1000 visitas….MUCHAS GRACIAS Ya se han con...

1000 visitas….MUCHAS GRACIAS

Ya se han contabilizado 1.000 visitas a esta bitácora/blog. Muchas gracias a los que habitualmente leen mis comentarios, ya provengan de una búsqueda accidental sobre Redes Sociales o Física de Fluidos, ya sea porque les interesa las cosas que puedo contar. Sólo me queda reclamarles que dediquen de vez en cuando unos segundos a criticar (si es posible, mal) los defectos o malentendidos de mis escritos, que serán muchos. Y ahí va el apunte del día: ¿Cómo se escapa de la xxxxx en la que algunos acaban? La única forma de salir de la presión y la angustia que provocan los ambientes y estructuras en las que algunos amigos me comentan que se encuentran es aceptarla. Dado que, en muchas ocasiones, es imposible romper el muro de silencio, los vacíos creados, los verdades a medias (es decir, las mentiras dobles) y la hipocresía entre compañeros, es comprender y aceptar su existencia, no dejar que su poder destructor, paralizante y persecutorio desactiven ni la actividad ni la comunicación. Siempre que se asuma que se vive una realidad imperfecta, con intereses personales ocultos (en aras de una supuesta “supervivencia”), siempre que veamos el juego en el que un trabajador debe plantear su quehacer diario, podremos desarrollar la tarea encomendada. Invertir tiempo en averiguar las oscuras maniobras, culpabilizar a alguien (compañero o jefe) es perderlo.

Si la persona en cuestión acepta esa realidad, no tiene porqué convertirse en cómplice de ella. Basta con no ejercer de nodo o altavoz de las manipulaciones, de las mentiras, de las conspiraciones. Es difícil, y puede suponer la pérdida del trabajo o trabas en el desempeño del mismo, pero no será a consecuencia de la destrucción psicológica de las estructuras. No sería culpa nuestra, no asumiríamos la humillación, no seríamos cómplices de nuestra propia ejecución/defenestración.

Leí hace poco: la peor consecuencia creerse víctima de otros es que normalmente acaba siéndolo de verdad.

PS: Un beso muy fuerte a mi hermana, que desde el frío de Michigan sigue siendo la más lista, guapa y divertida del mundo.

Deja un comentario