Reaccionarios de internet

Vallbona de les monges. Foto de Luciti

“Reaccionario” es un término usado como insulto en discusiones políticas que tiene su origen en la Revolución Francesa, para referirse a aquellos que querían volver a la situación previa, al Antiguo Régimen.

Los reaccionarios de internet son aquellos (principalmente políticos, empresarios e “intelectuales” trasnochados) que pretenden volver al sistema de control y de castas previo a los cambios producidos por la revolución comunicativa más importante que hemos vivido.

  • Algunos intentan restringir nuestra posibilidad de decir lo que queramos.
  • Otros, mantener un flujo de dinero que hasta ahora les llegaba sin apenas esfuerzo, escudándose en otros que sí se esfuerzan por crear buenos contenidos.
  • Algunos incluso quieren romper la propia simetría intríseca en internet, para privilegiar al que más pague. Quieren que la web sea como el mundo físico: con tarifas locales, provinciales e internacionales. Si quieres que todos vean bien tus contenidos, paga más. Si quieres ver bien todos los contenidos, paga más.

El evolucionismo social sembró la idea de que la historia avanza linealmente: cualquier tiempo pasado fue mejor y el progreso es imparable. Se equivocan. Siempre podemos tener una nueva Edad Media. Sin reivindicar lo que creemos justo y correcto sólo llegaremos donde los que sí se movilicen quieran que lleguemos. Las tecnologías de 2012 no tienen que ser necesariamente mejores que las de 2010. No lo serán si los dejamos.

¿A cuántos reaccionarios conoces? ¿Qué defienden? ¿Cómo lo defienden?

Una concentración ¿para qué?

Imagen de Eneko, de 20 minutos

Imagen de Eneko, de 20 minutos

Esta tarde voy a asistir a una concentración a las 20:00 en la Plaza Nueva de Sevilla para defender mis derechos fundamentales, amenazados por el anteproyecto de ley de Economía sostenible.  Uno de ellos es el de la libertad de expresión (Artículo 20 de la Constitución española):

Se reconocen y protegen los derechos:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica.
c) A la libertad de cátedra.
d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

Y su importante punto 5:

5. Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial.

No hay mucho más que decir. El Estado siempre quiere controlar a sus ciudadanos y convertirlos en súbditos. No importa quien esté en el gobierno. Sólo retroceden cuando se les llama la atención y  cuando ven en peligro su posición. Yo quiero que los límites a mis derechos fundamentales los decida un juez, no una comisión ministerial (esté quien esté en la comisión).

Lo ocurrido en los últimos días en España con la movilización contra las medidas anunciadas es muy importante y creo que es muy positivo. Independientemente de las motivaciones, actos o intereses de algunos, es claro que muchos ciudadanos hemos decidido actuar como sociedad civil, cosa inusual en España. Ciudadanos libres preocupados por asuntos públicos se movilizan para conseguir un objetivo común.

Si al escándalo existente responden llamando a un grupo de blogueros, saben que se pueden exponer a que les saquen los colores (los blogueros suelen decir lo que piensan en público) o se levanten de la mesa en cuanto intenten marear la perdiz u ofrecer negociar el reglamento (al viejo estilo caciquil-español). Si no han entendido que este fenómeno es en red y que no se rige por los esquemas del siglo XIX o XX, estarán cometiendo un gran error.

¿Ha desplazado el escándalo las críticas al núcleo de la Ley de economía sostenible? Es posible. No creo en los que creen que esto ha sido una cortina de humo/globo sonda para desviar la atención. Ha sido algo intencionado para satisfacer las demandas de un grupo de interés que está perdiendo luchas en los tribunales. Pero me he equivocado otras veces y hay muchas posibles explicaciones, incluidas aquellas sobre la lucha entre ministerios.

No hay que olvidar dos reclamaciones adicionales del manifiesto: neutralidad de la red y derecho al secreto en las telecomunicaciones. Dos peligros adicionales por los que habrá que luchar, antes o después.

Yo iré a la concentración. Y voy a pocas manifestaciones.

Libertad de prensa, aquí y ahora

Mi amigos de enredados han organizado una maratón de radio por la libertad de prensa.

Libertad de prensa. Un gran derecho que ha mejorado la convivencia y las condiciones de vida de mucha gente de una forma silenciosa e implacable. Transparencia en las relaciones, en la difusión de la información y opiniones, sin la tutela de los Estados y gobiernos. Esos son elementos de nuestro mundo que damos por hechos pero que deben ser protegidos y vigilados porque nuestra libertad depende mucho de ellos.

Aquel que detenta poder y tiene riqueza mira siempre con recelo estos derechos. Estático y no dinámico quiere el estado de cosas y mentes. La transformación de la realidad viene después de los cambios en la mentes. Y las mentes deben tener elementos de juicio diversos y capacidad de elegir aquellos que más le gusten.

Podemos ver muchas flagrantes violaciones de estos derechos en dictaduras y regímenes autoritariosen todo el mundo. En nombre del bienestar, muchos gobiernos deciden, por su bien, qué pueden y qué no deben conocer sus ciudadanos. Pero es posible encontrar pequeñas erosiones constantes de estos derechos a nuestro alrededor: siempre que un periodista reflexiona sobre si al editor de su medio le gustará lo que está a punto de escribir, si a sus lectores/oyentes les gustará una verdad incómoda que ha descubierto, si debe dar un enfoque distinto porque el que debe tener una noticia favorecería a alguien a quien aborrece, si se cierran blogs por denunciar malos contenidos de plataformas de blogs y redes sociales… todo eso pasa a nuestro alrededor y es lo que nos empobrece, lo que hace de nuestra vida un poco más pobre y la de nuestros hijos más mísera.

Es más fácil ver que “EL PODER”, político o económico, oprime allende los mares. Y más seguro. Más difícil todavía es defender con quien uno no está de acuerdo. Por eso hay defensas y defensas.

” ¿Cómo puedes decir eso?”, me espetó un amigo no hace mucho tiempo cuando le comentaba mi punto de vista sobre este tema. “Tenemos libertad de prensa plena”. Y le comenté el caso de mi amigo Javier Caraballo, acosado, junto a Francisco Rosell, por contar una noticia que el juez ha considerado

que la información estaba contrastada, que era veraz y existe al menos un episodio de aquel espionaje que quedó acreditado en el juicio, y que la noticia era de interés público y la obligación profesional de EL MUNDO era publicarla.

710.000 euros. Ese es el valor de la libertad de prensa en Andalucía en el año 2009.

Esta entrada viene porque mi amigos de enredados me pidieron que leyera, para conmemorar el Día Internacional de la Libertad de Prensa, el artículo 3 del decreto de 10 de 1810 por el que se establece la Libertad Política de Impresión. Aquí queda la lectura completa:

A video used to be embedded here but the service that it was hosted on has shut down.

Participan Lidia M. Ucher, Vanessa Jiménez, José A. Gelado, Pau Llop, Pilar Molero, Juan Jesús Hernández, Juan Freire, Juan Luis Sánchez, Fernando Berlín, Daniel Seseña, Paco Torres, Verónica Carmona, Pedro Jorge Romero, Daniel Olivares, César Calderón, Rosa Jiménez Cano, Sonia Blanco, Rocío Mendoza, Juan Pablo Seijo, Héctor Seijo, Laura Pintos y Anna Jordá.

Libertad, esa antigua idea…

Nos enfrentamos estos días a la tramitación de la LISI (Ley del Impulso de la Sociedad de la Información). Una ley más. Cosas de políticos. Mucho más interesante es encerrarse en la biblioteca a leer a Suetonio, Constant o Tocqueville. O incluso plantarse ante la televisión a ver las novedades viscerales.

Pero la LISI afectará a nuestras vidas. Y puede limitar nuestra libertad de expresión dándole, por ejemplo, capacidad de censura en internet a entidades no judiciales. Una vez abierta la caja de pandora, los vientos pueden arrasar los campos.

Cojo prestado de mi amigos microsiervos tres puntos importantes de la Ley:

  • El que sólo los jueces puedan decidir la retirada de contenidos de la Red, no ciertos órganos competentes que autorizaría la LISI, como pretendían colarnos en el artículo 17 bis de la ley, aunque las últimas noticias son que ese artículo no encontraba apoyo en el Parlamento.
  • En que la información pública y pagada de nuestros bolsillos sea puesta a disposición de todo el mundo para su uso, copia, modificación y redistribución.
  • El establecemiento del acceso a Internet de banda ancha como un servicio universal y por tanto garantizado, pues es sorprendente la cantidad de lugares de España en los que todavía eso no es posible.
  • La neutralidad de la Red desde el punto de vista de los operadores de telecomunicaciones, para que no puedan influir en cómo funcionan las conexiones de sus clientes -nosotros- en función de acuerdos económicos y/o estratégicos, lo que no es pedir que la conexión a Internet sea gratis.

No veo discusiones públicas tan sesudas como las generadas por si el himno nacional debe tener o no letra. O de en qué cadena de televisión deben celebrarse los debates. Será que “en ocasiones, veo muertos”.

Actualización (13/12/2007 10:00 AM): Parece que Enrique Dans tampoco ve claro cómo funcionan en el Partido Popular y cuál es su postura oficial sobre el canon.

¿Hay censura en España?

Mahoma- El JuevesHe estado los últimos días intentando convencer a mis amigos extranjeros que lo ocurrido con la Revista El jueves era una cosa puntual, una excentricidad de un juez y un fiscal más que un ejemplo de cómo es la sociedad española. Ahora no lo tengo tan claro. Lo que le ha pasado a Luis Alfonso Gámez con sus críticas al ínclito JJ Benítez es indignante, a la vez que un ataque a la libertad de expresión: Ha sido condenado a pagar a Benitez 6.000 € ¡¡¡por vulneración del derecho al honor!!!

No creo que las afirmaciones de Gámez sobre JJ Benítez y su programa de televisión manchen su honor. Decir que Jesucristo no pudo pasear por un edificio de Roma (por la sencilla razón de que no había sido construido todavía) no puede vulnerar el honor de nadie. Al igual que la revista “El Jueves” ha publicado viñetas sobre la familia Real mucho más ofensivas (soy lector desde hace décadas de esa revista), en España se vulnera de forma más flagrante el honor de muchas personas a diario, y no entiendo que se hayan tomado medidas judiciales en ambos casos. ( y si las medidas son el secuestro de las publicaciones, aún menos, dado lo global de los soportes de información)

¿Hay que se garantistas con el derecho de opinión, con el de información, con el de honor? Terrible dilema. Pero el dilema comienza a oler cuando siempre se cometen los mismos excesos en la misma dirección. En una sociedad como la nuestra, en la que la tolerancia se ejerce por la vía de no cumplir ni hacer cumplir las normas, la aplicación de la normas cumplen el objetivo contrario para el que fueron promulgadas. Una sociedad tolerante ¿no debería tener leyes tolerantes en vez de aplicaciones tolerantes de las leyes? Cuando nadie cumple la prohibición de aparcar en doble fila, un policía al que no le caes bien puede multarte y cumplir la ley al mismo tiempo.

Entiendo que ambos casos son diferentes: el del secuestro de “El Jueves” se realiza “de oficio” por un juez apoyado por un fiscal del Estado. El caso que nos ocupa surge por una denuncia de JJ Benitez, tras largos años de enfrentamiento entre ambos. Pero ambos procesos acarrean momentos desagradables para los implicados … y miedo a los ciudadanos que creemos que tenemos derecho a decir lo que pensamos y no ser perseguido por ello. Al amigo plata, al enemigo hierro y al indiferente, la legislación vigente:

Hay que concluir que las expresiones contenidas en los artículos del Sr. Gámez consistentes apelativos tales como que Juan José Benítez es un estafador, que no dice más que sandeces, un iluminado, que basa su negocio en la mentira, el engaño al público, la tergiversación y sus sucios manejos, siendo su obra y sus programas televisivos una bazofia (…) exceden de los límites aceptables del derecho a la libertad de expresión de su autor y que afectan o pueden afectar muy negativamente, sobre todo si se prolongan en el tiempo y en un medio de comunicación de gran difusión, como es el caso, a la dignidad del Sr. Benítez, fama, buen nombre, prestigio y credibilidad profesional.

Gracias a Dios, el talento suele salir a flote cuando se hunden los barcos. Sólo esta frase de respuesta de Luis Alfonso , entresacada de su entrada de respuesta, demuestra su talento:

Creía que decir que hay pruebas de que el hombre convivió con los dinosaurios era tergiversar la Historia y mentir, y divulgarlo en un programa de televisión, engañar al público. Estaba confundido.

MagoniaLuis Alfonso Gámez escribe en un blog de “El Correo Digital” llamado Magonia (anteriormente alojado en blogger), donde habla de pseudociencias y supersticiones. Magonia es un gran nombre para un blog porque se refiere a los magufos, esos practicantes de pseudociencias que nos rodean y que comparten sus grandes descubrimientos con nosotros. Un ejemplo de su buen hacer es una entrada basada en un artículo de Fernando Savater sobre un encuentro ecuménico:

La reflexión de Savater me ha recordado como, hace no tantos años, los apóstoles de la ufología renegaban de la parapsicología, los de la parapsicología no creían en la astrología, los practicantes de la astrología no se tragaban lo de las visitas de marcianos en la Antigüedad y los partidarios de éstas no profesaban la fe en los ovnis. Ésa era la tónica general entre los expertos de lo oculto: mi creencia es la buena; las otras no. El rechazo de las supersticiones ajenas era una forma de dar solidez a la propia, de dejar claro que uno no era un crédulo de tomo y lomo y que, si pensaba lo que pensaba, era porque lo había meditado y existían pruebas que cimentaban sus conclusiones. Ahora, al igual que católicos, budistas, islámicos y demás hermanados en Barcelona -¿hubo representantes de la fe jedi?-, los engañabobos de lo paranormal no hacen distingos: apoyan con el mismo entusiasmo y fervor la existencia de la piramidología, los platillos volantes, las conspiraciones, el vudú, la desapariciones misteriosas, las casas encantadas, los continentes perdidos, los monstruos, los extraterrestres en las pinturas prehistóricas, los dotados de poderes psíquicos… Como los clérigos de todos los colores, ninguno denuncia la falsedad de lo que dice el otro, no vaya a ser que el otro le saque a su vez los colores. Y, frente a ellos, sólo estamos los escépticos; como únicamente estamos los ateos frente a las religiones.

Ya critiqué la inclusión de un programa de televisión de este tipo en una televisión seria como Cuatro y me gané algunas críticas duras (A demás de una fuente de tráfico y un enlace de Microsiervos). Lo relacioné tangencialmente con la responsabilidad de las cadenas de televisión en la formación de los ciudadanos, pero llegué a la conclusión de que prefería que una cadena privada tuviera el derecho a emitir esas barbaridades puesto que, protegidos ellos, protegen mi libertad de expresión en este pequeño rincón. El debate sobre si estos programas debían o no aparecer en la televisión pública es algo más delicado, puesto que se juega con mi dinero, pero le dejamos para otro día ¿no creéis?

Otro JJ, esta vez Merelo, lo titula de forma magistral: ¿qué es peor que la mentira? Se ha enterado por otra entrada de nuestro amigo José Antonio del Moral. Y Javier nos lo cuenta de primera mano. Pero lo que mejor lo muestra es el propio JJ Benítez. Aquí podéis ver algunos trozos de su programa aludidos en la sentencia:

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/DdIlylb02fI" width="350" height="289" wmode="transparent" /]

Estas son la entradas de Magonia que se refieren a JJ Benitez. Os recomiendo su lectura, puesto que están bien escritas y argumentadas, además de que así podréis ver si el tribunal tiene o no razón:

Actualización (01/08/2007): Microsiervos, uno de los blogs más leídos de España,  se hace eco de la noticia.

Un bloguero egipcio, en la cárcel por dar su opinión – FREE KAREEM

Kareem irá a la cárcel por opinar en su blog contra el Islam y contra el presidente de su país, Hosni Mubarak.

No sé si los delitos por los que lo condenan son reales o no. No sé si ha incumplido la ley egipcia. Lo que sí sé es que cuatro años de cárcel por dar la opinión sobre algo es demasiado.

Según tengo entendido, Kareem ya ha tenido problemas con las autoridades ya que ha denunciado sistemáticamente la brutalidad de la policía egipcia y el autoritarismo de algunos líderes religiosos, fue expulsado de la Universidad por causas similares.

  • noticia de elmundo.es

    Un tribunal de la ciudad egipcia de Alejandría ha condenado a cuatro años de cárcel al blogger Abdelkarim Suleimán, de 22 años, por haber criticado públicamente al islam y al presidente Hosni Mubarak en su blog.

  • La BBC también informa sobre el asunto.
  • La cobertura en Google News.

El blog de Kareem no ha sido cerrado, supongo que porque está alojado en blogger y no en un servicio egipcio. No creo que ni los tribunales ni el gobierno egipcio pueda obligar a Google (la propietaria de blogger) a cerrarlo.
[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/Y_tARm-SF64″ width=”425″ height=”350″ wmode=”transparent” /]

Esta web pretende centralizar la campaña por su liberación: FREE KAREEM.

Mientras, en España, la emisión mutilada de una entrevista a un periodista por parte de la cadena pública TVE1 sólo ha recibido una cobertura mínima (no ha provocado un escándalo). Imagino que será porque el entrevistado no provoca entusiasmo en sus colegas de profesión. A mí nunca me ha gustado. Pero que haya sido una decisión de la dirección de la cadena y no del director del programa, no me parece muy correcto. Quiero libertad de expresión hasta para los que no piensan como yo o no me gustan. Aquí está parte de la entrevista censurada.

Actualización: elmundo.es emite la entrevista completa. tve se defiende (elpais.es)