Los analistas obsesos de redes empiezan a parecerse a John F. Nash, Jr


Muchos físicos, matemáticos sociólogos y demás ralea llevan algún tiempo analizando los patrones de interacción de los más diversos fenómenos: intercambio de emails, cadenas tróficas (qué animal se come a qué otro), cartas de Einstein o de Darwin.

Y “descubrieron” que hay un patrón común en todas ellas: la ley de potencias (POWER LAW), que las gobierna a todas (Una ley para gobernarlas a todas. Una ley para encontrarlas, una ley para atraerlas y atarlas a las tinieblas). Pero otros tipos, también algo enfrascados en la perfección estadística, parecen decir que todo es un artificio estadístico, que aparecería de todas formas; una consecuencia del teorema del límite central.
Aquí: Gauss Is Not Mocked

Mi adorado Juan de Mairena promete más. Y yo le espero ávido de carnaza académica…

Los que hacemos Redes Sociales en el Mundo Real ™ nos preocupamos por cosas más prosaicas, como qué diferencias hay en el rendimiento de grupos muy endogámicos y otros que lo son menos.

Nota: Sé que, en realidad, es mucho más complicado de lo que parece en este mensaje. Y que he exagerado mucho y que yo mismo os he dado la lata a muchos defendiendo tesis opuestas. Pero así ¿no es más divertido? ¿Os acordáis de “Una mente maravillosa” y de la obsesión con la infiltración comunista en Usa? Si Hollywood se puede tomar licencias como esas, yo también.

Deja un comentario