Me gustaría ser tú.


Marta Corbalán Rull
Originally uploaded by luisrull.

Esta chica tiene chispa.

Esta chica es Marta Corbalán Rull. Muchos lectores ya han sufrido el relato de su primo (esto es, un servidor) de algunas de sus andanzas, cual abuelote cebolleta que presume de tener el mejor nieto del mundo. Y mis amigos off-line sufren con mucha más frecuencia este incordio. Esta chica, mi prima, la hija de mi tía María del Mar, es una mina.

Mi hermana Patricia le comentó, bromeando, hace unos días que le encantaría ser como ella, con toda la atención de la familia: sus padres, los nuestros, nuestros tíos,…; que era fantástico tener tantos cuidados y mimos. Ella, imperturbable, con un tono de Carmen Maura dijo: “Pues a mí me gustaría ser tú, que haces siempre lo que quieres”.

La perfecta respuesta de un niña que sabe que hay otras formas de vivir que la suya, que, aunque acepta su lugar en el mundo, no se deja engañar por la patraña de que estar protegido y no tomar decisiones es mejor que ser libre y estar desprotegido. Ser y Estar. Elegir algo y atenerse a las consecuencias. La cruz de esta moneda es cuando toman las decisiones por ti y las consecuencias te las llevas tú.

Si no lo digo reviento: Entonces.. ¿estábamos en guerra?¿o no?

Si no lo digo reviento: Entonces.. �est�bamos en guerra?�o no?

Sustituirán el totalitarismo de los talibán por el totalitarismo tribalista de los “señores de la guerra” armados por occidente.
De eso va Afganistan. Y para la recolección de votos y editoriales fue la retirada de Irak.

La realpolitik es implacable hasta con los seguidores de Bambi: acaban haciendo lo que más les conviene, no lo que dictan los principios.

El cielo sobre Berlín (el del Reichtag)


Dem Deutschen Volke
Originally uploaded by luisrull.

Muchas Gracias, Virginia. ¡Qué bien lo hemos pasado en Berlín!

La experiencia ha sido irrepetible: una ciudad construida en el aire por el pasado. Y no tiene presente porque cambia cada día: no sólo nuevos edificios, sino nueva gente, nuevos aires llegan cada día para reemplazar el anterior. No es el cosmopolitismo (con toques de artificiosidad de marketing) de mi adorada Londres, sino la sobriedad de los que no quieren decirle a lo demás lo originales que son y que, para dejar de serlo, no les exigen que se conviertan en copias originales…

García Serrano

El de Lawrence no te lo puedo prestar. Lo saqué de la biblioteca. Seguro que la de Carmona lo tiene, es uno fijo. Pero como me han entrado ganas de comprármelo (caprichoso y fetichista que es uno) creo que pronto lo tendré. Igual es una buena excusa para vernos personalmente por primera vez… ummmm esto parece una línea caliente o una agencia matrimonial ¿no? je je

Lo que cuentas de la actualidad no es así. Yo no soy periodista ni pretendo que esto sea la hoja dominical ni el termómetro de los bienpensantes. Como soy muy vulgar, las noticias de los media me afectan y me sugieren ideas. Lo de Lawrence lo tenía pendiente de hace meses, pero se me ocurrió colgarlo. Inicialmente era un pequeño comentario sobre lo interesante que me parecía que la entrada “Guerrillas” de la enciclopedia británica fuera suya. Y acabó derivando en algo de lo que muchos están ahora hablando… cosas de las riadas de información.

El libro del que me hablas me gustó mucho. Me lo regalaron hace tiempo en unas navidades. En filosofía, desde mi punto de vista, no hay garrafa. Estas cosas me gustan tanto y les tengo tanto respeto que no me puedo permitir ese lujo. Y me di cuenta de eso cuando leí el “librito” del mundo de Sofía, al comprender que algunas cosas que me había costado mucho trabajo comprender de algunas corrientes filosóficas, se podía explicar más fácilmente. Otra cosa son los libros de autoayuda…

No pases mucho calor el fin de semana…

Lawrence de arabia y las guerrillas


Lawrence, el gran Lawrence, recreando y adaptando tácticas militares. Pocas veces vemos al personaje como un estratega militar, sopesando bajas y objetivos, efectividad en el golpe y suministros. Pero eso fue. Además de creer en los tipos para los que trabajaba, era un militar inteligente (existen, y muchos, a pesar de esconderse). Y, a pesar de que visto desde la perspectiva de lo políticamente correcto por estos lares, se le ve como un héroe.

Yo devoré su libro (los siete pilares de la sabiduría)y me encantó el sincero acercamiento a otra gente que expresaba. Sentía que era correcto ver a los diferentes como superiores a tí para después encontrar que son iguales. Me convención de ello.

Lawrence siempre fue un soldado británico. Podía creer en lo que escribía. Pudo luchar por “el bien de los árabes”. Pero, como dicen ellos, al final del día, seguía siendo un soldado a las órdenes de su coronel. Pudo sacrificar su conciencia porque su obediencia siempre estuvo allí.

Tuvo mucho que ver con la dinastía de la que hoy hablan todos los que se dedican a esto de lo novedoso. Y la doble moral, el doble rasero para juzgar a los buenos y a los malos, sigue ondeando, aunque sea a media asta, por encima de todos nosotros.

Ni hay nada nuevo bajo el sol, ni todo es tan sencillo como dice el discurso de los periodistas y políticos. Probablemente en eso consisten sus profesiones.

“El esfuerzo de estos años por vivir y vestir como los árabes, e imitar sus fundamentos mentales, me despojó de mi yo inglés, y me permitió observarme y observar a Occidente con otros ojos: todo me lo destruyeron. Y al mismo tiempo no pude meterme sinceramente en la piel de los árabes: todo era pura afectación. Fácilmente puede convertirse uno en infiel, pero difícilmente llega uno a convertirse a otra fe.” (Los siete pilares de la sabiduría)

http://elpalimpsesto.blogspot.com/2005/07/la-paridad.html


En palimpsesto: “No es algo nuevo el hecho de que cada nuevo Gobierno que se constituye o lista electoral que presente a sus candidatos venda la moto de la “paridad”, esto es, tantos niños como niñas. Cada vez entran más mujeres en consejos de ministros, juntas, parlamentos y demás. Pero ¿qué pasa a la hora de la verdad, cuando lo que se cuece es realemente trascendental? Ellas a recoger la mesa y ellos se quedan en la mesa con el orujito “arreglando el mundo”.”

y yo me digo, ¿de verdad hacen las mujeres política de una forma distinta? ¿Crean las mujeres políticas destinadas a la igualdad de las mujeres? ¿Por qué aceptar ese axioma sin comprobar si es cierto? Una amiga se hizo preguntas parecidas y se puso manos a la obra: su tesis están en capilla.