Las grandes mentiras no limpian las mentiras inmensas

Siempre admiré a Julio Anguita. Lo conocí fugazmente cuando era un niño porque venía a casa alguna vez que otra. Me gustaban sus argumentos, a veces sofistas, a veces, impecables, porque no incluían insultos a la inteligencia ni descalificaciones ad hominem. Hoy me encuentro con este artículo en El Economista:

(…)

Las características de los aspirantes deben circunscribirse a jóvenes con gran necesidad de realización personal para asumir los riesgos de ser autónomos e independientes y que además sean personas que de la nada y sola con el capital de la idea, afronten la epopeya de labrase un futuro.

Estos talentos cumplen lo que en la cultura anglosajona se denomina los self made men u hombres hechos a sí mismos. Este mítico ejemplo, de porcentaje estadístico casi inexistente, se presenta como modelo para la inmensa mayoría de desempleados jóvenes. Ni que decir tiene que la propuesta deriva de una concepción en la que el Estado carece de responsabilidades sobre la economía y sobre el paro.

(…)

Creo que Julio confunde la parte por el todo. No todos los emprendedores son subcontratistas explotados, ni antiestatalistas come funcionarios. Si quieres hacer algo diferente y ganarte la vida honradamente, no es que odies a tus ciudadanos ni la protección del Estado. Ni piensas que el pobre lo es por su culpa, ni que todos los impuestos son incautaciones.

Admito que, en los últimos tiempos, hay un abuso asfixiante de la retórica “emprendedora”. Parece que fuera la solución a todos lo males de nuestra sociedad. Y es cierto que muchos se escudan en la mística del emprendimiento para justificar todo tipo de desmanes y explotaciones.  Y que hay miserables que llaman emprendedores a subcontratados sin derechos ni sueldos dignos. Pero precisamente el Estado debe velar porque esas cosas no pasen.

Nunca he pensado que todos los comunistas son asesinos como Stalin, ni sádicos como Pol Pot. No entiendo cómo Anguita piensa que todos, sin excepción, todos los que decididmos, con humildad, hacer una cosa que nos hacía ilusión, somos comeniños dickensianos. Trabajamos sin explotar ni engañar a nadie, creando algo que antes no existía y añadiendo valor a esta sociedad, haciéndola un poco más productiva con mucho esfuerzo. Algunos quizás sí. Pero no todos.

El punto irritante de los comunistas clásicos siempre me pareció su habitual apelación a una falacia lógica para darle la vuelta a cualquier argumento. Popper, con sus defectos y virtudes, me enseñó que la falsa conciencia es un argumento ni lógico ni justo ni científico. Cualquier argumento puede ser tachado de burgués y autoengaño. Y ahí se acaba la discusión. Porque con los niños no se razona, porque son inmaduros, engañados, ilusos. Todos manipulados sin excepción.

Las generalizaciones suelen tener parte de mentira. La de Anguita la tiene. Y es insultante para los que trabajamos duro y no explotamos ni nos dejamos explotar. También es mentirosa la que dice que la sociedad es abierta y llena de posibilidades para todos, que el esfuerzo y la innovación es suficiente para la riqueza. Nuestra sociedad no es justa y los buenos empresarios, innovadores, honestos y creadores de valor, no extractores de renta, no triunfan. No soy tan iluso. Pero una gran mentira nunca ha remendado otra más grande.

(No cuestiono todas las ideas o manifestaciones de Julio. Espero de los lectores un poco de inteligencia para entender que esta entrada es sólo una crítica a un artículo particular, no un ataque a la persona ni a sus creencias)

Libertad de prensa (Ley Sinde Wert y la Constitución de Cádiz)

La Verdad, la Historia y el Tiempo. Goya

La Verdad, la Historia y el Tiempo (también conocido como «Alegoría de la adopción de la Constitución de 1812») Francisco de Goya

Art. 371. Todos los españoles tienen libertad de escribir, imprimir y publicar sus ideas políticas sin necesidad de licencia, revisión o aprobación alguna anterior a la publicación, bajo las restricciones y responsabilidad que establezcan las leyes.

Constitución española del 1812.

200 años después:

(…) La Sección Primera amplía su ámbito competencial,(…) a los conflictos entre distintas entidades de gestión, entre los titulares de derechos y las entidades de gestión, y entre éstas y las entidades de radiodifusión, (…)

La Sección Primera refuerza así su condición de instrumento especialmente idóneo en el funcionamiento del sistema vigente de la propiedad intelectual para resolver este tipo de conflictos, lo que requiere generalmente una compleja valoración de derechos e intereses.

Ley Sinde-Wert (Real Decreto 1889/2011, de 30 de diciembre, por el que se regula el funcionamiento de la Comisión de Propiedad Intelectual)

La libertad de expresión no es limitada por los tribunales. Lo es, de facto, por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Cerrarán las webs que quieran. Así de simple. Y no protegerá la producción cultural española, sino, principalmente, la de otro país.

Imagen: La Verdad, la Historia y el Tiempo (también conocido como «Alegoría de la adopción de la Constitución de 1812») Francisco de Goya. Fuente: Wikimedia.

Lecturas veraniegas: Tres artículos de ABC

The Future has spoken. IT says we’re screwup. Foto de Kevin Fox http://flickr.com/people/person/En agosto hay un día de vacaciones muy especial, el de la Asunción, en el que todo se para (aún más). Yo paré para irme a Pegalajar a estar con mi familia y recordar tiempos mejores.

El único periódico que pudo llegar a la casa fue ABC. Y encontré con tres artículos muy interesantes. Pudimos discutir sobre algunos de ellos rodeados de avispas, a la espera del tradicional cordero, este año espectacularmente sabroso, pero amargo para el alma.

  • La Imagen de España en los tiempos de Internet 2.0 de Enrique Alejo (bio en pdf), jefe de la Oficina Comercial de España en Chicago: Nos habla de que la imagen Internacional de España puede ser buena, pero que no está asociada con valores instrumentales (eficacia, disciplina, trabajo) sino a otros más cálidos (emoción, vitalidad, ocio), lo cual puede ser bueno para empresas como Inditex (Zara), pero malo para las empresas de servicios o de alta tecnología. Lo que me ha parecido interesante es que señala que, en un mundo en el que cada vez más usuarios generan opinión, contenidos e incluso información, la visión de España puede estar condenada a ese lugar “secundario”, de poco valor añadido, puesto que la mayoría de las referencias vendrán por las vacaciones, la gastronomía, la literatura,… Este tipo de experiencias tienden a ser más emocionales y por lo tanto más proclives a ser “carne de blog”, y más relevantes en el universo de la comunicación de Internet 2.0, en la que los medios tradicionales tienen que ceder su monopolio de creación de sensaciones y opinión. Equilibrar la balanza es más complicado en los contenidos generados por los usuarios tienen un creciente peso en cantidad (entradas, páginas vistas, buscadores) y en calidad (prestigio, confianza, influencia). No sé por qué, pero me acordé de aquel verso de Tunnel of Love, de Dires Straits (Oh girl it looks so pretty to me just like it always did / like the spanish city to me when we where kids). Enrique sostiene que España tiene mucho que decir y enseñar en asuntos que preocupan mucho a los norteamericanos:

    asuntos de interés público en los que la provisión privada es, cuando menos, compleja. La seguridad nacional y el terrorismo, la energía, la salud, la inmigración o el medio ambiente, necesitan tanto en su provisión como en su consumo de una combinación entre valores «fríos» y «cálidos». Ahí hay un hueco para un posicionamiento creíble de España y sus empresas en Estados Unidos.

  • Democracia y Libertad. Foto de Wakalani http://flickr.com/photos/wakalani/Trae un poquito de trabajo a Jerez” titula el periodista, citando a un ciudadano que se acercó al Presidente del Gobierno Español, Rodríguez Zapatero. Yo me pregunto: ¿es el papel de un presidente de Gobierno “traer un poquito de trabajo”? Esas son algunas de las cosas que creo que podrían mejorar en nuestro país: la mentalidad estatalista (¿servil?) que espera que, desde el más arriba, el más allá, le provean de lo que necesita. (*) No se si me he vuelto un liberal radical (¿un radical liberal?), pero no creo que sea su trabajo. Crear la condiciones para que tenga un trabajo estable y bien remunerado, quizás. ¿Alguien me ilumina?
  • Un Estado dirigido por un gobierno representativo, ¿debe ser todopoderoso? Rodríguez Braun, economista y periodista nos habla de los prejuicios sobre el liberalismo en su artículo Liberalismo: ni sentido ni sensibilidad. Retoma argumentos de Isaiah Berlin en Los Orígenes del Romanticismo y de Robert Dahl en la Democracia y sus críticos, sobre todo los relacionados con la pasión y la razón. También cita una frase atribuida a Rodríguez Zapatero que no he conseguido contrastar si es apócrifa o no:

    Los valores de la ciudadanía son los que deciden libre y responsablemente quienes representan a los ciudadanos

    ¿os parece razonable? Aún circunscribiéndose a la educación para la ciudadanía me parece un grave error. ¿y a vosotros?¿Alguien puede confirmar que es suya?¿En qué contexto fue formulada?

¡Ah! También leí uno de los mejores obituarios nunca escritos:

Mrs. Astor was proud of the fact that she never gossiped. She was proud that she never had a face-lift. She was proud to have mastered the art of conversation and was able to communicate ideas without resorting to ad hominems. She was proud to be loyal to her friends from all walks of life. She valued not what people had, but who they were and what they could contribute. She treated everyone as unique and as important individuals — from the guards at the Metropolitan Museum of Art to those at the Library, to presidents, governors, senators, and industry titans. She became the unofficial and enduring First Lady of New York City. First Ladies come and go, but Mrs. Astor always remained, a symbol of what is good, decent and proper — as well as wonderful, classic and above all, matchless — about New York.

Resorting to ad hominems… genial

(*) Me entran recuerdos de cuando enseñaba estadística usando los datos de la encuesta mundial de valores.

Fotos de Kevin Fox (diseñador de gmail, google calendar, y google reader) y de Wakalani.

Actualización: (18 agosto 2007) Pido perdón por no haber puesto el enlace al artículo de Rodríguez Braun. He incluído también la foto de Libertad y Democracia de Wakalani porque ahora sí tengo su permiso para hacerlo.