Sobre nosotros cae la vergüenza

sociackDos personas brillantes (dos más en una lista interminable) se van de Andalucía para alcanzar el éxito fuera. De nuevo, una vergüenza sobre esta sociedad que marchita poco a poco, donde las islas de excelencia ya no forman un archipiélago y donde muy pronto no querrá atracar ninguna flota que merezca la pena.

Patricia y Juan forman una pareja fuera de lo común: Jóvenes, listos, currantes, atrevidos,… incluso guapos. Hace años que los conozco y he trabajado con ellos lo suficiente como para ver lo brillantes que son y la gran pérdida que es, para nosotros, que se vayan a Dublín a sacar adelante sus proyectos. Como todo el mundo, no son perfectos, “más se acerca a lo que yo, simplemente soñé”.

Los estamos echando mucho de menos.

Han contado algunos detalles cosa de por qué se van, pero yo siento que no hemos podido, no he podido, darles lo que ellos necesitaban para desarrollar sus proyectos e ideas. Y con ello hemos perdido la riqueza y la innovación que crearán.

Hace unas semanas escribí una entrada parecida a esta, pero más centrada en la falta de visión de futuro y la pasividad que nos rodea. El gran Javier Rubio, la citó en uno de sus artículos en ABC de Sevilla (Retener el talento) (Aquí en PDF):Javier Rubio

Tras años de ver irse a algunas de las mejores mentes de Andalucía, es ahora cuando estoy viendo el efecto de su marcha. La emigración tiene, entre otros, un efecto devastador: nos quedamos aquellos capaces de aguantar lo que sea.

 

La fuga continúa. Con cada salida de estas baja la media. Lo recordaremos en los años venideros.

Hoy eres el loco. El más indecente, el indeseable. Mañana puedes ser un clásico

Hay una gran conexión entre la música y la innovación. Como el lenguaje musical es mucho más universal que otros, su historia es más fácil de entender, de sentir, que otras actividades humanas. Puedes ver las diferencias entre Vivaldi y Beethoven. Y las grandes diferencias entre Ella Fitzgerald y Beyoncé. Y si tienes el oído cultivado, puedes apreciar todas y cada una de esas músicas. Para ir más allá, tienes que estudiar un poco el contexto histórico en el que salieron cada una de ellas, y ves cómo en cada momento hubo alguien que dio un giro inesperado a lo que tocaba todo el mundo. A veces esa persona se hacía famosa por ello, otras lo hacía alguien que lo copiaba y popularizaba.

Veo regularmente (porque hay que verla) la versión que hicieron los Led Zeppelin de Moby Dick en el Royal Albert Hall, la catedral de la música (si existe alguna), en 1970. Un tipo se saca de la manga un sólo de batería de ¡13 minutos! Entonces era arte degenerado. Intentad poneros en la piel de los padres de los chicos que escuchaban Led Zeppelin. Música bárbara, y más aún cuando varios minutos después del solo de batería, un melenudo les decía a las chicas: Te voy a dar cada centimetro de mi amor. Sutil, ¿eh? Lo repito, hay que verlo:

http://youtu.be/edPEBB6VjRQ?t=1h3m25s

Eran brutos, ruidosos, melenudos, tomaban drogas y destrozaban habitaciones de hoteles. La mayoría de los adultos los consideraban gritones, corruptores y holgazanes. Hoy no hay guitarrista en el mundo que no haya intentado algún riff de Jimi Page. Todos los grupos de rock y pop que conozco han tocado algo que se parece a lo que estos indeseables hacían en los 70. ¿Qué debe sentir un hombre así a los 60 años? Porque llega un día que te hacen un homenaje en el Kennedy Center. Y Obama y lo más granado de la élite USA te aplaude. Y claro, lloras al ver que la canción que cantaste tantas veces hace 40 años sigue emocionando:

http://youtu.be/rOy5TCB9JMw

 
¿Qué músico nos horroriza hoy? Igual es un clásico cuando tus hijos tengan 20 años.

¿Qué idea nos parece absurda hoy? Igual es un estándar en 10 años. Mira a tu alrededor. Nunca se sabe.

Curso de comercio electrónico en Mecus

Foto de Gonmi

Los próximos días 11, 12, 13 y 14 de febrero de 17.00 a 20.00 h tendrá lugar en Mecus un curso de comercio electrónico impartido por Patricia Carmona y mi socio Rafael Poveda.

Lo recomiendo porque se lo han preparado muy bien (los que ya lo han recibido han quedado muy contentos), porque son muy buenos profesionales y porque es un tema muy importante para muchos perfiles profesionales.

Más información en el blog de Mecus. El coste es de 65€.

Foto de Gonmi.

Charla WordCamp Sevilla 2012: Software libre como modelo de cambio productivo – La comunidad de WordPress española como industria

Esta es mi charla en la WordCamp Sevilla 2012 el 15 de septiembre de 2012.

El guión:

  • Presentación
    • 1/3 Mecus
    • Lector de poetas del código
    • Exsociólogo en remisión
    • Apasionado de WordPress (casi fanático)
    • Valedor de los usuarios
  • Software Libre
  • Hombros de gigantes
  • Productividad
  • Innovación
  • Competitividad
  • Comunidad
  • ¿Freelance o Corp?
  • ¿Para quién trabajamos?
  • Dispositivos – Apps
  • ¿Estoy equivocado? ¿Qué hacéis vosotros?
  • Gracias

Mientras, en el otro lado del mundo, se dan cuenta que el sol sale cada mañana

Estos días están siendo duros porque las noticias sobre la economía española son muy malas. Muchos periodistas hablan de la intervención del Estado y que tres tecnócratas nos podrían gobernar. Otros hablan de un gobierno de concentración nacional. Muchos ciudadanos estamos indignados con la clase política, que parece obnubilada, sin darse cuenta de que cada vez más son percibidos como una casta uniforme, no como un conjunto de opciones en competición.

Pasan muchas cosas más, pero mi hijo sigue creciendo y hay mucha gente en todo el mundo ocupada en construir el futuro. Tenemos un problema local e inmediato. Pero es posible que tengamos ante nosotros un cambio histórico que poco tiene que ver con la prima de riesgo o con el rescate bancario. ¿Nos estamos preparando para él?

El siglo XXI no será recordado por cómo es ahora, al igual que el XX no resultó como pensaban que era el mundo en 1914.

Alfredo Romeo es un viejo conocido mío al que admiro mucho. Nunca dice tonterías. Y siempre es sincero. Ayer escribió algo esperanzador porque trata de ámbitos en los que sí podemos marcar la diferencia (*).

¿En qué mundo crecerán nuestros hijos? Hay que ir preparándonos para ver lo impensable. Porque ya no nos valen las mentiras de siempre, que nos detalla Enric González tan bien.

(*) Sin perjuicio de otras cosas que sí podemos conseguir como ciudadanos activos.

Foto de Victoriano Izquierdo en EBE11.

 

Cambiar, para hacer las cosas de otra forma, no para que todo siga igual

Mi querido socio (Rafa) y yo compartimos un poco el espíritu de desafío a lo establecido. No somos grandes revolucionarios globales sino pequeños rebeldes con ganas de cambiar de verdad algunas cosas. Probablemente no el mundo, pero si parte de él, siempre que se cambie de verdad. Rocío y nuestras familias son nuestro principal apoyo. La comunidad de WordPress y nuestros clientes, los siguientes.

Aquí tenéis una aportación más a nuestras ganas de mejorar las cosas. Es un artículo que nos pidió el Grupo Joly para su anuario 2012:

Software libre como modelo de cambio productivo

Casi todos los economistas que conocemos nos  dicen que la competitividad de las empresas andaluzas debe subir en varios órdenes de magnitud si queremos tener un futuro de prosperidad. No podemos esperar que los cambios en la administración, en el sector público, nos traigan el éxito. Es urgente revisar la estructura de costes de nuestras empresas y nuestra capacidad de innovación y adaptación. Es urgente replantearse la organización de nuestras empresas más allá de tradicionales ajustes en salarios e inversión.

El software libre es el código creado y desarrollado para respetar la libertad del usuario o comprador para usarlo, copiarlo, estudiarlo, modificarlo, y redistribuirlo como y con quien quiera. A partir de esa premisa, miles de personas están creando grandes productos, a la vez que la posibilidad de reutilizarlos y modificarlos está creando nuevos sistemas de trabajo extremadamente eficientes, bajando drásticamente los costes de producción de sectores distintos al del software como la investigación minera, nuevos materiales, investigación de mercados, etc.

La forma de abordar el trabajo que ha impulsado al software libre a los estudios de caso en todas las escuelas de negocio del mundo es extensible a mucho más ámbitos alejados de la producción de código o las tecnologías de la información. Compartir las herramientas y las soluciones desarrolladas para un problema determinado se está convirtiendo en la mayor y más eficiente fuente de innovación y desarrollo. Un grupo crea un producto que vende a alguien que, a su vez, deja que un tercero mejore en un aspecto que al primer productor no se le había ocurrido o en un aspecto que no puede abordar. El resultado es un producto mucho mejor, creado de forma más barata, y que es susceptible de mejora, de evolución. La colaboración interesada entre agentes económicos comienza a utilizarse como una de las grandes opciones para crear productos de gran calidad.

No podemos, en Andalucía, agarrarnos a las viejas estructuras, a los viejos sistemas de trabajo. No podemos perder más empleo y empresas de lo que hemos perdido. Habrá que, donde sea posible, probar otras cosas, más allá de aumentar los horarios de trabajo, reducir los salarios, o conseguir que la administración impida a nuestros competidores colocar sus productos. En vez de que nos subvencionen el inventar la rueda, podríamos aprovechar el conocimiento y productos generados por otros para crear, a su vez, un nuevo producto competitivo y con capacidad de tener desarrollo y evolución a largo plazo. Aumentar la productividad es hacer más con menos recursos, ser más versátil, y crear mejores productos para los clientes. En la era de la información, es la creación y gestión de la propia información la que debe hacerse de forma distinta.

El software libre no es sólo una manera ética de ver la producción de una tecnología, sino también una manera de trabajar muy eficiente (múltiples equipos y personas en todo el mundo pueden colaborar y hacer muy buenos productos por un coste muy bajo). Lo que lo hace especial es un ethos de apertura, colaboración, competencia, globalización y mérito.

Pocas citas se han tergiversado tanto como “Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes”, de Issac Newton (aunque la original es de Bernardo de Chartres). Se utiliza, no sin cierto aire de falsa modestia, para potenciar la ambición, para agradecer a los clásicos sus enseñanzas, para honrar a los profesores que tuvimos…, siempre para realzar la importancia de las piezas, las ideas con las que construimos el producto. Pocas veces se refiere al producto en sí, nunca se nos ocurre que puede ser retomado por otros y mejorados; y que eso nos puede costar muy poco.

Renovar las estructuras de organización y producción de nuestro sistema productivo es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos. Empresarios y trabajadores deben aceptar que un cambio en la forma de trabajar es imprescindible.

Foto de Antonio Ruiz Garcia.

Cambios organizativos y pequeños equipos: escapando de la jaula de hierro

Portada Agenda de la empresa 2012 Luis Rull(Este artículo fue publicado en el número de febrero de 2012 de Agenda de la empresa en el especial sobre sociedad del conocimiento)

Cambios organizativos y pequeños equipos: escapando de la jaula de hierro. Por Luis Rull.

Los cambios tecnológicos ha traído nuevas formas de colaboración cuyo impacto completo todavía no hemos ni vislumbrado.

Hay un apreciable aumento de los trabajadores free-lance capaces de integrarse en equipos efímeros, ágiles e innovadores para proyectos complejos. Desarrollo de software, proyectos artísticos complejos (musicales, plásticos, audiovisuales, …), traducciones, maquetaciones, análisis de datos, … multitud de tareas están saliendo de las tradicionales oficinas multitudinarias a equipos ad-hoc compuestos por personas repartidas por todo el mundo.

Una de las ventajas para muchos trabajadores especializados es la posibilidad de resolver problemas complejos a través de su propia especialización. Lo que antes era una contradicción (especialización y versatilidad), ahora es un ventaja competitiva, porque la capacidad de innovar está en los contactos y la experiencia de gestionar equipos temporales, en un sistema que incluye el ensayo-error de una mejor manera que ningún otro sistema anterior.

Los gobiernos no mandan en el mundo, Goldman Sachs manda el en mundo

Actualización 28/10. Se ve que no merecía la credibilidad que le ha dado la BBC. Y yo me lo tragué. Os pido disculpas.

Un trader (vendedor de activos financieros) nos enseña que si los inversores no confían en que la cosa irá mal, no hay gobierno que pueda ir en su contra.

Una persona dice: ¡Fuego! Y hay una avalancha. Y acaba habiendo un fuego por la avalancha.

También no dice que se puede ganar mucho dinero. Que cualquiera puede ganar mucho dinero. Y que lo peor que podemos hacer es quedarnos quietos.

Tanta sinceridad y soberbia unida me deja boquiabierto. Y aquí nos siguen diciendo que ellos pueden arreglar el problema. Si les votamos, claro está.

Actualización 23:10. Podemos discutir y usar expresiones como Wishful_thinking o  Self-fulfilling prophecy, pero lo malo es que la consecuencias serán las mismas: Mucha miseria para mucha gente.

(Descubierto en meneame.net) (El original en la web de la BBC)

Ahora

Ahora que hay crisis, ¿es más importante que nunca el gasto público para estimular la economía?¿ahora es importante la socialdemocracia?

Ahora que hay pocos ingresos por impuestos derivados de la actividad económica, ¿nos exigen más garantías de cuentas equilibradas?

Ahora prometen austeridad, ¿por qué no la quisieron siempre?

Ahora prometen subir los impuestos a los ricos, ¿antes pagaban pocos?

Ahora, cuando aprieta la situación, ¿es más justificable el pequeño fraude? (“Antes que Hacienda está mi familia“)

Esto se parece cada vez más al cuento de la cigarra y la hormiga. Lo malo es que es eso, un cuento.

(A ver si un día de estos consigo sentarme con Tacho para que me lo explique)

Imagen del blog Stiker Thing.