Puestos del mercado de especias junto a la catedral de Granada

El puesto por el que yo pasaba tantas veces en Granada. Miles de aromas al mismo tiempo probaban la capacidad de tu nariz. Era difícil no marearse.

Justo debajo de la torre más bonita del mundo, aquella que, según me dijeron, no dió tiempo a terminar.

Deja un comentario