La guerra no fue divertida para nadie

Este hombre tenía 11 años durante la guerra mundial. Describe cómo fue crecer en la 2ª Guerra Mundial. Tengo un amigo que vivió la misma experiencia y es increíble la serenidad con la que cuentan las experiencia de esos días.

Describiendo el accidente de un avión de guerra inglés, en la que vio por primera vez el cuerpo de una persona muerta, dice estas palabras:

La guerra no fue divertida para nadie. Fue un despertar (wake-up call) para un niño pequeño.

La guerra no es buena, para nadie, pero ¿qué hubiera pasado si Europa se hubiera apaciguado ante el expansionismo hitleriano? La unidad demostrada por los británicos es admirable. Quien haya visto “El discurso del Rey” habrá visto otro retazo de esa grandiosidad.