Pifias de los profesores


Archivos del Ministerio de la Verdad: Citas Célebres y sus consecuencias

Ya que corren tantos correo y listas con pifias de alumnos, ¿por qué no hay tantas de profesores? Aquí hay algunas, realmente divertidas. En un curso de formación de profesorado universitario asistí una vez a una catarsis colectiva: alguien se armó de valor y admitió que su peor miedo era que los alumnos le preguntaran algo que no supieran o que le cogieran diciendo alguna barbaridad. Decenas de profesores gritaron al unísono, cual legión de hare krishna:¡¡¡¡yo también!!!! Ninguno se atrevía a confesarlo hasta que vio que había muchos en la misma situación. Esas cosas pasan…

* A la incógnita le da igual que la llames a o que la llames b, no se enfada contigo. R C, psicóloga de incógnitas.
* Alex, tu examen es fantástico, pero fantástico de fantasioso. C M, dando ánimos.

* El lunes voy a haceros un examen sorpresa. H, sorprendente.

* Estáis tan sumidos en la mierda que no os dais cuenta. M C, espía de LIPASAM (Empresa de limpieza de la Ciudad de Sevilla).

* Melenchón, sal voluntario a la pizarra. M, absolutista.

* No hay reglas pero hay reglas, es un sexto sentido. J M, “en ocasiones veo reglas”.

* Que tú no lo veas importante no quiere decir que no haya que estudiarlo. M C, ahorrándonos el esfuerzo de pensar.

Román es el sobrino de la chica que me deja que la acompañe (Eva). Es un gran tipo, futura leyenda del cine mundial. Lleva poco en esto de los blogs, pero le va cogiendo el tranquillo. El sábado alucinó con la comunidad blogera sevillana (y yo también)

Muchos profesores se lo tomaron muy bien y se divirtieron mucho con la citas. Otros, no lo creo. El humor y la autocrítica no son muy comunes entre un colectivo obligado cultivar su ego sistemáticamente. No es culpa de ellos, es simplemente, “la cultura de la empresa”. Son (Somos/Fui) socializados en esa escuela, la de la soberbia.

3 comentarios en “Pifias de los profesores

  1. Sólo tres cosas:

    1. Ya que eres/fuiste más o menos miembro de la Coalición del Mal (véase “profesores”), ¿cómo sabemos que podemos confiar en ti).

    2. Pensé en lo que me dijiste de no poner los nombres de los profesores, pero pensé que si los quitaba le estaría quitando la intencionalidad de aquel artículo, que fue la controversia transgresora, la lucha a pluma y no a espada, el terrorismo verbal.

    3. Si los profesores me piden directamente que borre sus nombres lo haré encantado, como ahora yo te pido: deja de poner mi nombre real por ahí, para mis colegas de la globosfera soy Sephiroth_XI.

    Saludos desde el Ministerio de la Verdad.

  2. muchas universidades yanquis tienen frases célebres de sus docentes, he visto algunas de matemáticas que son brillantes.

    y por acá, recuerdo una revista de estudiantes que las publicaba. Una vez, un docente dice “Y este es el teorema de X… ven que X no es un inútil que no hace nada?” (X coincidía con el apellido de otro profesor… se pueden imaginar la que se armó)

Deja un comentario