La raya

¿Quién tiene la tiza?

La raya que divide buenos y malos.

La raya que divide feministas y machistas.

Fachas y progres.

Autoritarios y liberales.

La raya entre pensar a y pensar b. Ser a o ser b.

Quien tiene/coge la tiza gana la discusión, porque decide

quién tiene qué idea,

quién es un mediopensionista disfrazado,

quién un tapado del lado b que pretende estar en a. Apestado, contaminado, manipulado o alienado.

Decide cuál es el resumen de su argumento antes incluso de empezar a desarrollarlo.

Quizás el peor vicio de nuestro tiempo no sean los ad-hominems, sino otro tipo de falacia, la del hombre de paja.

¿Quién tiene la tiza?

Hoy eres el loco. El más indecente, el indeseable. Mañana puedes ser un clásico

Hay una gran conexión entre la música y la innovación. Como el lenguaje musical es mucho más universal que otros, su historia es más fácil de entender, de sentir, que otras actividades humanas. Puedes ver las diferencias entre Vivaldi y Beethoven. Y las grandes diferencias entre Ella Fitzgerald y Beyoncé. Y si tienes el oído cultivado, puedes apreciar todas y cada una de esas músicas. Para ir más allá, tienes que estudiar un poco el contexto histórico en el que salieron cada una de ellas, y ves cómo en cada momento hubo alguien que dio un giro inesperado a lo que tocaba todo el mundo. A veces esa persona se hacía famosa por ello, otras lo hacía alguien que lo copiaba y popularizaba.

Veo regularmente (porque hay que verla) la versión que hicieron los Led Zeppelin de Moby Dick en el Royal Albert Hall, la catedral de la música (si existe alguna), en 1970. Un tipo se saca de la manga un sólo de batería de ¡13 minutos! Entonces era arte degenerado. Intentad poneros en la piel de los padres de los chicos que escuchaban Led Zeppelin. Música bárbara, y más aún cuando varios minutos después del solo de batería, un melenudo les decía a las chicas: Te voy a dar cada centimetro de mi amor. Sutil, ¿eh? Lo repito, hay que verlo:

http://youtu.be/edPEBB6VjRQ?t=1h3m25s

Eran brutos, ruidosos, melenudos, tomaban drogas y destrozaban habitaciones de hoteles. La mayoría de los adultos los consideraban gritones, corruptores y holgazanes. Hoy no hay guitarrista en el mundo que no haya intentado algún riff de Jimi Page. Todos los grupos de rock y pop que conozco han tocado algo que se parece a lo que estos indeseables hacían en los 70. ¿Qué debe sentir un hombre así a los 60 años? Porque llega un día que te hacen un homenaje en el Kennedy Center. Y Obama y lo más granado de la élite USA te aplaude. Y claro, lloras al ver que la canción que cantaste tantas veces hace 40 años sigue emocionando:

http://youtu.be/rOy5TCB9JMw

 
¿Qué músico nos horroriza hoy? Igual es un clásico cuando tus hijos tengan 20 años.

¿Qué idea nos parece absurda hoy? Igual es un estándar en 10 años. Mira a tu alrededor. Nunca se sabe.

Si escribes mucho y eres fiel a tí mismo, acabarás autoplagiándote

Aaron Sorkin es uno de los guionistas que más me gustan. Incluso ganó un Oscar  por La Red Social.

El Ala Oeste de la Casa Blanca, Algunos hombres buenos, La guerra de Charlie Wilson, la reciente MoneyBall y (mi preferida) Studio 60, son algunas de las películas o series que ha escrito. Después de escribir tanto, supongo que es imposible no reflejar tus latiguillos, giros lingüísticos o lugares comunes.

Kevin Porter @KevinTPorter, un gran fan, ha invertido mucho tiempo en hacer un vídeo recopilatorio de frases que ha escrito en varias de sus obras:

Una frase que usa mucho en algunas de sus obras es, paradójicamente,

Good Artists Borrow, Great Artists Steal

La cita original parece ser de T.S. Eliott:

One of the surest of tests is the way in which a poet borrows. Immature poets imitate; mature poets steal; bad poets deface what they take, and good poets make it into something better, or at least something different. The good poet welds his theft into a whole of feeling which is unique, utterly different from that from which it was torn; the bad poet throws it into something which has no cohesion. A good poet will usually borrow from authors remote in time, or alien in language, or diverse in interest. Chapman borrowed from Seneca; Shakespeare and Webster from Montaigne. The two great followers of Shakespeare, Webster and Tourneur, in their mature work do not borrow from him; he is too close to them to be of use to them in this way. Massinger, as Mr. Cruickshank shows, borrows from Shakespeare a good deal. Let us profit by some of the quotations with which he has provided us—

T.S. Eliot (1888–1965).  The Sacred Wood.  1921. Visto en Baterbly, un repositorio de obras clásicas.

Una vez suspendí a un alumno que copió dos frases de un libro de un autor que no recuerdo y aprobé a otra que plagió dos párrafos de Max Weber. La segunda encontró las frases que explicaban perfectamente el problema planteado en el trabajo. Cuando hablé con ella, me demostró que había entendido el meollo del asunto. Y yo me alegré por haber hecho leer, sin saberlo, a Max Weber a una estudiante. La relajación moral de la Universidad española tiene sus cosas malas y sus cosas buenas: El primero no fue expulsado y la segunda aprobó la asignatura.

Más información sobre la cita en esta entrada de Joanna Penn, en esta de Shelly Esaak,  y el uso que se puede hacer de Google Blog Search para encontrar plagios

Por cierto, acaba de estrenar serie nueva, sobre Periodismo político en televisión… no deja los temas que le gustan.

PS: La frase de marras la solía decir Steve Jobs, cuya biografía es el siguiente guión que está preparando Sorkin.

PS2: El vídeo me lo descubrió Víctor R Ruiz en Google+.

Escucho música pop porque estoy deprimido… música y niños

Este vídeo que me descubrió mi hermana me ha encantado. La canción trata de un desamor, de un recuerdo de lo que era “now you are somebody that I used to know”.

Vamos, que es un poco triste:

You can get addicted to a certain kind of sadness
Like resignation to the end
Always the end

(Letra de Somebody That I Used To Know.

El autor del vídeo nos dice en la página del vídeo que a los niños les encantó el vídeo original (que es mucho peor que la versión de los niños) y que no paraban de pedirle que les pusiera la canción una y otra vez.

Todo esto me recordó una frase de una de mis novelas-películas favoritas, High Fidelity, en la que el protagonista confiesa que no sabe si, cuando era adolescente, estaba siempre triste porque escuchaba pop o escuchaba pop porque estaba triste.

Se que los niños entienden más de lo que creemos pero, ¿comprenderán bien textos tan duros? Por otro lado, ¿a partir de qué edad es conveniente enseñarles que la vida puede ser tan triste? Lo que nuestros mayores llamaban “educación sentimental”, la tuvimos con música, cine y algunas novelas. Pero la música era la que más nos impactó a muchos.

¿Qué música le ponéis a vuestros hijos? ¿Tenéis en cuenta su edad?

(También ha salido en Glee)

(Por cierto, la canción es de las que se te quedan pegadas a la cabeza durante días)

D’Callaos

Hace mucho tiempo que conozco este grupo de Terrassa, aunque no hemos conseguido hacer realidad ninguno de los proyectos que hemos intentado. He asistidos a sus conciertos y debo confesar que si antes me gustaban bastante, su último disco, El Borde Donde Termina El Mar, me encantó. Podéis  descargarlo en su página. Nunca pensé que esta tipo de música me gustara tanto:

La impotencia de la voluntad

Si quieres algo con muchas ganas, piensa muy fuerte y lucha, seguro que lo consigues.

Este tipo de razonamiento es “mágico”, no racional. Y está más extendido de lo que pensamos. El mismísimo Steve Jobs, paradigmático representante de la revolución tecnológica, caía en sus garras.
Siempre he pensado que los muy listos y los muy exitosos se acostumbran a que, trabajando duro, eres capaz de cualquier cosa y suele sobreestimar sus capacidades. Lo malo es que, muchas veces, para hacer cosas maravillosas hay que tener esa fe irracional en uno mismo o en una idea.

Visto en el blog de Luis Alfonso Gámez, Magonia, que trata sobre supersticiones y misterio, denunciando a todo engañabobo que se cruza por su camino.

La guerra no fue divertida para nadie

Este hombre tenía 11 años durante la guerra mundial. Describe cómo fue crecer en la 2ª Guerra Mundial. Tengo un amigo que vivió la misma experiencia y es increíble la serenidad con la que cuentan las experiencia de esos días.

Describiendo el accidente de un avión de guerra inglés, en la que vio por primera vez el cuerpo de una persona muerta, dice estas palabras:

La guerra no fue divertida para nadie. Fue un despertar (wake-up call) para un niño pequeño.

La guerra no es buena, para nadie, pero ¿qué hubiera pasado si Europa se hubiera apaciguado ante el expansionismo hitleriano? La unidad demostrada por los británicos es admirable. Quien haya visto “El discurso del Rey” habrá visto otro retazo de esa grandiosidad.

La locura de la relatividad (I)

Foto de Dalbera http://www.flickr.com/photos/dalbera/

La ciencia no puede contestar a todo…  pero eso no significa que cualquier duda sea razonable ni aceptable.

Dicho en el programa Escépticos por Pedro Miguel Echenique, Catedrático de Física de la materia condensada y Premio Príncipe de Asturias. (Sus publicaciones le avalan).

Es uno de los principales argumentos de la ciencia ante aquellos que cuestionan, a las bravas y sin criterio, las bases de la ciencia. Para los “pseudo-escépticos” la ciencia está llena de mentiras y siempre cuestionan sus conclusiones con infinitas excusas, tergiversaciones y pruebas imposibles de realizar.

Cualquier duda no es razonable, al igual que ninguna prueba rigurosa debe ser descartada.

Luis Alfonso Gámez y José Antonio Pérez hicieron en episodio piloto de Escépticos, una serie de divulgación científica que no se si tendrá continuidad o no cuya continuación ya está en marcha. Es muy reveladora de que no todo está perdido, pero la gente de talento debe alzar la voz contra las supercherías, ya sean homeopáticas o históricas.

En el capítulo 3 de su mítico libro de introducción a la física, el genial Richard Feymman dijo:

If a thing is not a science, it is not necessarily bad. For example, love is not a science. So, if something is said not to be a science, it does not mean that there is something wrong with it; it just means that it is not a science.

Actualización: Julitros, en los comentarios, nos cuenta la fantástica noticia de que la serie Escépticos tendrá continuidad. Como siempre, los lectores siempre saben más que uno de cualquier cosa.