Vicente Amigo Recuerdo algunas tardes de barbaco...

Vicente Amigo
Recuerdo algunas tardes de barbacoa en el patio de la casa de mis amigos mejicanos en Wivenhoe (Essex) … Realmente divertidas. Guillermo y Demian, dos buenos amigos, me invitaban a esas reuniones latinas con cerveza y carne en la barbacoa. Pimientos rellenos de queso, picadillo mejicano, música y diversión. Recuerdo una vez que puse un disco de Mercé con Vicente Amigo, era una rumba que se llama “Te roza y te quema”, que le gustó mucho a Demon. Las pilas alcaninas… el aire que me lleva a tu vera

Te roza y te quema (Rumba)

Pilas alcalinas pa mi corazón cansao
pilas alcalinas, o morirme desolao
o morirme desolao
Pilas alcalinas para la gente perdía
pilas que me dieran un ratito de alegría
Ay, que de alegría

Lleva, me lleva…
me lleva el aire
siempre a tu vera
Eres como la cera
que te roza y te quema, no
tú no me hieras
con lo que te quiero yo

Calle donde el viento
cuando pasa huele a tí
día que no pasa
Ay! que ganas de morir
ay que de morir

Viento que me trae
los aromas de tu cuerpo
viento que me deja
y me pierdo en mi silencio
ay, en mi silencio

Lleva, me lleva…
eres como la cera…

Ellos me enseñaron, sin saberlo, lo poco peculiar que soy. Una mera mezcla de libros, amor fraterno, paterno y materno; Una pizca de giros de mi abuelas, un par de chascarillos de mi abuelo Luis; todo aderezado por los amores de algunas chicas que se dejaron querer. Poco más.
¿Es posible que buscando en mi ADN pudiera encontrar las esencias de Andalucía, España u Occidente? ¿Y qué? Ahora sería mucho más relevante la sonrisa de Eva (la chica que se deja acompañar por mí) o las ideas de Friedkin para explicar qué hago o cómo pienso. Al oír este argumento antiesencialista, un amigo me hizo un reproche: ¡Tú no eres andaluz ni ná! Después de agradecerle que me hubiera quitado el carné de ciudadano del sur de España, le invité al café que estábamos tomando y cambié de tercio a un tema menos controvertido, un tema en el que no pudiera reprocharme pureza, casta o títulos: la belleza de las mujeres. Con decir un par de tópicos sobre si la belleza es natural y artificial, conseguí que se pusiera a relatarme las grandes cualidades de cada una de las mujeres que pasaban a nuestro lado en aquella cafetería… En ese tema es más difícil que me quiten mi derecho a opinar.

Volviendo a la reunión en Wivenhoe (Essex), mi amigo Demián me preguntaba el significado de algunas de las coplillas que cantaban los flamencos. Le había regalado algunos cds de Camarón, Rancapino y Vicente Amigo y no sabía el significado de algunas. Acais, ducás,… no conocía algunas palabras, pero yo tampoco las sabía todas. No obstante me demostró que había entendido los versos mejor que yo. Hay chilangos muy listos.
Me describió su visión de Andalucía, del sur de España, puesto que le había impresionado su visita del año anterior. Y no aparecieron los tópicos que nos regalamos normalmente. No eran los lugares comunes del misterio, del duende, de la pasión de Carmen,… Destacó las sonrisas, el aire, el buen vino, el jamón… No me contó las “esencias”, ni lo excepcional del “carácter andaluz”. Facts, just facts, como dice Arcadi Espada.

Cosas de las Social Networks.

Y me gustó. Me encantaban esas tardes con aquellos amigos.

Deja un comentario