Cosas que seguramente no sabes de mi.

Mi querida Cristina me lanza el desafío de contar en mi blog cosas que los lectores probablemente no sepan de mi. Está un poco visto, pero ella no se merece un desplante:

Luis Rull Navidades 2007

  1. Hice teatro en la Universidad. Y era el doblador oficial de Woody Allen. En una ocasión, hice tres personajes de una obra suya, incluido él mismo y Dios. Media Granada me vio en calzoncillos.
  2. Me libré de la mili por pies planos (más bien por haber sufrido una operación que se convirtió en un caso clínico) Es verdad: soy tan viejo que conocí eso llamado “Servicio Militar”.
  3. Soy la cuarta generación de Luises Rull, de los que quedamos dos. Todos mis predecesores eran (o son) mejores personas que yo. Tengo el listón alto, por eso entreno cada día.
  4. No tengo ni p#@* idea de informática, por eso me rodeo de gente que sí sabe.
  5. Me encanta un compositor austriaco que tuvo una vida aburridísma: Anton Bruckner.

Aquí tenéis las de Cristina:

1. Me encantan los peluches y dibujos de vacas y de ovejas. Vamos, que tengo Kukuxumusu por todas partes.
2. Trabajé como dependienta en El Corte Inglés en una campaña de verano y otra de navidad, vendiendo discos y películas.
3. Me chiflan el chocolate negro, los Muffins de chocolate blanco y fresa ñam, ñam y la leche con cereales.
4. Lo único que ha conseguido convertirme en una asidua al gimnasio es el Pilates, una técnica muy recomendable que te relaja, te estira y te deja como nueva.
5. Para dormir bien, he de leer un rato en la cama antes de intentar conciliar el sueño, aunque sólo sean cinco minutos. De esa forma logro desconectar de todo y dormir plácidamente.

No soy muy original al responder a esta cadena. Algunos son todavía más raros que yo:Minid, Antonio, Ismael , Rodrigo, Fernando, Enrique , Martin, Octavio, Ferran, Juan Luis, Edu, José Antonio.

Quien quiera recoger el guante y desnudarse, que lo haga…

¿Aburrido? Aquí tienes algunas fotos realmente buenas.

4 comentarios en “Cosas que seguramente no sabes de mi.

Deja un comentario