De ciencia, ideas y dinero


Herald Sun Andrew Bolt Blog nos cuenta que se estudie lo que se estudie sobre terrorismo, Occidente será culpable. Que a más catastrofismo en un proyecto de investigación, más dinero para estudios medioambientales. Y no falta la cita al libro de moda: la traición de los intelectuales, de Julien Benda

Las ciencias sociales (y las naturales) parecen que no se escapan de las acusaciones de parcialidad y falta de escepticismo. Los limitados marcos conceptuales de muchas investigaciones sociológicas (género, edad y raza lo explican casi todo)o la nula conexión con la realidad de algunos estudio humanísticos son puestos en entredicho en algunos círculos. Esas discusiones no interesan a quienes financian las investigaciones… ¿no?

Me lo he pasado en grande escuchando esta conferencia (en la FAES) de Albiac: No hay autonomía del individuo, ergo “libertad de expresión” es una expresión falaz. ¿Todos esclavos del lenguaje? Ufff (El audio en mp3)

Encuentro otro buen ejemplo de lo que puede ser discutible como buena ciencia. Y encuentro el ejemplo perfecto en una vieja amiga, alguien muy inteligente con quien hace años compartí una cerveza. Rosalind nos presenta su nuevo libro y libera su prefacio:

The book is borne out of an interest in the extraordinary contradictoriness of constructions of gender in today’s media: confident expressions of ‘girl power’ sit alongside reports of ‘epidemic’ levels of anorexia and body dysmorphia; graphic tabloid reports of rape are placed cheek by jowl with adverts for lapdancing clubs and telephone sex lines; lad magazines declare the ‘sex war’ over, while reinstating beauty contests and championing new, ironic modes of sexism; and there are regular moral panics about the impact on men of the new, idealised male body imagery, while the re-sexualisation of women’s bodies in public space goes virtually unremarked upon. Everywhere, it seems, feminist ideas have become a kind of common sense, yet feminism has never been more bitterly repudiated.

¿Son las buenas ideas buena ciencia? Esa identificación puede haber traído problemas al mundo académico. Como lo académico genera buenas ideas, las buenas ideas deben salir de la Academia. Lo malo es que hace mucho tiempo que la academia no es realmente rebelde o valiente. Aunque eso es sólo una opinión.

2 comentarios en “De ciencia, ideas y dinero

  1. “Lo malo es que hace mucho tiempo que la academia no es realmente rebelde o valiente. Aunque eso es sólo una opinión”.

    No es una opinión, es una constatación.

  2. No confundir la rebeldía, o la valentía, con la irresponsabilidad, la ignorancia o la falta de rigor. En Ciencia hay ahora buenas ideas, y muchas van a llegar a ser muy útiles para la Humanidad, pero es que el siglo XX fue demasiado importante para el desarrollo de la Ciencia y el nivel de Innovación científica quedó muy alto. Merece la pena leer “What Remains to Be Discovered : Mapping the Secrets of the Universe, the Origins of Life, and the Future of the Human Race” de John Maddox, existe una versión española del libro. Se plantea en él cuales son los desafíos científicos del siglo XXI y en la Introducción dice algo que me impersionó, y era que si al final del siglo XIX alguién se hubiera propuesto escribir un libro similar sobre el siglo XX, NO hubiera acertado en NINGUNA de las aportaciones científicas del siglo XX.
    En la “academia” hay gente valiente y rebelde, mucha más de la que podemos imaginar, pero también la inmensa mayoría de esta gente son conscientes de que deben ser muy rigurosos con sus afirmaciones. Gracias a la gran movilidad de la información, las propuestas que hagan o puedan hacer, van a ser contratadas, discutidas y analizadas por miles de colegas , y de forma casi inmediata, en el mundo.
    Por supuesto, no me estoy refiriendo a esa gran cantidad de “inútiles” que viven al amparo de lo que se denomima el “mundo acádemico” y que NUNCA han aportado nada al Progreso del Conocimiento.

Deja un comentario