Llegó agosto…

De Vacaciones. Foto de [hdy]**Llegó agosto y muchos amigos se van de vacaciones… ¿o no?

Cada años son más frecuentes las vacaciones veraniegas de dos semanas. Las cuatro semanas reglamentarias en España se fragmentan cada vez más: tres días en navidades, otro más para ese puente de acampada en Los Pirineos, otro más para el cumpleaños de la suegra, …

La empresas ven como su actividad no se ve muy perjudicada porque los empleados no emigran simultáneamente en masa. Por lo que veo, la productividad, ese maldito e irritante indicador, no se ve tan afectado como antes. Nuestro país se convierte en … ¿más civilizado?.

Por mi parte, la gente con la que trabajo ha planificado bien su descanso de tal forma que el mío se esfume: los clientes estarán “ON” para validar algunas fases críticas de los proyectos y los compañeros harán sus entregas de tal forma que el workflow siga fluido.

Conclusión: que me quedo todo el verano currando en Sevilla. Quien quiera apuntarse a tomar aire puro con cervezas por las noches, ya sabe dónde estoy.

Foto de [hdy]**.

9 comentarios en “Llegó agosto…

  1. No me seas “capullin”, desde el cariño, que tal y como esta la tecnologia te puedes ir tranquilamente a Matalascañas a validar las fracesitas de los calores, que siempre se estara más fresquito, además podemos quedar para poner uno o dos kilos de más.

    Ablid, antes de finales de 2008

    Jeje

  2. Juanlu: ¡qué ganas tienes de que nos pongamos tibios de Secreto Ibérico en vuestra terraza mientras jugamos con los chicos…

    Tienes razón: con el modem-usb de vodafone se puede trabajar en cualquier parte pero ¡¡¡¡Sigue siendo trabajar en agosto!!!!

  3. Pues la verdad eso de concentrar las vacaciones en un solo mes nunca me ha convencido, es mejor que las empresas den la flexibilidad si uno se plantea el irse en Abril, Noviembre, Octubre…. Lo bueno es que nos, los inmigrantes, jugaremos un poco en favor de esa flexibilidad pues viajar al hemisferio sur en Agosto…. como que no!!!!

  4. Hoy en día irte de vacaciones tres semanas es poco menos que una proeza. Y la vuelta es estresante: cuando llegas a la oficina te das cuenta de que mientras no estabas han llegado multitud de cosas para hacer que te están esperando con los brazos abiertos.

  5. dicen que “la calor en Sevilla es una maravilla”. O era la lluvia… Da igual. Estoy dispuesto a tomarme una Cruzcampo contigo. ¿Quedamos?

  6. Luis me encanta tu pareción en mi blog y eso da ánimos a cualquiera por otro lado te daré ánimos con el curro en agosto y en SEVILLA. EA¡¡

Deja un comentario