No puedo creer

No puedo creer que lleve varios años compartiendo mi vida con Eva. Muy pronto me acostumbré a estar a su lado, a no estar bien sin su compañía. No estoy triste cuando no estoy con ella (estuve en Essex y sobreviví), simplemente no estoy tan alegre o radiante. Incluso mis bajadas de ánimo son más estúpidas y anodinas.

Esto es sólo la descripción de un efecto. El efecto que produce en mí. Sin más explicaciones o descripciones de causas, motivos o intenciones.

Me encanta la página de «Modern Manners...

Me encanta la página de «Modern Manners» el Times. Puede parecer algo frívolo o presuntuoso por mi parte, pero es muy divertido cómo puede verse el mundo de una forma tan «civilizada». Leyéndolo, uno entra en un mundo irreal pero equilibrado. Los problemas tienen soluciones ya sea por el sentido común o por unas normas justificadas por ese mismo sentido común. Se acabaron las victorianas normas rígidas y arbitrarias. Un profesor joven de Rusia se queja de que una colega mayor y con peor cualificación se mete con su forma de enseñar. Respuesta: sé amable, intenta aprender de la experiencia y si no funciona, capea el temporal. «Free advice costs nothing».

¿Cómo pongo las cuatro matrículas? He dejado ...

¿Cómo pongo las cuatro matrículas? He dejado los sobresalientes durante la revisión para no tener que quitar una matrícula de honor por estupideces como una suma mal hecha. Ahora tengo que decidir a quién se las doy. Todos son buenos (la mayoría son chicas). Revisaré de nuevo los trabajos.

Ya voy avanzando en «El filo de la navaja&#...

Ya voy avanzando en «El filo de la navaja» No puedo quitarme de la cabeza las premisas de la novela: un chico que lo puede tener todo renuncia a las riquezas y el status en USA por la búsqueda de la «sabiduría». Lo que me ha impresionado es la presentación del optimismo yanqui de entreguerras. A la familia de Isabel no le molesta que Larry no tenga dinero. Le suponen que si trabaja un poco conseguirá ser un miembro «del club». Le reprochan no ser ni un diletante ni un «negociante». El reproche a Isabel no es rechazar al rico pretendiente, sino esperar al chico que sólo quiere librarse de sus fantasmas. No es la ausencia de riqueza, sino la falta de ambición por ella o por los placeres que ofrece.

Encuentro frustrante el silencio en los demás. ...

Encuentro frustrante el silencio en los demás. Si personas que han tenido algo de amistad o familiaridad contigo te saludan con un hola y una mueca que pretende ser una sonrisa. Si las conversaciones durante un encuentro inebitable se reducen al tiempo o al ¿cómo te va?. ¿Cómo evitar la incomodidad? ¿Cómo descifrar el origen del enfriamiento?