10 semanas sin televisión

1579359763_f1476cf073_oAl comienzo de la pasada Semana Santa se cortó la señal de la TDT en casa. De repente, sin saber por qué, las dos televisiones de casa (salón y cocina), dejaron de dar señal de la antena. Desde entonces, un Mac Mini antiguo y un reproductor de Blue Ray. el resto de los vecinos tiene señal y, por pereza, no hemos llamado a un técnico para que lo vea.

Es lo mejor que nos podía haber pasado.

Desde entonces no cambiamos durante 10 minutos repasando los canales qué hay.

No vemos la televisión mientras cenamos con los niños.

Vemos (normalmente de Netflix) lo que queremos ver. Y los niños también.

Evitamos los telediarios, que solían enfadarme. Radio e internet son nuestras fuentes de información.

(Y si hay alguna serie de un canal de los antiguos que queremos, como El Ministerio del Tiempo o Acacias 38, directamente en la web)

Fotos de José Manuel Rios Valiente y José Luis Murillo.

Escucho música pop porque estoy deprimido… música y niños

Este vídeo que me descubrió mi hermana me ha encantado. La canción trata de un desamor, de un recuerdo de lo que era “now you are somebody that I used to know”.

Vamos, que es un poco triste:

You can get addicted to a certain kind of sadness
Like resignation to the end
Always the end

(Letra de Somebody That I Used To Know.

El autor del vídeo nos dice en la página del vídeo que a los niños les encantó el vídeo original (que es mucho peor que la versión de los niños) y que no paraban de pedirle que les pusiera la canción una y otra vez.

Todo esto me recordó una frase de una de mis novelas-películas favoritas, High Fidelity, en la que el protagonista confiesa que no sabe si, cuando era adolescente, estaba siempre triste porque escuchaba pop o escuchaba pop porque estaba triste.

Se que los niños entienden más de lo que creemos pero, ¿comprenderán bien textos tan duros? Por otro lado, ¿a partir de qué edad es conveniente enseñarles que la vida puede ser tan triste? Lo que nuestros mayores llamaban “educación sentimental”, la tuvimos con música, cine y algunas novelas. Pero la música era la que más nos impactó a muchos.

¿Qué música le ponéis a vuestros hijos? ¿Tenéis en cuenta su edad?

(También ha salido en Glee)

(Por cierto, la canción es de las que se te quedan pegadas a la cabeza durante días)

Quejarse, cuando hay razón. ¿Está el listón “demasiado” alto?

Michael Jordan nunca fue mi jugador favorito. Su reinado coincidió con me bajada de interés por la NBA, pero admito que es de los grandes. Pero me parecía arrogante, my lejos de la ¿fingida? simpatía de Magic Johnson o el hieratismo de Larry Bird.

Las expectativas sobre la dificultad de una tarea determinan mucho nuestra frustración por el fallo o satisfacción por el éxito. De hecho los ritos de paso tienen, en parte, ese efecto: hacen que los que tienen que hacer algo difícil se sientan muy orgullosos de su éxito y se integren muy bien en su nueva situación, ya sean oposiciones aparentemente anacrónicas, novatadas en alguna organización o celebraciones (como las bodas 😉 )

Este vídeo me ha gustado mucho, por lo que del esfuerzo y el efecto que generamos en los demás habla:

(Ví el vídeo en un tweet de @DidacLee retwiteado por @LaTrinchera.

España, vista por un extranjero

¿Cuánto de nosotros ponemos para interpretar el vídeo y cuánto nos pone el autor? El talento de un retratista puede ser dejar al observador que tome sus propias conclusiones o darle su opinión sobre lo observado. En cualquier caso, hacerlo bien de verdad siempre es complicado.

Sincerely, Spain. De Mathew Brown

(Via compartidos de Enrique Rodríguez )

Un pensamiento de un día estresado

No importa lo contento que te levantes por la mañana: siempre hay algún miembro de la casta regente dispuesto a amargarte el día. Ya sea un político azuzado por un periodista, ya sea alguna empresa monopolística.

Cosas de vivir en una democracia que no es democracia y en un capitalismo que no es capitalismo.

Autocensura y amor a una comunidad

¿Hay días en los que tenéis ganas de vivir en un país diferente?

Criticar donde vives es una actividad peligrosa. Los hay que lo interpretan como soberbia, puesto que osas criticar a tus conciudadanos. Los hay que piensan que es una obligación cívica, ya que, en cierto modo, es una propuesta de mejora.

La autocensura para no dar una mala imagen a los de fuera es algo habitual. Por eso los medios locales son mucho más críticos con la realidad que los de ámbito más amplio (exceptuando a los Estados Unidos, a los que se suelen criticar sin descanso 😉 )

Si añadimos a este cóctel el ingrediente del sectarismo político, nos encontramos que las únicas críticas negativas son las que señalan como responsables de los males a algún partido político.  “La culpa no es nada“, me enseñó una vez alguien a quien aprecio mucho, porque lo importante es encontrar soluciones a los errores. Pero la responsabilidad de las decisiones individuales no puede ser diluida por el comodín “la sociedad lo ha hecho así”.

  • No es de recibo que un banco cierre a las 12:15 un día antes de que comience la feria. (Una sucursal del barrio anexo al recinto ha cerrado a esa hora hoy lunes, día laborable)
  • No es admisible que una ventanilla de una administración esté cerrada una hora y treinta minutos a la hora del café.
  • No es conveniente que se anuncie con total impunidad en medios serios ni se vendan en farmacias  “pulseras energéticas”.
  • Me cuesta no enfadarme tras oír que los empresarios somos todos unos explotadores.
  • Soy un malnacido cuando señalo que no es conveniente que la forma de trabajar de algunos sectores no haya cambiado en lo últimos 20 años. La caída en la productividad relativa con el resto del mundo se paga, antes o después.
  • Por último. Un productor aprobó el guión de este programa. Y un directivo de Televsión lo han mantenido en su puesto. A pesar de esto, sigo creyendo en la libertad de expresión:

http://www.youtube.com/watch?v=e0TQTTrcsJo#t=00m40s

Esta feo reírse de la ignorancia ajena. Pero cuando se regodean en ella… es complicado no sonreír, porque la alternativa ante el panorama de España es llorar.

Algo tiene que cambiar. Yo hago autocrítica e intento mejorar, pero me temo que no será suficiente.

Preguntas a vuela pluma 1

Foto de Paco Aranda.

Foto de Paco Aranda.

  • ¿Por qué los políticos no comen en su casa?
  • Ver en la crisis una oportunidad ¿es de masoquistas?
  • La culpa no es nada, ¿la autocritica puede llevar a comprender mejor la realidad, (vía la empatía)?
  • Si el PP y PSOE estaban de acuerdo en que había que ir a la cumbre de Washington, ¿por qué no nos decían qué querían proponer en nuestro nombre? ¿La tasa Tobin? ¿El modelo español de gestión de la cajas de ahorro? ¿El modelo de gestión del crecimiento inmobiliario español? Nuestra contribución, ¿fue algo más que salir en la foto?
  • Un buen equipo es un tesoro ¿por qué cuesta tanto felicitar a la gente que trabaja con nosotros cuando lo hacen bien? ¿no será cosa de la envidia? ¿o del miedo a que nos abandonen?
  • El sistema está en crisis, ¿cuál es tu alternativa?

Silencio

Tomando un chupito en IslantillaLlevo más de un mes si publicar nada y algunos estáis preocupados. Más de un mes sin publicar pero no sin escribir.

No pasa nada raro. Sólo trabajo y proyectos. Muchas cosas nuevas… Y Evento Blog.

Muchos me seguís por twitter. (Que es una mezcla de blog y mensajería instantánea) Es muy divertido y útil. Ahí cuento lo que voy haciendo y algunas opiniones. Es un sitio más personal, ligero y ágil que un blog. Mirad mi página para tener una idea. Uno de sus creadores, Biz Stone, gran genio que ya vendió blogger. com a Google, viene a Evento Blog 2007.

Llegó agosto…

De Vacaciones. Foto de [hdy]**Llegó agosto y muchos amigos se van de vacaciones… ¿o no?

Cada años son más frecuentes las vacaciones veraniegas de dos semanas. Las cuatro semanas reglamentarias en España se fragmentan cada vez más: tres días en navidades, otro más para ese puente de acampada en Los Pirineos, otro más para el cumpleaños de la suegra, …

La empresas ven como su actividad no se ve muy perjudicada porque los empleados no emigran simultáneamente en masa. Por lo que veo, la productividad, ese maldito e irritante indicador, no se ve tan afectado como antes. Nuestro país se convierte en … ¿más civilizado?.

Por mi parte, la gente con la que trabajo ha planificado bien su descanso de tal forma que el mío se esfume: los clientes estarán “ON” para validar algunas fases críticas de los proyectos y los compañeros harán sus entregas de tal forma que el workflow siga fluido.

Conclusión: que me quedo todo el verano currando en Sevilla. Quien quiera apuntarse a tomar aire puro con cervezas por las noches, ya sabe dónde estoy.

Foto de [hdy]**.