Ingenuos y desarmados

Ingenuos y desarmados

Cuando veo los telediarios me acuerdo de unos cursos sobres problemas sociales a los que asistía en Granada. El núcleo principal de los mismos era la tesis de que los problemas sociales no eran más que fenómenos creados por el sistema político/mediático/académico, con sus ciclos de formulación y solución de los mismos, cuando no de olvido y/o “relativización”  con golpes de pecho. Algunos son recurrentes, como la violencia sobre mujeres por parte de sus maridos o asimilados, van y vienen, con sus soluciones parciales y sus culpables permanentes. Otros son muy estacionales, como los pijos y los canis en Sevilla, cual culebrón local e incomprensible.

Lo que me molesta de muchos telediarios es el esquema ingenuo que siguen:

  • Presentación del suceso (siempre hay un fenómeno concreto representante de la histeria.
  • Generalización de del suceso a problema social, es decir, extensión del problema
  • Analgésico general: hay gente en ello (algún académico experto o trabajador social de alto nivel está en el tema…) y tenemos una solución para eso. No hay de qué preocuparse.

Mi amigo Arcadi lo llamaría “inmunidad socialdemócrata”, mi profesor de antropología “el drama de la modernidad” y algún moscón, la mentira estatal.

Un comentario en “Ingenuos y desarmados

Deja un comentario