Mancur Olson estaría orgulloso. ¿Por qué colaborar?

Unos investigadores alemanes hacen unos experimentos para saber qué mueve a la gente a respetar las reglas de juego. Y llega a la conclusión que el propio miedo a ser sancionados es las más efectiva. La amenaza de castigo crea la cooperación Abriendo Juego, Abriendo Mundos

Como mucho sabéis, soy muy reacio a aceptar como válidas las generalizaciones universales de este tipo de experimentos, a los que se pueden hace muchas críticas metodológicas de sus diseños (todas las clásicas a los diseños experimentales de muchos psicólogos). Yo me quedo con la reflexión, el problema, que hace el investigador: el problema de la acción colectiva, el del respeto a determinadas normas para un objetivo común que está en contradicción con el interés particular e innmediato de los individuos.

El problema es el siguiente: ¿cómo gestionar el uso de bienes públicos(Wikipedia)cuando es más conveniente para cada individuo aislado no contribuir? (El fallo colaborativo, el gorrón (free-rider)

Lo pondré fácil: ¿Cómo obligar a los individuos a pagar el autobús urbano?

Hay tres soluciones clásicas:

  1. Sanción (Si no pagas impuestos… a la cárcel)
  2. Concienciación (Hacienda somos todos. Hacemos carreteras)
  3. Transformación (Creamos artificialmente bienes privados a partir de lo públicos)( Muchos creen que los sistemas de gestión de derechos o los Estados nación son de este tipo)

¿Podemos aplicar esta teoría a la blogosfera? Yo creo que no. Los beneficios personales (egolatría, promoción personal, …) son mayores que los costes de la difusión de información. Lo malo es que esto depende de criterios de evaluación de beneficios individuales que son muy subjetivos… mucho más que cualquier otra cosa que yo conozca.

El que puso de moda esto es Mancur Olson

Referencias en mi blog:

  1. Olson me viene a la cabeza,
  2. sentir y pensa colectivistas,
  3. ¿Son de fiar los empresarios?

2 comentarios en “Mancur Olson estaría orgulloso. ¿Por qué colaborar?

  1. Profesor, pero en lo personal yo no le veo tantos problemas a la subjetividad, al final la objetividad es un invento, una palabra. Mi impresión es que si bien es cierto lo que usted señala sobre la mayor predominancia de la autopromoción sobre la calidad de la entrega de la informaación, el proceso de “calidad” queda sujeto a los lectores pero apuesto a la autoregulación, es decir, independiente de que uno escriba lo que se le de la gana, si lo que escribes no es de calidad no te leerán y de nada servirá la autopromoción.

    Buenos casos de autopromoción es el de enrique dans quien deja sus antecedentes como profesional pero escribe artículos muy buenos.

    saluds, felicitaciones por la bitácora, la seguiré leyendo.

    pd: yo estoy por ser sociólogo (chileno) espero tenerlo cuando tenga tiempo de visita por mi blog)

  2. Estimado Patricio: No he entendido bien tu comentario. Supongo que a una entrada mía poco clara y errática le correspondía un comentario acertado pero poco claro: Como siempre, los lectores saben más que uno.

Deja un comentario