House of wax Cuando era pequeño, yo demandaba ...

House of wax
Cuando era pequeño, yo demandaba a mis padres que me dejaran ver la tele hasta tarde, que me dejaran ver las películas de miedo que ponían en una de las dos cadenas que había. Ellos, con su mentalidad comprensiva, me convencían o de que debía levantarme pronto y descansado o bien de que las películas de miedo que ponían no me dejarían dormir. Yo siempre insistía, ya sea por curiosidad o por desmarcarme de mi hermana (que entonces era pequeña, no como ahora).

Un día, con su pedagogía sesentera y la mentalidad pauloviana del ensayo/error, me desafiaron a probar las consecuencias de ver una película de miedo. Y me dejaron ver una película sobre un museo de cera. En ella, el malo hacía figuras de cera con la gente y, en un momento dado, se escondía detrás de una puerta: Creo que tardé años en quitarme el resquemor del miedo a lo que había detrás de la puerta de mi habitación…

Ahora veo que hacen un remake de una película parecida. ¡¡¡¡CON PARIS HILTON!!!! ¡¡¡¡ QUÉ HORROR!!!!!!

También puede ser que la película que ví fuera esta. Pero la que titula este mensaje, la Vincent Price, parece mejor. Y es más probable que Chicho Ibáñez Serrador la programara en aquella época, en la que tenía mucha mano en TVE.

Los crímenes del museo de cera

Deja un comentario