5 comentarios en “La llamada que no se produjo.

  1. La verdad es que más que una llamada, espero oirlo llamando a “tano” desde la puerta de Mazagon, esperando que entre en el maletero del coche para volver a Sevilla.
    O verlo sentado en la terraza, sentado sobre la silla al reves, descansando.
    Todos tenemos recuerdos, todos esperamos volver a verlo sentado frente al televisor sentado con la silla al reves, al fondo de ese pasillo larguisimo, donde lo recuerdo al fondo, sentado.

  2. yolo recuerdo dandome besos enormes y mirando largas tardes enfrente mia mi bobo mi abuelo mi mayor perdida Te quiero

Deja un comentario