Preguntas a vuelapluma

Que no se escape, foto de <ahref="http://flickr.com/photos/franlistan/">franlistan</a>

Que no se escape, foto de franlistan

  • ¿Por qué los políticos no comen en su casa?
  • Ver en la crisis una oportunidad ¿es de masoquistas?
  • La culpa no es nada, ¿la autocritica puede llevar a comprender mejor la realidad, (vía la empatía)?
  • Si el PP y PSOE están de acuerdo en que hay que ir a la cumbre de Washintong Washington
    ¿por qué no nos dicen qué es lo que van a proponer? ¿La tasa Tobin? ¿El modelo de gestión de la cajas de ahorro? ¿El modelo de gestión del crecimiento inmobiliario español?
  • Un buen equipo es un tesoro ¿por qué cuesta tanto felicitar a la gente que trabaja con nosotros cuando lo hacen bien? ¿no será cosa de la envidia? ¿o del miedo a que nos abandonen?
  • El sistema está en crisis, ¿cuál es tu alternativa?

Foto de franlistan.

Crisis, ¿qué crisis?

The only place where success comes before work is in the dictionarySi hay crisis, puede ser todavía más grave que la económica.

Es un tabú en muchas empresas y entre los emprendedores, pero la crisis económica quita horas de sueño y preocupa a las familias de los que tenemos proyecto propio. Y más si es innovador y alejado de lo que la generación de nuestras abuelas entendía que eran “trabajos serios”. Personalmente estoy tranquilo porque creo que nuestro modelo de negocio es sólido y con futuro. Me preocupan más otras crisis y problemas.

Mucha gente de mi generación ha estado los últimos años con trabajos duros y mal pagados, muchos trabajando para personas que son positivamente menos capaces, trabajadoras e inteligentes que ellas. Muchos siguen esperando que se haga realidad la promesa de mérito y capacidad, esperando que su preparación y esfuerzo les de una vida soportable, con sus pequeñas satisfacciones y esperanzas. Espido Freire ha descrito muy bien esta situación en Mileuristas (acaba de sacar su segunda parte, La generación de las mil emociones. Mileuristas II.

La crisis que me preocupa es la que trae desesperanza, cinismo, conformismo con un trabajo o estilo de vida que aprieta y ahoga. La crisis es que todas estas cosas se apropien de una generación capaz de grandes cosas si se le da la oportunidad y cree en sus posibilidades. Desesperanza y cinismo son defectos de los que es complicado desembarazarse. Si eso de “trabaja duro que podrás construir tu hueco en este mundo” deja de ser la idea de muchos, ¿quién quedará para hacer grandes cosas?

Foto: The only place where success comes before work is in the dictionary. Foto de TIO.

Riqueza: Juan Muñoz Pérez

Juan Muñoz Pérez

Hay entradas que no deseas escribir nunca. Esta es una de ellas.

“Riqueza” es un término con un campo semántico tan grande que muchas veces se nos escapa para describir con precisión un concepto. A veces, esa amplitud de campo es conveniente, porque te permite describir un fenómeno o persona exhaustivamente. En el caso que ocupa esta entrada, la riqueza es lo que describe a mi tío Juan Muñoz Pérez, que falleció hace más de un año.

Comienzo por la definición de la Real Academia de la Lengua Española:

  1. f. Abundancia de bienes y cosas preciosas.
  2. f. Abundancia de cualidades o atributos excelentes.
  3. f. Abundancia relativa de cualquier cosa.

La primera acepción se refiere a algo valioso, digno de estimación y aprecio. Él tenía cualidades (en abundancia) que se ajustaban bien a eso. Su bondad era legendaria, pero no caía en la inocencia o la estupidez. Era bueno porque actuaba según un código ético que le obligaba a contar con las consecuencias de sus actos sobre los demás . Es legendaria su entrada en la economía del pueblo de Osuna (Sevilla) y cómo, junto con otros emprendedores, ha transformado la industria del aceite en la campiña sevillana.

Tuvo la visión de era importante centrarse en la calidad del producto y no en su cantidad, en la formación y confianza en cuadrillas estables de trabajadores, de manera que tienen una seguridad mucho mayor que siendo meros jornaleros que trabajan aquí o allí. Pensó que merecía la pena la inversión en maquinaria moderna, encaminada entre otras cosas a bajar costes y controlar la calidad. Sobre todo tuvo las agallas de introducir la planificación moderna en el campo, una tarea en la que le acompañaron algunos locos como él que arriesgaron su prestigio y patrimonio por ello.

Creía en un mundo rural competitivo en una economía global y preparaba el camino a una agricultura sostenida por su propio esfuerzo y valía.

Esto nos lleva a la segunda acepción.

La Excelencia es lo mejor, lo contrario a lo mediocre o mediano. Aspirar a lo excelente implica una mejora constante, saber que siempre se puede mejorar lo que funciona bien. Una persona acomodaticia no puede ser excelente. Un pueblo satisfecho de lo que hace, tampoco. Se puede estar orgulloso de algo y querer mejorar

Un amigo me contó que él representaba todo aquello que tantos políticos presumen ser: trabajador, innovador, creando riqueza con su trabajo. Creía que haciendo las cosas bien, con cuatro podemos crear cinco. Si ves el mundo como cosas amontonadas con suma cero, pues te conformas. Si crees que juntando cosas aparece algo más que cuando estaban sueltas, cambias el mundo.

Junto con un grupo de agricultores hizo la locura de introducir una variedad catalana de olivo (arbequino) en la campiña sevillana. Ya antes había introducido técnicas de gestión industrial al campo. En Osuna y alrededores no entendían cómo este ingeniero de telecomunicaciones dejaba su trabajo en una empresa de computadores (en los 80 se llamaban computadores) por llevar la empresa familiar cuando falleció su padre. Rompió moldes comprando maquinaria más eficientes, probando qué variedad podría funcionar mejor en qué mesana, experimentando (¡¡¡experimentando!!!).

Cuando decidí hacer esto de los blogs, ayudar a empresas y profesionales a comunicarse, se lo consulté. Lanzarse a los negocios era arriesgado. Me dijo que lo pensara bien y que escribiera cómo sería el negocio. No era cuestión de un business plan como los que enseña Tacho, sino un esquema para que pudiéramos entendernos. Una referencia para que pudiéramos entendernos. Después de hablarlo mucho, ver los pros y contras, los riesgos y oportunidaddes me dio su aprobación. Me animó a seguir, a hacer algo que nadie estaba haciendo. Incluso intentó conseguirme clientes. Algunos de los consejos que me dió son tan buenos que no son dignos de este blog. 😉

La última acepción me lleva a explicar qué efecto tuvo en mi familia. Creo firmemente que el impacto de su personalidad perdurará en nosotros mucho tiempo. El tacto con el que tratar los temas, el uso de la empatía para tomar decisiones y crear consensos. Con él comprendí el poder del liderazgo, de la confianza en quien consideras legítimo para algo. Entregas tu confianza porque sientes que debes hacerlo. Lejos de lo que el tito Max Weber contaba sobre la legitimidad tradicional, mi tío Juan no se ganó el respeto de la familia por ser el cabeza de familia. Fue justo al revés: fue el respeto que se ganó el que lo erigió como cabeza de familia.

Como os podéis imaginar todos nos quedamos huérfanos cuando falleció. Nos estamos recuperando y su herencia más valiosa es que todos queremos parecernos a él lo más posible. Un punto fijo para no perder la orientación cuando las tentaciones te hacen bajar la guardia.

De sociedad civil y otras lindezas: precarios, el ejemplo a seguir

Soy uno de los pesados que siempre saca el tema de la Sociedad Civil. Ayer se manifestaron unos investigadores andaluces para protestar por la política de investigación de la Junta de Andalucía. Conozco bien la Asociación “Precarios” puesto que trabajé con ellos mientras estaba en el mundo académico. Pude comprobar de primera mano cómo germina un actor de la sociedad civil y qué trampas se les presenta para anular sus funciones.

Precarios es un grupo de ciudadanos investigadores, casi todos muy jóvenes y muy brillante, que aspiran a un sistema público Ciencia-Tecnología del siglo XXI. Alejados de la burocracia y los chanchulleos universitarios, suelen ser muy radicales en sus planteamientos referentes a la transparencia y el mérito en la gestión de los fondos públicos de investigación.

Tan radicales son, que cuando los principios chocan con algunos intereses propios, corporativistas, suelen sacrificar las dávidas y sobornos que les ofrecen. Un ejemplo: si les ofrecen estabilizar sus contratos a costa de aceptar que la selección de los que vienen detrás sea más discreccional y pesebrista (menos meritocrática), no aceptan el trato, ante la mirada atónita del funcionario o político de turno. Eso lo he visto yo con mis ojos: los acostumbrados al mercadeo de los principios y al soborno de los portavoces de los colectivos no saben qué hacer con la gente con principios. Normalmente los aparatos de los partidos políticos no saben qué hacer con ellos: como no tienen servidumbres ni buscan prebendas, no saben cómo manipularlos. Los gobernantes no saben callarlos de otra forma que no sea cumplir sus demandas y los opositores no consiguen usarlos como armas arrojadizas. Ser distinto tiene sus peajes.

Me consta que muchos de los miembros de asociaciones como estas tienen sus simpatías políticas, incluso apoyos explícitos a determinadas opciones, pero en pocas ocasiones he visto yo tan claramente cómo los grupos que se configuran alrededor de unos valores, de unas ideas fundamentales controlan y atemperan a los miembros que pretenden sacarlos de su papel o subvertir los objetivos comunes. Aunque ideológicamente haya divergencias, no suelen constituirse en relevantes en las discusiones.

No me he convertido en un iluso o ingenuo propagandístico. Entiendo que realidades como esta son muy raros, casi anecdóticas, pero no por ellos dejan de se modelos virtuosos a seguir, dinámicas y actitudes dignas de elogio y reconocimiento.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/0PgP6iNF7NI" width="350" height="289" wmode="transparent" /]

El pasado viernes 14 de diciembre la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI) se convocó a una manifestación en Sevilla para protestar contra la política de investigación de la Junta de Andalucía. Estas son las razones que esgrimían:

RAZONES PARA MANIFESTARSE EL 14 DE DICIEMBRE EN SEVILLA

  • Por la eliminación de los programas posdoctorales en Andalucía

Hace tres años desaparecieron los programas que existían en Andalucía para la contratación de doctores: el programa de perfeccionamiento (permitía la contratación de jóvenes doctores para trabajar en centros de investigación del extranjero) y el programa de retorno (permitía la reincorporación a centros andaluces de los doctores que estaban en el extranjero). La Junta ha incumplido su promesa de recuperar estos programas, engañado a los investigadores y dejándolos desamparados una vez que son doctores.

  • Por promover la investigación en precario

La recién aprobada Ley Andaluza de la Ciencia y el Conocimiento podría haber permitido el diseño de una carrera investigadora coherente y bien estructurada. Así lo entendieron todos los partidos políticos del Parlamento Andaluz, que propusieron el diseño de dicha carrera investigadora, exceptuando al PSOE que lo rechazó con su mayoría absoluta. De este modo la junta deja el futuro de los investigadores en manos de los centros de investigación y las universidades que, en muchos casos, se niegan incluso a sacar plazas de ayudante, única figura contractual a la que los investigadores en fase inicial pueden adherirse.

  • Por cobrar a los investigadores por trabajar

La Junta de Andalucía permite a las Universidades cobrar 50 euros anuales a los investigadores predoctorales a partir de la obtención del DEA. Esta “Tasa 50” es totalmente injustificable y vulnera los derechos de los investigadores.

  • Por dejar sin derechos básicos a algunos investigadores

Los becarios predoctorales de la Junta en el CSIC siguen sin contar con la protección de la Seguridad Social, con lo que se está incumpliendo la ley: el Estatuto del Personal Investigador en Formación.

  • Por la gestión desastrosa de la Consejería de Innovación y Ciencia

Por tercer año consecutivo, la Junta de Andalucía ha imputado a los investigadores becarios unas “ficticias” subvenciones ganaderas, lo que les ha supuesto muchos problemas ante Hacienda. Y este es solo un ejemplo más de una lamentable gestión, caracterizada por retrasos y trabas burocráticas.

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/ATsZjSiCM0E" width="350" height="289" wmode="transparent" /]

Freakonomics, un producto del siglo XXI (I): ¿de qué va esto?

Freakonomics, versión en inglés, de Levitt y DubnerFreakonomics (FK) no es sólo un blog, es algo más que un libro y no es una columna de opinión económica al uso. En los últimos meses lo he regalado el libro algunas veces y algún familiar se ha negado a devolverme mi ejemplar, con lo que he tenido que comprarme otro (esta vez en inglés, sorprendentemente al mismo precio que la versión hispana). Está escrito por el economista Steve D. Levitt y el periodista Stephen J. Dubner.

¿Por qué es diferente de los otros libros de economía?

Este libro se encarga de explicar cómo explica un economista temas tan raros como la organización de las bandas de traficantes de drogas, las ofertas de los agentes inmobiliarios o las trampas de los luchadores de sumo. Su argumento más polémico es sobre la legalización del aborto y la caída del nivel de delincuencia en Estados Unidos. Esos temas le interesaron a Leavitt porque le ayudaban a responder a preguntas que sí interesan a todo el mundo, ya sea la corrupción de los gobiernos o el terrorismo.

Uno de los principales atrativos de FK es su interés en cuestionar “sabidurías convencionales” (Conventional wisdom): con la misma fuerza que se impuso el método galileano para descubrir las leyes de la naturaleza y combatir la superstición, ellos recogen la tradición escéptica y cuantitativa que desafía las “verdades ampliamente extendidas” con marcos interpretativos y datos. El concepto lo leí por primera vez en su día en el libro de otro “economista divulgador”, el polémico Galbraith, La sociedad opulenta. La edición que tengo, de Planeta – Obras maestras del pensamiento Contemporáneo- está en la página 32 (capítulo II) comienza:

El primer requisito para una comprensión de la vida económica y social contemporánea es lograr una visión clara de la relación existente entre los hechos y las ideas que los interpretan. Ya que cada una de éstas posee vida propia y, por muy contradictorio que pueda parecer, cada una de ellas es capaz de seguir un curso independiente durante mucho tiempo.

Lo que mucha gente da por entendido, lo que piensan, no siempre es cuestionado. Y menos en culturas con poca tradición crítica.

Entiendo que la vida social no tiene por qué regirse por leyes mecánicas y que Bacon puede despedirse de aspirar a ser un sabio social, pero me gusta actitudes escépticas y abiertas. Si hablamos sobre economía y en España, es algo complicado, puesto que creo que nuestro nivel de cultura económica es, a mi juicio, muy bajo y las sectas políticas tiene secuestrado la discusión pública sobre el asunto.

¿Por qué no hay en España algo parecido?

Steven D. Levitt

Siempre hay una respuesta absoluta de los que dan consignas e insultos (”liberzelote” “intervencionlisto”) cuando alguien, de buena fe, cuestiona algún lugar común sobre los subsidios, el precio de los alquileres o las infraestructuras. En Andalucía te arrojan al infierno de la perversa banca mundial con sólo limitarte a decir que crees que una educación pública que nivela por abajo es una educación que genera más desigualdad en vez de reducirla.

Las discusiones públicas sobre asuntos económicos suelen estar marcados por la agenda política. Siempre es más fácil tirar de la opinión del boletín dominical que de la reflexión que del sentido crítico o de una opinión experta. Y ese es uno de los problemas: no hay voces académicas que no se atrevan (o no encuentren sitio) fuera del teatro político oficial.

  • ¿Es un problema de falta de académicos/economistas con valor de salirse de lo establecido en temas, enfoques y nivel?
  • ¿Es un problema de falta de público, de audiencia preparada y deseosa de que le expliquen fenómenos económicos en vez de darles las noticias como las páginas salmón?
  • ¿Es un problema del sistema educativo?

Es curioso como los blogs podrían romper este uniforme y anodino panorama. Es complicado encontrar blogs como FK en España. Aunque me gustan algunos blogs sobre economía, sobre todo el blog salmón (de Weblogsl) y el colectivo Economy Weblog (de profesores del Instituto de Empresa) estos suelen información económica, asuntos sobre macroeconomía, gerencia de empresas,… casi nunca investigación o economía aplicada. Sus estilos suelen ser muy buenos y creo que suelen dar mejor información que las secciones de economía de los medios tradicionales, pero no son freackonomics. Lo que más se acerca es Frikieconomía de “El Economista” . Es posible que en otros países de habla hispana haya algunos, pero lo desconozco.

Este vídeo os explicará bien qué tipo de divulgador es:

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/5UGC2nLnaes" width="350" height="289" wmode="transparent" /]

Aquí hay otro interesante.

Nota: Esta entrada me salió muy larga por lo que, en breve, publicaré la segunda parte: “¿Qué es Freakonomics?” y “Luis, ¿cuál es la trampa?”.

Lecturas veraniegas: Tres artículos de ABC

The Future has spoken. IT says we’re screwup. Foto de Kevin Fox http://flickr.com/people/person/En agosto hay un día de vacaciones muy especial, el de la Asunción, en el que todo se para (aún más). Yo paré para irme a Pegalajar a estar con mi familia y recordar tiempos mejores.

El único periódico que pudo llegar a la casa fue ABC. Y encontré con tres artículos muy interesantes. Pudimos discutir sobre algunos de ellos rodeados de avispas, a la espera del tradicional cordero, este año espectacularmente sabroso, pero amargo para el alma.

  • La Imagen de España en los tiempos de Internet 2.0 de Enrique Alejo (bio en pdf), jefe de la Oficina Comercial de España en Chicago: Nos habla de que la imagen Internacional de España puede ser buena, pero que no está asociada con valores instrumentales (eficacia, disciplina, trabajo) sino a otros más cálidos (emoción, vitalidad, ocio), lo cual puede ser bueno para empresas como Inditex (Zara), pero malo para las empresas de servicios o de alta tecnología. Lo que me ha parecido interesante es que señala que, en un mundo en el que cada vez más usuarios generan opinión, contenidos e incluso información, la visión de España puede estar condenada a ese lugar “secundario”, de poco valor añadido, puesto que la mayoría de las referencias vendrán por las vacaciones, la gastronomía, la literatura,… Este tipo de experiencias tienden a ser más emocionales y por lo tanto más proclives a ser “carne de blog”, y más relevantes en el universo de la comunicación de Internet 2.0, en la que los medios tradicionales tienen que ceder su monopolio de creación de sensaciones y opinión. Equilibrar la balanza es más complicado en los contenidos generados por los usuarios tienen un creciente peso en cantidad (entradas, páginas vistas, buscadores) y en calidad (prestigio, confianza, influencia). No sé por qué, pero me acordé de aquel verso de Tunnel of Love, de Dires Straits (Oh girl it looks so pretty to me just like it always did / like the spanish city to me when we where kids). Enrique sostiene que España tiene mucho que decir y enseñar en asuntos que preocupan mucho a los norteamericanos:

    asuntos de interés público en los que la provisión privada es, cuando menos, compleja. La seguridad nacional y el terrorismo, la energía, la salud, la inmigración o el medio ambiente, necesitan tanto en su provisión como en su consumo de una combinación entre valores «fríos» y «cálidos». Ahí hay un hueco para un posicionamiento creíble de España y sus empresas en Estados Unidos.

  • Democracia y Libertad. Foto de Wakalani http://flickr.com/photos/wakalani/Trae un poquito de trabajo a Jerez” titula el periodista, citando a un ciudadano que se acercó al Presidente del Gobierno Español, Rodríguez Zapatero. Yo me pregunto: ¿es el papel de un presidente de Gobierno “traer un poquito de trabajo”? Esas son algunas de las cosas que creo que podrían mejorar en nuestro país: la mentalidad estatalista (¿servil?) que espera que, desde el más arriba, el más allá, le provean de lo que necesita. (*) No se si me he vuelto un liberal radical (¿un radical liberal?), pero no creo que sea su trabajo. Crear la condiciones para que tenga un trabajo estable y bien remunerado, quizás. ¿Alguien me ilumina?
  • Un Estado dirigido por un gobierno representativo, ¿debe ser todopoderoso? Rodríguez Braun, economista y periodista nos habla de los prejuicios sobre el liberalismo en su artículo Liberalismo: ni sentido ni sensibilidad. Retoma argumentos de Isaiah Berlin en Los Orígenes del Romanticismo y de Robert Dahl en la Democracia y sus críticos, sobre todo los relacionados con la pasión y la razón. También cita una frase atribuida a Rodríguez Zapatero que no he conseguido contrastar si es apócrifa o no:

    Los valores de la ciudadanía son los que deciden libre y responsablemente quienes representan a los ciudadanos

    ¿os parece razonable? Aún circunscribiéndose a la educación para la ciudadanía me parece un grave error. ¿y a vosotros?¿Alguien puede confirmar que es suya?¿En qué contexto fue formulada?

¡Ah! También leí uno de los mejores obituarios nunca escritos:

Mrs. Astor was proud of the fact that she never gossiped. She was proud that she never had a face-lift. She was proud to have mastered the art of conversation and was able to communicate ideas without resorting to ad hominems. She was proud to be loyal to her friends from all walks of life. She valued not what people had, but who they were and what they could contribute. She treated everyone as unique and as important individuals — from the guards at the Metropolitan Museum of Art to those at the Library, to presidents, governors, senators, and industry titans. She became the unofficial and enduring First Lady of New York City. First Ladies come and go, but Mrs. Astor always remained, a symbol of what is good, decent and proper — as well as wonderful, classic and above all, matchless — about New York.

Resorting to ad hominems… genial

(*) Me entran recuerdos de cuando enseñaba estadística usando los datos de la encuesta mundial de valores.

Fotos de Kevin Fox (diseñador de gmail, google calendar, y google reader) y de Wakalani.

Actualización: (18 agosto 2007) Pido perdón por no haber puesto el enlace al artículo de Rodríguez Braun. He incluído también la foto de Libertad y Democracia de Wakalani porque ahora sí tengo su permiso para hacerlo.

Escalabilidad, tienes nombre de mujer…

How Do You Organize Your Music Collection For Scalability? by Kevin YezbickSegún la wikipedia, la escalabilidad es:

En general, también se podría definir como la capacidad del sistema informático de cambiar su tamaño o configuración para adaptarse a las circunstancias cambiantes. Por ejemplo, una empresa que establece una red de usuarios por Internet, no solamente quiere que su sistema informático tenga capacidad para acoger a los actuales clientes, sino también a los clientes que pueda tener en el futuro y, también, que pueda cambiar su configuración si es necesario.

Como podéis entender este concepto no es nuevo ni aplicable únicamente a los sistemas informáticos. Entre otras cosas, su aplicación a la industria del automóvil hizo a Ford millonario e inauguró un nuevo sistema de relaciones laborales y sociales: el fordismo. Los economistas siempre lo han llamado economías de escala: producir más no cuesta (mucho) más.

Muchos proyectos o negocios en internet se basan en esa idea, ya que, en principio, tu mercado o target puede ser el mundo entero. Los negocios digitales no tienen por qué limitarse al área geográfica en el que está el productor.Tu mercado es el mundo.

Tampoco es que se haya inventado la rueda, esta es la vieja preocupación de los empresarios: costes fijos y variables. Distintos modelos de negocio deben abordar este asunto (y no olvidar el pequeño detalle de cómo ingresar dinero, je je). Muchos creen que la explosión de la mítica burbuja tecnológica se produjo, entre otras cosas por olvidar detalles como estos…

De esta manera, con sistemas bien escalados, es viable el nuevo producto de David y Las Indias electrónicas, Feevi, con el que se puede tener una lista de enlaces a blogs dinámica (es decir, aparecen las últimas entradas de tus blogs favoritos, no los enlaces a las páginas principales). Me consta que han estado trabajando en que el sistema pueda aguantar muchos usuarios, en principio es complicado que el proyecto se vaya al traste por tener demasiados (lo que se denomina morir de éxito). Ya contó JJ mucho mejor que yo qué es lo importante: buena arquitectura y control de costes que sí dependen de la escala.

Otro ejemplo es el de mis amigos de Bottoup: con muy pocos recursos económicos y técnicos y mucha voluntad, han podido crear un periódico. Un medio de comunicación escalable en términos de receptor y emisor: puede llegar a muchos lectores (mientras el alojamiento lo permita) y puede contar con muchos periodistas (virtualmente gratis, ya que son una plataforma de periodismo ciudadano). Esto era imposible hace muy pocos años, ¿qué estudiante de periodismo podría tener su propio medio de comunicación?

Incluso Google está organizando una conferencia sobre el tema en Seattle (Qué cosa más rara sobre la que organizar una conferencia ¿no?)