza, correcciones o enseñanzas de gente que me aprecia,…

En lo profesional, mecus me ha dado muchas satisfacciones y algún que otro agobio. Hemos incorporado a Rocío a nuestro equipo y su adaptación ha sido mucho más rápida de lo esperado. Nuestra forma de trabajar ha cambiado sustancialmente con la incorporación de un miembro con perfil técnico, lo que significa que no entiendo un 50% de las discusiones de la oficina. He aprendido mucho y los errores han sido profesores muy efectivos: La liquidez, evaluar bien las horas dedicadas a los proyectos, saber cuándo decir “no” a clientes, decidr qué gasto es superficial y cuál superfluo, saber cuándo se puede apretar al resto del equipo y cuándo darle espacio para hacer lo que más les gusta cuando les apetezca, decidir cuál será la próxima remesa de productos… Miles de errores y algunos aciertos nos permiten vislumbrar  el 2010 como el mejor año de mecus. Con Rafa, mi compañero de fatigas profesional, el cielo es el límite.

En el lado profesional/personal, nuestra visita a San Francisco fue maravillosa. Presentar un proyecto a algunas de las mentes que más admiras es un gran honor. Y comprobar que nuestras locuras tienen sentido en cabezas brillantes como las que estaban allí aquel día, un gran orgullo. Orgullo de trabajar con quien un día decidió montar una empresa contigo. Por otro lado, la WordCamp España estuvo muy bien y nos divertimos mucho. ¡Qué gran locura es mecus y qué bien nos lo estamos pasando!

Mi segunda actividad profesional, Evento Blog España, salió razonablemente bien. Mis compañeros José Luis y Benito me han demostrado ser aún más grandes al afrontar con éxito las mayores dificultades que nunca hemos tenido. ¡Qué grandes lecciones me dan los compañeros cuando suplen mis carencias y errores con discreción! Toca mejorar e innovar.

Si en estos días toca comparar situaciones, creo que el mundo y nuestro país son mejores y peores que hace un año. Yo confío más en algunos de mis semejantes y he perdido la esperanza de que algunos dejen de ser ignorantes, arrogantes o malvados. Muchos deben cambiar la senda que han tomado. Les pido autocrítica y sinceridad con ellos mismos, ni más ni menos que lo que pido para mí.

¡Qué gran año el 2009! ¡Qué gran año será el 2010!

WordCamp, allá vamos

Estos día Mecus (menos la nueva incorporación) se ha trasladado a San Francisco para, entre otras cosas, asistir al WordCamp, el congreso anual de WordPress, el software que usamos en casi todo lo que hacemos.

Es muy emocionante para nosotros poder estar unos días con las personas con las que trabajamos en el desarrollo de la herramienta. Esperamos que Bach tenga oportunidad de mostrar sus virtudes y recibir las mejoras de los grandes de este negocio. Además, nos vamos con intención de traer algún pedido en la cartera… ¿quién dijo miedo?

Nos acercaremos al Google Developer Conference a ver qué se cuece por allí.

PS: Podéis manteneros informados por nuestras cuentas de twiiter (@luisrull, @bi0xid y @mecus)

Buscando ayuda: mecus crece

luis-y-rafa-en-mecus-2Mi empresa, Mecus, está buscando nuevos empleados. Mi socio, Raven y yo pensamos que es necesaria la ayuda de una persona para poder seguir creciendo y hacer las cosas que más nos gustan. Podéis ver toda la información en el blog de mecus.

Cuando las cosas cambian en la forma que quieres te sientes orgulloso. Crear una empresa de la nada no ha sido fácil, pero lo que sí ha sido es divertido. Aparte de dormir poco y aprender de los errores, para nosotros Mecus es una fuente constante de diversión y realización personal. Con dos perfiles muy distintos, Rafa y yo hemos creado algo de lo que nos sentimos orgullosos. No es una empresa perfecta mas se acerca a lo que simplemente soñamos (je, je)

Seguimos el rumbo marcado desde un principio, aunque hemos rectificado algunas ideas preconcebidas. Nos adaptamos a lo que va viniendo, pero sabemos lo que nos gusta y lo que puede ser rentable.

No importa si nos llamamos emprendedores, empresarios, innovadores o precursores. Estamos creando un campo donde sentirnos agusto porque todo lo demás nos gusta menos. No queremos dar lecciones a nadie ni ser el ejemplo de generaciones futuras. Pero aquí estamos y es posible que haya alguien por ahí que nos pueda ayudar y al que ayudemos a ser más feliz. ¿Eres esa persona? ¿Conoces a alguien que pueda serlo?

Actualización 30 mayo: ya hemos encontrado a la persona adecuada, a la que os presentaremos muy pronto. Muchas gracias a todos aquellos que os habéis interesado por el puesto, ha sido un honor para nosotros que haya tanta gente dispuesta a trabajar con nosotros.

Gestión de tareas: nuestro nuevo proyecto, Bach

bach-ticket-system-1Trabajar en equipo implica coordinación, y todos sabemos que no siempre es fácil. En Mecus llevamos, desde hace unos meses usando y mejorando un sistema de gestión de tareas que nos hemos hecho con WordPress (el software que usamos casi en exclusiva). Ha llegado la hora de liberarlo para que todo el que quiera pueda instalarlo en su servidor y aprovechar nuestro trabajo.

Lo hemos llamado Bach Ticktet System y hemos abierto una web de prueba para que todo el mundo pueda ver cómo funciona: http://bach.mecus.es/tickets/

Lo bueno del sistema es que es muy adaptable a las necesidades de casi cualquier equipo y que lo respalda un software como WP, que es estable y que en la próxima versión se actualizará, junto con sus añadidos (pulgins) prácticamente sólo.

Nosotros tenemos claro por dónde iremos mejorándolo, pero es casi seguro que los usuarios nos dan buenas ideas que no se nos han ocurrido. Esa es una de las magias del software libre, puedes disponer de un grupo de personas de talento que te ayuden a mejorar un producto con un coste cero. Compartir tiene esas ventajas.

Bach Ticket System es una combinación del Theme Prologue y de varios plugins de WP. Hemos diseñado una hoja de ruta (road map) para el desarrollo, que incluye dos productos relacionados, Mozart y Bruckner, que adaptan el original a otras necesidades: soporte para clientes  y soporte para blogueros en WP-MU.

En los próximos días liberamos el código, si tienes algún comentario, por favor, hazlo en el blog de mecus.

Pre Le Web

Los viajes de congresos son extrañamente artificiales. Debes planear los días como si fueran de trabajo (horarios, tareas,…), aunque te sientes turista (sitios nuevos donde orientarse, rutas de viaje, buscar un sitio donde comer). El día previo a Le web ha sido muy interesante porque, aparte del frío y de lo poco simpáticos que son en el hotel, todo ha salido como estaba previsto. Una vez asegurado de dónde está todo (hotel, conferencia, bocas de metro, …) el resto del tiempo lo he invertido en pasear y cotillear un poco en la vida de esta ciudad. Acostumbrado al París turístico, uno no puede más que sorprenderse de lo que la vida de aquí se parece a la de las ciudades españolas. Aparte de los transportes públicos (me acuerdo de la nueva postergación de la inauguración de la primera línea del metro sevillano) y de la variedad de colores de piel que ves por la calle, me siento extrañamente integrado.

La fiesta pre-Le Web de ayer resultó ser un pub de cervezas a €5 sin comida llena de jovencitos (y no tan jovencitos) buscando alguna cara conocida. Poco a poco, y con la acción social lubricante del alcohol, se fueron haciendo corrillos y la gente se fue conociendo y reconociendo, ya que algunos son veteranos en las conferencias “tekkis” como estas.

Justo al principio, y tras charlar con un francés muy simpático al que llamó enfadada su novia, me encontré con un chico. Como parecía tan solo como yo, me acerco y le digo “Hi, I am Luis”. “Hi, my name is Alex” me dice y, tras un instante de duda me dice: “¿No serás español?” Resulta que era Alex Barrera, de inkzee y tuenti, de quien he oído hablar muy bien y cuyo entusiasmo en su proyecto de filtrado semántico de contenidos me asegura que le irá bien, a poco que aguante los cantos de sirena, logrará hacer realidad su ambicioso proyecto. Había estado en EBE08, aunque me confesó que sus amigos blogueros se lo pasaron mejor que él, que es “más emprendedor que escritor”.

He vuelto a ver a Luca Conti, un tipo simpático y listo, que aglutina a su alrededor a un buen grupo de italianos, que se sienten algo extraños en tierras francesa, con lo cual los españoles hacemos buena piña con ellos.

Nico Luchsinger, un periodista free-lance suizo, fue otro descubrimiento, puesto que puede hablar con soltura sobre los avances en los lectores de RSS como de su tesis doctoral sobre la propaganda en la lucha entre el papado y la monarquía en la Edad Media.