Declaración por la Libertad de Expresión Digital


Sabéis que no soy muy amigo de las grandes etiquetas (El Poder, La Paz,…) ni de las denuncias paranoides, pero en este caso me parece muy pertinente llamar la atención ante una riada silenciosa que pretende restringir algunos espacios de libertad que ahora disfrutamos. Si en el futuro descubrimos que esta denuncia era exagerada, nos reiremos por lo ingenuos que éramos. Si no es así, habremos perdido, una vez más, una gran oportunidad de libertad y expresión de las opiniones que hubiera hecho el mundo mucho mejor, filtrándose sus beneficios a gran parte de las actividades humanas.

Vía Juan Freire, un tipo al que respeto y admiro, me llega esto. Y creo que merece la pena.

Declaración por la Libertad de Expresión Digital

A todo ciudadano, a todo blogger:

Es más que evidente la importancia que en los últimos años ha ido cobrando la Red como lugar donde se democratiza la información, donde todo ciudadano, como en la antigua polis, podrá posicionarse, hablar y comunicarse con los demás. Como casi siempre ocurre, el mercado fue el primer agente en rentabilizar las enormes ventajas que aportaba la Red, pero ha llegado ya el momento de la política, la política realizada desde la sociedad civil, es decir, la que sirve de canal de acceso del ciudadano al Estado. Aunque el concepto de democracia representativa seguirá vigente, se podrán extraer ciertas ventajas de la democracia directa para hacer a la primera más participativa y sobretodo, realmente representativa. En la Sociedad de la Información, a través de la Red, el ciudadano va a recuperar una parte de su libertad política secuestrada por las élites políticas.

Pero este potencial de libertad política está expuesto a un serio peligro. Porque es también evidente que el poder ha detectado la tremenda importancia que ha adquirido y adquirirá la Red como fuente de información y de interrelación y, por lo tanto, procurará mitigar su influencia.

La libertad de conciencia y de expresión, pilares de la libertad individual, nuestro valor supremo, están más amenazados que nunca. Esto es especialmente preocupante en España, donde se produce una concentración del espacio informativo, ante la pasividad o impotencia del ciudadano, y donde se intenta, desde el poder, cerrar medios de comunicación por manifestar sus propias opiniones.

Determinadas propuestas de legislación (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, Estatuto del Periodista, Ley de Propiedad Intelectual o la Directiva Europea sobre Retención de Datos en las Comunicaciones Electrónicas),fomentan el intervencionismo en el ámbito digital, amenazando la existencia de los bloggers y los medios independientes, con el pretexto de regular el comercio electrónico, proteger los derechos de autor o garantizar nuestra seguridad.

A día de hoy, todavía nadie controla la Red, máximo exponente de un orden social espontáneo, pero se están haciendo serios intentos, y los abusos a los que el individuo va a estar sometido, como la pretensión de dejarle fuera de los circuitos de opinión o de controlarle desde el poder, se harán cada vez más evidentes a medida en que la Red vaya cobrando importancia.

Así, el poder intentará:


1. Designar arbitrariamente qué personas tendrán acceso a la información pública.

2. Controlar los canales de la Red, investigando nuestras relaciones privadas y profesionales.

3. Fiscalizar la Red, exigiendo la identificación pública en Internet.

4. Dificultar la creación de sitios web, burocratizando su mantenimiento.

5. Someter Internet a un régimen legal más estricto que el que hay fuera de la misma Red. Lo que sea legal fuera de internet que lo sea dentro.

6. Imponer criterios políticos para la concesión de autorizaciones o licencias para los nuevos medios de comunicación digitales, incluidos la radio y la televisión.

De tal forma entendemos que, con el propósito de contribuir a mantener la libertad de expresión en el amplio mundo digital, es necesario unirnos y:


1. Denunciar conjuntamente cualquier abuso contra nuestra libertad de expresión y conciencia, que afecte al libre acceso a la nformación pública, al control no judicial de nuestras relaciones privadas y a la absoluta libre concurrencia del espacio digital.
2. Comprometermos a reflejar esta declaración en nuestros blogs, y difundirla para crear una red que actúe ante cualquier violación de los principios que defiende.

Deja un comentario