Lamento el tópico, lamento rendirme ante la actualidad

Pero tengo un ratito antes de que José venga a por mí para ir a Richard’s a comer (por cierto, hoy ha nacido Lucía)

Nuestro Presidente suelta un discurso antes de la aprobación de la ley sobre los matrimonios:

“Hoy la sociedad española da una respuesta a un grupo de personas que durante años han sido humilladas, cuyos derechos han sido ignorados, cuya dignidad ha sido ofendida, su identidad negada y su libertad reprimida.

Hoy la sociedad española

les devuelve el respeto que merecen,

reconoce sus derechos,

restaura su dignidad,

afirma su identidad

y restituye su libertad.”

Para empezar, y para los nuevos, volver a reiterar que me parece bien el cambio del código civil.

Y para terminar, decir que el presi comete dos grandes error, un error provocado por la soberbia de los políticos: identificar sus actos, sus acciones, con la sociedad en su conjunto y creer que puede cambiar lo que no le gusta de un plumazo.

Me explico: los homosexuales van a seguir siendo ofendidos, son su identidad negada y con su libertad reprimida en muchos casos. Su humillación continuará porque hay mucha gente que es homófona. Disculpa, Sr. Presidente, pero eso NO LO PUEDES CAMBIAR TÚ.

La sociedad española

1) No les devuelven el respeto que se merecen. (¿Devolver? ¿No sería mejor otro verbo?)
2) No restaura su dignidad. Los que la tienen han conseguido defenderla con uñas y dientes.
3) No restituye su libertad.

El Congreso les ha dado un derecho (que yo creo legítimo). No ha ordenado un cambio de valores en la sociedad. Hasta ahí no llega el poder del talante. Los políticos son sólo uno tiíllos que hacen leyes. No mucho más.

Mi querido Franky dice que el PSOE no debería haberlo hecho porque es ir contra la mayoría de los españoles. Yo, por mi parte, creo que darles ese derecho a una minoría es algo justo. No creo que un referéndum diera otro resultado, (y mira que hubiera sido una campaña interesante…)

Nota aclaratoria, por sugerencia en www.escolar.net

No estoy diciendo que deba haber un referéndum. De hecho, creo que para darle un derecho justo a una minoría no es necesario un referéndum. Justamente iba por el camino de expresar que esto debería haber sido por una sentencia del constitucional o algo parecido.

Planteado como un derecho constitucional, no hubiera sido necesario cambiar el código civil. Lo que son los derechos de la minorías deben ser consecuencia natural de las leyes fundamentales, no debería crear o modificar leyes Ad hoc.

Pero como el sistema jurídico español es como es, bienvenido sea por la vía del cambio legislativo. Otra cosa es que esto no sea más que una pose “moderna” y el concejal Zerolo acabe siendo otro jugete roto de la comedia política española.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A continuación:

Querido amigo Diego

Querido amigo Diego